Préstamos personales, el motor del crédito al consumo

Préstamos personales, el motor del crédito al consumo
Al cierre del primer semestre ascendían a $7,557 millones| Archivo

Al cierre del mes de junio de este año, los préstamos personales se han convertido en el motor del crédito al consumo en el Sistema Bancario Nacional (SBN), con  $7,557 millones, lo que representa un aumento de $735 millones  respecto a junio de 2017, cuando se situó en $6,822 millones, de acuerdo con las últimas cifras publicadas por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Este monto representa el 65% del crédito total al consumo, que fue de $11,620 millones y que, además incluye los préstamos para autos y las tarjetas de crédito. 

El crédito al consumo registra un incremento de $986 millones respecto a junio de 2017, cuando sumó $10,633 millones.

Hasta el mes de junio de este año, los créditos para automóvil sumaban un total de $1,746 millones, registrando un incremento de $46 millones respecto a junio del año pasado, cuando llegaron a $1,699 millones, mientras que las tarjetas de crédito se situaron en $2,316 millones, con un crecimiento de $204 millones en el mismo período.

De acuerdo con los banqueros, el incremento en el consumo es cónsono con las necesidades de la población de mejorar su calidad de vida, vivienda, educación y solventar sus necesidades primarias.

Según el analista internacional Ernesto Bazán, el crédito al consumo es positivo, ya que ayuda a muchos asalariados a cumplir con objetivos personales, sobre todo en lo que tiene que ver con compra de artículos y una mejor calidad de vida.

Sin embargo, aseguró que tampoco hay dudas de que siempre ha sido uno de los sectores de mayor riesgo para los bancos, ya que los mismos no cuentan con garantías que los respalden y dependen del “buen nombre” de la persona y son los primeros en sufrir en caso de darse una baja en la economía.

Es una realidad que cuando las personas tienen problemas económicos, lo primero que dejan de pagar son las tarjetas de crédito, los préstamos personales y el auto, pero tratan de mantenerse al día con la hipoteca y los servicios públicos”, precisó.

Según el último informe de Actividad Bancaria publicado por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), el crédito al consumo creció a un ritmo sostenido de 9.3% al comparar junio del presente año con igual período del año anterior, explicado por el crecimiento en los préstamos personales de 10.6%, como también los saldos de tarjeta de crédito con un aumento importante de 9.7% y los créditos de autos, que marcaron un incremento de 2.8% en junio de 2018 respecto al 2017.

El informe de la SBP destaca igualmente que el crédito doméstico al sector privado aumentó en 4.5%, si se compara con similar periodo del año anterior.

Los sectores que impulsan este mayor crecimiento en valor absoluto están asociados a los productos de banca de personas, especialmente en los sectores hipotecario (6.7%) y de préstamos personales (9.3%).

El sector industrial sigue mostrando un incremento en el otorgamiento de crédito en sus distintos subsectores, entre los que destacan: Acero y Materiales de Construcción, Alimentos, Bebidas y Tabaco y la producción y generación de Electricidad.

Ricardo González
gonzalezr68@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias