Prioridades

Prioridades

Realmente es sorprendente la atención que los medios de comunicación social, especialmente los televisivos, le dieron al desafortunado intercambio de mensajes vía Twitter entre el jóven Osmar Nuñez y el presidente de la República Ricardo Martinelli.

Nuñez envió un mensaje a Martinelli expresando algunas críticas a su gestión de manera altamente grosera, mientras el mandatario constestó a los cuestionamiento llamando HP a su interlocutor, siglas que luego aseguró que sólo significaban Harry Potter. Para mí ambas posturas son criticables, pero de ninguna manera tienen la importancia que le han dado algunos medios de comunicación ya que nuestro país tiene problemas más serios que merecen la atención de todos los ciudadanos y de nuestros gobernantes; por ejemplo, la canasta básica familiar no deja de aumentar, la calidad de la educación se sigue deteriorando y la actual administración ha aumentado significativamente la deuda pública bajo la premisa que el país está creciendo a niveles nunca antes vistos y que esta tendencia se mantendrá en los próximos años gracias a la ampliación del Canal.

La lista de problemas es interminable, y en ella pueden figurar además el impacto negativo que ha tenido para los consumidores la reglamentación que obliga a vender el pan por peso, la polémica que rodea el proyecto de la Cinta Costera III debido al peligro que representa para el carácter de Patrimonio Mundial de la Humanidad del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá y el temor de los microempresarios a que el uso de equipos fiscales impuesto por el Ministerio de Economía y Finanzas los obligue a cerrar sus empresas o irse a la informalidad. Todo ello sin mencionar la caída drástica experimentada por el valor de las exportaciones agropecuarias locales al mercado internacional.

Aunque también existen hechos positivos importantes que pudieron haber tenido más protagonismo, como la reducción de la tasa de desempleo y la mejora de la perspectiva del Grado de Inversión de Panamá  que dio Standard & Poors.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa

Editor

 

 

Ante este panorama, creo que el tiempo que se dedicó a la polémica entre Nuñez y Martinelli fue exagerado e innecesario, toda vez que ese hecho no tiene la menor importancia. Entiendo que algunos medios de comunicación, especialmente los televisivos, tenían que registrar el hecho, pero no tenían porque darle un trato  sensacionalista ya que eso no aporta nada a la solución de los problemas que enfrenta los panameños y más bien nos empobrece culturalmente. Lo peor es que después esos mismos medios son los primeros en criticar cuando aquí arde Troya.

Más informaciones

Comente la noticia