Principal reto, salir de la lista gris del Gafi

Principal reto, salir de la lista gris del Gafi

Algunas entidades descentralizadas no tuvieron una buena ejecución presupuestaria

uz3ypjei1dcy

Con un crecimiento del 6%, lo que representa seis veces más de lo que crecerán en promedio los países de América Latina,  Panamá consolida su liderazgo en la región, con la buena noticia que al cierre del año la tasa de inflación no superará el 0,2%, la más baja en una década, así resume el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, el desempeño económico del país durante el 2015.

De la Guardia no deja de reconocer que el país enfrenta importantes retos y que un crecimiento económico moderado, en comparación con el registrado en años anteriores, ha impactado de alguna manera tanto la tasa de desempleo como las recaudaciones, aunque se muestra optimista, no solo por el cierre de 2015, sino sobre el 2016, año en que espera que el país crezca entre 6% y 6,5%, pero en esta ocasión  con una inflación del 2%.

En entrevista con Capital Financiero el titular del MEF expresó su plena confianza en que Panamá saldrá este año de  la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) y que la entrada en operación del Canal ampliado potenciará la capacidad de Panamá para atraer más inversión extranjera directa.

Además, espera un incremento de nuevos empleos cuando entren en plena ejecución proyectos como la Línea 2 del Metro, el proyecto de Renovación Urbana de la ciudad de Colón, la ampliación de la carretera Arraiján-Panamá,  el cuarto puente sobre el Canal y otras obras de importancia que se desarrollarán  tanto en la ciudad  capital como en el interior del país.

-¿Cómo evalúa el MEF el desempeño de la economía panameña 2015?

-Hemos tenido un muy buen año. Seguimos proyectando un crecimiento de 6,0% para el año 2015, sin inflación, porque este indicador seguramente va estar por debajo del 0,5%, de hecho, hasta el mes de noviembre no llegaba al 0,2%. Ambas son buenas noticias para Panamá.

Panamá va a liderar él crecimiento económico en América Latina una vez más en el 2015 y también lo va a hacer este año, según las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y Caribe (Cepal) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero con un crecimiento de la inflación muy moderado, seguramente en torno al 2% para el año 2016.

-¿Este crecimiento moderado respecto a años anteriores no muestra un deterioro de la situación económica del país?

-Primero que nada, los crecimientos económicos de entre 10% y 11% que se registraron en algunos años de la última década, eran crecimientos muy relacionados a un aumento importante de la deuda pública, cosa que era insostenible, y segundo, estaban generando un crecimiento importante de los niveles de inflación, de hecho, en algunos momentos se registraron incrementos de 8% o 9% en los precios de los alimentos y otros bienes y servicios, lo que ponía mucha presión sobre los más necesitados.

Es mejor crecer a 6%, 7% y 8% sin inflación, que hacerlo al 10% o 11%,  pero con niveles de inflación de 6%, 7% y 8%, y eso no es lo que queremos, queremos crecer en forma sostenida y saludable que es lo que estamos haciendo en estos momentos.

-Diversos gremios empresariales vincularon en algún momento el crecimiento económico moderado a la baja ejecución presupuestaria. ¿Qué tan cierto es esto y cómo ha evolucionado es ejecución del presupuesto de inversión?

-Vuelvo a insistir. El crecimiento de algunos años de entre 10% y 12%, estaba vinculado al crecimiento de la deuda pública en términos absolutos y en términos relativos, y eso era insostenible. Eso es como la persona que se endeuda para comprar cosas y eso llega un momento en que no se puede sostener. Por ejemplo, se  endeuda para comprar un auto nuevo, para enviar a los hijos de vacaciones o para comprar una segunda vivienda, y la pregunta es si sus ingresos van a soportar el servicio de esa deuda. Era insostenible para Panamá seguir creciendo   los niveles de deuda pública al ritmo en que se estaba haciendo, tenemos que hacer una pausa y volver a incrementar nuestros ingresos para poder enfrentar niveles crecientes de deuda pública.

Sin embargo, la ejecución presupuestaria  es buena, toda vez que alcanza un promedio del 75% en el gobierno central. Pero en el caso de las instituciones que conforman el gabinete social, que son los que más impacto tienen en la calidad de vida de la población, la ejecución está por encima del 85%. Por ejemplo, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) ha ejecutado el 99% de su presupuesto, es decir, $245 millones de un total de $248 millones, nosotros en el MEF hemos ejecutado el 85% del presupuesto de inversión ($231 millones),   el Ministerio de Educación (Meduca) que tenía $194 millones ha ejecutado $187 millones para un 97%, el Ministerio de Gobierno que ha ejecutado el 91% de su presupuesto de inversión, $29 millones de $32 millones, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) tenía $961 millones y ha ejecutado $834 millones para un 87% y el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) ejecutó el 85%.

Sí tengo que reconocer que no hemos tenido tan buena ejecución en algunas entidades descentralizadas, por ejemplo, en el Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) la ejecución del presupuesto de inversión es de 60% y en la Caja de Seguro Social (CSS) la ejecución fue de solo el 45%.

-El año 2015 ha marcado incremento de la tasa total de desempleo a 5,1%. ¿Esta tendencia se mantendrá en 2016 o podrá revertirse con la ejecución de algunos proyectos de inversión licitados recientemente?

-Primero, lo que se mide en todas las economías del mundo es el desempleo abierto y no el desempleo total, porque el desempleo abierto mide a quienes están desempleados y están buscando trabajo y el desempleo total incluye a quienes están buscando trabajo y a quienes no están buscando trabajo, cuando en realidad si usted no está buscando empleo, no está desempleado.

El desempleo abierto en Panamá es de 3,8%. Ha registrado un ligero incremento respecto a septiembre de 2014 cuando era de 3,5%, pero nosotros no estamos preocupados por esa pequeña variación, pues realmente Panamá tiene hoy en día una situación de pleno empleo y la verdad es que quienes están buscando un empleo consiguen empleo. Y yo te voy a dar un ejemplo muy concreto, aquí en el MEF nosotros tenemos 200 vacantes para la Dirección General de Ingresos (DGI) y los auditores comienzan con un salario de $1.500 mensuales y no conseguimos gente para llenar esas vacantes.

Si creemos que una vez que inicien a todo vapor la construcción de proyectos como la Línea 2 del Metro y la renovación urbana de Colón este desempleo va a reducirse, pero sí me preocuparía si comenzamos a ver presiones inflacionarias en la fuerza laboral como en los años 2012 y 2013 cuando los empresarios nos decían que no conseguían mano de obra o que para llenar sus necesidades tenía que robar gente calificada de otras empresas, al punto que hubo profesiones que registraron incrementos salariales de 20% y 30% solamente por moverse de una empresa a la otra, lo que terminó generando presiones inflacionarias, que impactó a los más necesitados. Y recordemos que nuestro objetivo es crecer bien y sin inflación.

-Las finanzas públicas también se vieron afectadas por este crecimiento más moderado que ha caracterizado el 2015. ¿Ha habido alguna mejoría en esta materia?   

-Nosotros estamos muy optimistas porque hasta el mes de noviembre las recaudaciones tributarias estaban $116 millones por encima de las del año pasado, por debajo del presupuesto sí, pero por encima del año pasado.

Durante una buena parte del año 2015 las recaudaciones tributarias estuvieron por debajo de las del año pasado, esa tendencia la hemos revertido y creo que el trabajo de reestructuración que se ha estado haciendo en la DGI ha sido positivo. Hasta el mes de noviembre de 2015 los ingresos tributarios sumaban $4.266 millones y el año anterior fueron de $4.150 millones, pero esperamos cerrar el año con $4.847 millones y creemos que estamos en línea para lograr esa recaudación.

-¿Cómo puede afectar este desempeño de la economía y las finanzas públicas el que Panamá aún esté en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi)?

-En el tema de Gafi yo creo que el Gobierno Nacional ha hecho lo que se tenía que hacer. Hemos trabajado con la empresa privada en la aprobación de cinco leyes para fortalecer nuestra legislación contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Posteriormente trabajamos en la creación de la Intendencia de Sujetos No Financieros y en el segundo semestre del año pasado esfuerzos para  fortalecerla. Además, periódicamente nos reunimos con las tres superintendencias financieras, el Ministerio Público, la Corte Suprema y otros organismos para coordinar acciones de prevención y represión de estos delitos, por lo que nos sentimos optimista en que la próxima revisión que va a hacer de Panamá el Gafi en el mes de enero el informe sobre nuestro país va a ser muy positivo.

Ojalá ese informe esté listo para la plenaria que va a tener Gafi el 15 de febrero en París, porque de ser así estamos seguros que Panamá va a salir de la lista gris, sino está listo para febrero, por la premura del tiempo, entonces el informe se presentará en la siguiente plenaria, en el mes de junio.

-Formar parte de la lista gris de Gafi ha afectado la capacidad de Panamá para atraer inversión extranjera. ¿Esta tendencia se mantendrá en 2016?

-La inversión extranjera ha sido un factor importante en el crecimiento que hoy goza el país, ya que la misma aumentó en 19,5% entre enero y septiembre de este año, sumando un acumulado de $3.783 millones, que representa unos $619 millones adicionales, confirmando así la confianza de los inversionistas en el potencial de Panamá y su seguridad jurídica.

Yo creo que la inversión extranjera va a seguir llegando a Panamá porque nos guste o no  nuestro país tiene una enorme conectividad y eso se va a fortalecer aún más cuando entre en operaciones el Canal ampliado, ya por esta ruta van a pasar mercancías que hasta ahora no lo hacían, como los buques que transportarán el gas natural que se exportará de la costa Este de Estados Unidos (EE.UU.) a Asia o los buques graneleros que por su tamaño hoy no pueden utilizar la vía acuática, lo que seguirá atrayendo a empresas que buscan aprovechar nuestra posición geográfica para desarrollar sus actividades comerciales.

¿Cuáles será los motores de la economía en el 2016, más allá de las proyecciones económicas?

-Nosotros proyectamos un crecimiento de entre 6% y 6,5% para el año 2016, muy en línea con lo estimado por la Cepal y el FMI para el próximo año. En cuanto a los motores de ese crecimiento seguirán siendo el transporte y las telecomunicaciones gracias al Canal de Panamá y su proyecto de ampliación, pensamos que en el sector de energía vamos a ver inversiones importantes como la construcción de dos plantas de generación a base de gas natural en el área de Colón y el inicio de la construcción de Bocas del Toro Energía, que es lo que se conoce como Changuinola II; el sector financiero se está viendo favorecido por la crisis que están experimentando muchos países de América del Sur, ya que históricamente los inversionistas de esa región cuando sus monedas se devalúan utilizan a Panamá como un refugio seguro que ofrece la posibilidad de mantener sus capitales en moneda dura y eso es lo que se ha reflejado con el aumento de los depósitos extranjeros, y finalmente el turismo.

-¿Esto no se traducirá en una mayor inflación?       

-Nosotros estamos proyectando una inflación mayor para el año 2016 que en 2015. Primero porque no vamos a ver mayores reducciones del precio del petróleo el este año y es posible que el ajuste al salario mínimo tenga un impacto en algunos precios. Nuestra proyección es que vamos a tener una inflación de 2% para el año 2016.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL