Principales indicadores económicos siguen creciendo lentamente

Principales indicadores económicos siguen creciendo lentamente
El valor de las construcciones registradas en los principales municipios del país cayó 36.6%| César Iglesias

Sin mayores variaciones, así se puede describir el desempeño de los principales indicadores económicos del país al cierre del tercer trimestre del presente año, toda vez que igual que en los dos trimestres anteriores las actividades vinculadas a nuestra plataforma de servicios internacionales reflejan un crecimiento vigoroso, los sectores vinculados a la demanda interna muestran un crecimiento negativo o en el mejor de lo casos bajo.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraría General de la República, algunas de las cifras más positivas registradas al cierre del tercer trimestre provienen del Canal de Panamá, cuyos ingresos por peaje para enero-septiembre de 2018 presentaron una variación positiva en 9.9% y de estos, los de naves neopanamax en 34.3%, aunque los referidos a naves panamax registraron una disminución de 5.5%.

En todo caso, hubo incremento de las toneladas netas en 8.4% y del volumen de carga en 5.7%, el tránsito de naves aumentó en 1.3%, el de naves de alto calado en 1.1% y de pequeño calado en 2.7%“.

Por su parte, el Sistema Portuario Nacional reportó un aumento de 0.2% en el movimiento de contenedores (TEU’s, medida equivalente a un contenedor de 20 pies), comparado con similar período del año previo. Mientras, el movimiento de carga se redujo en 5.1%, principalmente debido a la caída de 11.4% registrada en la carga a granel y a pesar que la general y la contenerizada se elevaron en 2.5% y 0.3%, respectivamente.

Respecto al valor de las importaciones de bienes, se elevaron 5.2%, sobresaliendo los bienes de consumo con 9.7% (alimentos), bienes intermedios 2.0% (materias primas para la industria y la construcción) y los bienes de capital en 0.8% (equipos). 

Con relación al valor de las exportaciones de bienes, este registró un incremento de 4.8% y los rubros más influyentes fueron: Banano con aumento de 6.2%, piña 0.9%, otros productos del mar 47.2%, azúcar sin refinar 10.8%, harina y aceite de pescado 18.7%, carne de ganado bovino 14.0%, desperdicios y desechos de acero, cobre y aluminio 34.6% y madera con 19.8%.

No obstante, se observaron variaciones negativas en los rubros: Camarón 10.8%, pescado y filete de pescado (fresco, refrigerado y congelado) 5.4%, café 17.5%, ropa 4.8%, pieles y cueros en 60.0%.

Finalmente, el valor de las transacciones comerciales en la Zona Libre de Colón (ZLC) reportó variación positiva en 10.1%, de esta, las importaciones crecieron en 10.7% y las reexportaciones en 9.6%.

Por otro lado, el peso del comercio en la ZLC se redujo en 3.4%, las importaciones en 4.5% y las reexportaciones en 2.2%.

Consumo interno no despega
Por otra parte, el desempeño de las actividades vinculadas al mercado local no han registrado los mismos niveles de crecimiento que los sectores vinculados a la economía global, por ejemplo, la venta de combustible (en miles de galones) para consumo nacional registró variación negativa de 5.5%, caída impulsada principalmente por una disminución en la venta de gasolina de 91 octanos de 8.0%, de 47.9% en la venta de  búnker C y de 3% en el diésel bajo en azufre, sin embargo, se reportaron variaciones positivas en la venta de gasolina de 95 octanos en 6.4% y de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en 2.8%.

El número de automóviles nuevos inscritos en el Registro Único Vehicular descendió en 12.8% y los segmentos que más decrecieron fueron: Automóviles regulares (sedanes) con 20.6%, automóviles de lujo 0.3%, SUV’S (Vehículo Utilitario Deportivo) 8.5%, minivans 18.2%, paneles 21.3%, pick ups 5.4% y camiones 14.9%.

De hecho, sólo una categoría del mercado automotriz registró un desempeño positivo, se trató del segmento de buses, que creció 1.8%.

Por su parte, el sector de la construcción muestra una drástica caída de 39.6% en el valor de las construcciones, adiciones y reparaciones particulares registradas por los principales municipios de la República, lo que afectó tanto a las obras residenciales, que registraron una caída de 42.9% como a las no residenciales que observaron una merma de 34.2%.

A nivel regional, descendieron los distritos de Panamá en 46.1%, Colón 22.9%, David, Santiago, Chitré, Aguadulce y La Chorrera agrupados con 12.6% y Arraiján en 39.2%.

Y si alguien tiene alguna duda sobre el mal momento que atraviesa la construcción, basta señalar que el total de metros cuadrados (m2) de construcción en los principales municipios en la República, disminuyó  49.5%, principalmente, para las obras residenciales con  45.3% y las no residenciales en 57.1%. En realidad, se observaron variaciones negativas en los municipios de Panamá de 58.7%, agrupados los municipios de: David, Chitré, Santiago, Aguadulce y La Chorrera con 35.7% y Arraiján en 33.2%.

La nota positiva la registró el distrito de Colón donde el área de construcción se   incrementó en 24.2%, gracias a la ejecución del Plan de Renovación de la Ciudad de Colón y el desarrollo de varios proyectos de infraestructura privado como la construcción de un nuevo puerto de contenedores en isla Margarita y la planta de generación de energía a base de Gas Natural Licuado (GNL), ambos proyectos adjudicados a empresas chinas.

Respecto al registro de las propiedades no horizontales, estas disminuyeron en 10.4%, mientras las hipotecadas muestran una merma de 12.0%, los traspasos de 7.4% y las creadas de 11.3%. Por su parte, el registro de propiedades horizontales disminuyó 1.8% y de estas, las creadas cayeron un 17.3%; por el contrario, las hipotecadas y traspasos crecieron  9.8% y 7.8%, respectivamente.

Actividades financieras
El volumen negociado en el mercado accionario en la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) aumentó en 59.6%; mientras que, por el contrario, el número de acciones disminuyó en 37.3%. El mercado primario creció en 21.3% y el secundario en 11.2%; sin embargo, el de recompras se redujo en 10.0%.

En definitiva, el índice calculado de la BVP presentó incremento de 6.0%.

Por otra parte, el valor de las primas suscritas aumentó en 4.9%, los ramos más representativos fueron: Vida individual 3.2%, Accidentes personales 12.1%, Salud 9.0%, Colectivo de vida 2.8%, Automóviles 10.3%, Ramos Técnicos 6.6% y otras primas en 6.1%. Los siniestros se elevaron un 5.4%.

El número de sociedades anónimas registradas se redujo en 25.5%, de estas, las sociedades anónimas registraron variación negativa de 26.2%, sin embargo, crecieron las sociedades comunes en 10.9% y las más sobresalientes fueron las personerías jurídicas que registraron un incremento de 16.7%.

Actividades de esparcimiento
Los ingresos por apuestas brutas (incluye premios pagados) descendieron en 3.3%, principalmente debido a una merma en las apuestas registradas en las mesas de juego de 29.3%, en el hipódromo de 4.4% y de 0.9% en las máquinas tragamonedas tipo “A” sin embargo, se reportaron variaciones positivas de 28.4% en las salas de bingo.

Los ingresos por apuestas netas (excluye premios) descendieron en 1.8%, principalmente, las mesas de juego en 25.7%, hipódromo 6.7% y salas de apuestas de eventos deportivos en 0.1%; por el contrario, se reportó variación positiva en las salas de bingo de 24.4% y máquinas tragamonedas tipo “A” con 1.6%

Mercado laboral
Como es lógico, el pobre desempeño de las actividades económicas vinculadas a la demanda interna se ha reflejado negativamente en el mercado laboral. De hecho, los contratos de trabajo registrados en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) de enero a septiembre del presente año se redujeron en 3.5%, un desempeño negativo que se vio impulsado por una caía de 7.3% en el registro de nuevos contratos en la Sede Central de ese ministerio, a pesar que en las sedes regionales se incrementaron un 3.0%.

Reacciones
Para Severo Sousa, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), destacó que esa organización empresarial ha hecho algunas recomendaciones a este respecto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) sin mayores resultados, pero aclaró que lo más importante para reactivar la economía es que el Ejecutivo cancele la deuda que actualmente mantiene con las empresas que proveen bienes y servicios al Estado.

Destacó que esta deuda supera los $1,000 millones y que tiene un impacto multiplicador en la economía porque las empresas que no ha podido cobrar los bienes y servicios suministrados al Estado tampoco pueden cumplir con los pagos a sus proveedores o se han visto obligadas a hacer ajustes de personal, lo que tiende agravar la desaceleración económica que experimenta el país, por lo que el pago a proveedores estatales es la primera medida para reactivar la actividad comercial en el mercado interno.

Sin embargo, para el ex presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Héctor Cotes, lo importante es que a pesar del lento desempeño que ha registrado la economía este año, todo indica que el próximo año 2019 va a ser mejor para el país, especialmente el segundo semestre toda vez que en años de elecciones muchas inversiones del sector privado se detienen hasta conocer los resultados de los comicios, pero luego se reactivan generando un crecimiento positivo.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias