Productores chiricanos optan por otros escenarios para buscar solución al agro

Productores chiricanos optan por otros escenarios para buscar solución al agro
En 2012 un grupo de productores convocó el Frente Pro Rescate del Agro. | Cortesía

Los productores chiricanos siguen buscando escenarios para exponer la situación del agro y solicitar que se busque una solución a los problemas de la actividad agropecuaria.

Ellos se cansaron de ir a buscar apoyo ante las entidades gubernamentales, especialmente ante el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), porque sienten que no están haciendo nada por el agro y las medidas que éstas están tomando, están obligando al productor a desaparecer.

Ahora los productores apelan a los diputados que conforman la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional para presentar sus reclamos y decirles que no se necesitan más leyes para el sector agropecuario, sino que se cumplan con las que ya existen.

En una reunión realizada por la Comisión de Asuntos Agropecuarios en la provincia de Chiriquí y a la que fueron invitados los productores de esa provincia, los agricultores pusieron una vez más las cartas sobre la mesa.

Una de ellas es que la Asamblea Nacional juegue un rol no solo de aprobar leyes sino de exigir al Órgano Ejecutivo que las cumplan, que eliminen la ley que crea la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) y que la Asamblea se empodere como un órgano de peso y contrapeso.

Mientras los productores casi al unísono hacen estas tres peticiones, cada uno se levanta y habla sobre la situación que en este momento está viviendo el rubro que representa.

“Somos el sector de las lamentaciones”, admite uno de los productores, y agrega que esto ha llegado al punto que sus hijos no tienen ganas de seguir con la actividad agropecuaria, peligrando el relevo generacional para seguir produciendo.

Los cebolleros aseguran que 15 mil quintales de cebolla están guardadas en depósitos porque no hay espacio para venderlas en el mercado local.

En junio la cadena agroalimentaria llegó al consenso que en agosto se iba a importar 30 mil quintales de cebolla, y 30 mil quintales en septiembre. Pero lo que los productores desconocían era que luego de eso, se debía seguir un trámite para que se concretara esa importación.

La demora en ese trámite, dice Augusto Jiménez presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, permitió que siguiera entrando cebolla de países como Holanda y la cifra ya no era 60 mil quintales sino mucho más.

Jiménez insiste que las autoridades gubernamentales solo se dedican a defender los productos de afuera, lo que ha traído como consecuencia que el país haya perdido autosuficiencia alimentaria por el descontrol en el ingreso de las importaciones.

Los arroceros viven una historia similar a la de los cebolleros.

Las importaciones los están afectando, y han tenido que pasar de las protestas a las acciones legales, para encontrar respuestas sobre el arroz que se ha traído de Guyana, por ejemplo, incumpliendo lo acordado en la cadena agroalimentaria.

Nodier Díaz, quien es secretario de la Federación de Arroceros y Granos de Panamá, dice que al no tener una respuesta de las autoridades sobre estas importaciones se cuestiona ¿qué se está escondiendo?

A los del sector agrícola se les une los del sector pecuario, a quienes también les preocupa la importación de animales que según los ganaderos ponen en riesgo la salud animal al ingresar especímenes de otros países con enfermedades bovinas.

Patricio Pittí, quien es vicepresidente de la junta directiva de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), expresa que esto se está tratando con paños tibios y es momento de tomarlo en serio y no a la ligera.

Pittí agrega que con la entrada en funcionamiento del Sistema Penal Acusatorio, el hurto pecuario queda impune y urge legislar sobre este tema para que no haya cabida a la negociación con el que está robando.

Queremos que la negociación de penas sea eliminada en el hurto pecuario”.

Patricio Pittí

Y así uno a uno expone la situación de la actividad en la que está, y les exigen a los diputados no limitarse a hacer leyes, porque ya hay muchas.

“Necesitamos que ustedes que tienen el poder de fiscalización lo ejecuten”, una función que los productores afirman que se ha visto en contadas ocasiones dentro de la Asamblea Nacional.

“De nada sirve modificar o hacer leyes sino se van a cumplir. Es labor del Órgano Legislativo pedir cuentas al Ejecutivo. Pensarán que al hacerlo se pegan un tiro al pie, pero es su deber. Eso es lo que necesitamos en Panamá y no que piensen en la reelección”, reiteran.

Llegado el turno de los diputados, Blanca Gómez quien es asesora de la comisión quiso dejar claro unos puntos.

Nosotros hacemos hasta donde nos permite la ley”.

Blanca Gómez 

Ella reconoce que la labor de la comisión no ha sido fácil, pero expresa que todos están alineados con el sector agropecuario.

Y el escenario para los productores no seguirá siendo fácil. Gómez afirma que ya hay algunos rubros que están a punto de desaparecer, y el sector porcino ya está a las puertas de darse un cero arancel para el cerdo que comienza a aplicarse en 2018.

Además dentro de 8 años empieza a darse otras desgravaciones que afectará a otros rubros. Viendo este escenario futuro Gómez piensa que el único espacio donde se podía plantear el tema y tomar decisiones muy serias como país era en la Asamblea Nacional.

“Necesitábamos que ustedes tuvieran esa garantía, estabilidad y seguridad de que podían seguir produciendo más allá de cuando empiece a regir el arancel cero”, expresa Gómez.

Sin embargo, les reitera a los productores que esto es una pelea contra corrientes, que no es fácil.

Aun así la asesora de la Comisión de Asuntos Agropecuarios afirma que se han elaborado 23 anteproyectos de ley, de los cuales 21 fueron prohijados por la comisión, y de estos, 11 llegaron a tercer debate del pleno de la Asamblea.

“Esto no fue sencillo. Hubo que hacer mucho consenso dentro de todas las bancadas”, subraya.
Al final 4 han sido sancionados por el Ejecutivo, y de esos 2 eran vitales: el de las cadenas agroalimentarias y el que regula los contingentes por desabastecimiento.

Con respecto al primero, éste aún falta reglamentarse. Y con relación al segundo, éste deja bien claro que no puede entrar ningún rubro sensitivo de cadena 2 meses antes y 2 meses después de la cosecha.

Por eso Gómez pide a los productores que también se empoderen y hagan su parte solicitando que se reglamente estas leyes.

Con este panorama tanto los productores como los diputados esperan hacer su parte para salvar a la actividad agropecuaria.

Los productores lo vienen haciendo desde 2012 en que conformaron el Frente Pro Rescate del Agro, pero sienten que en esta pelea han perdido varios asaltos.

Sin embargo, aún tienen una última esperanza de que esta termine en “knockout” a favor de la producción agropecuaria panameña.

Nota relacionada: ¿Cómo ser exitoso en el sector agrícola en tiempos difíciles? 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL