Productores de esquisto tardarán en reabrir el grifo

Productores de esquisto tardarán en reabrir el grifo

Muchas empresas independientes carecen de los recursos financieros

web34

Los bancos europeos afrontan todo tipo de presiones sobre sus ganancias: Desde una escasa inversión bancaria a créditos a compañías energéticas o pérdida de rentabilidad en los mercados emergentes.

Pero, a juzgar por algunos de sus libros de contabilidad, los mayores problemas de las entidades están en otra parte, concretamente en algo llamado centro corporativo.

Estados Unidos (EE.UU.) estaba, supuestamente, destinado a sustituir a Arabia Saudita como el productor de petróleo que podía abrir y cerrar el grifo para estabilizar los precios, dependiendo de las condiciones del mercado, gracias a la abundancia de sus yacimientos de esquisto.

No obstante, en momentos en que los precios del crudo muestran signos de estabilización, los productores estadounidenses y las compañías de servicios petrolíferos advierten que tal vez no puedan reanudar en forma expedita sus perforaciones.

La razón es que muchas empresas independientes carecen de los recursos financieros, han despedido a demasiados trabajadores o tienen muchos equipos ociosos como para empezar a perforar de inmediato.

Las finanzas de los productores que se dedican exclusivamente al esquisto se tienen que reparar para que puedan volver a perforar, dice John Hess, presidente ejecutivo de Hess Corp. Eso va a frenar cualquier recuperación.

Así como la producción estadounidense cayó más lentamente de lo previsto, pese a que el precio del crudo pasó de unos $100,00 el barril en 2014 a $30,00 el barril, también es probable que la recuperación sea más lenta, aunque la cotización alcance a alrededor de $50,00 el barril o más, vaticinan analistas y ejecutivos del sector.

Más de tres decenas de productores estadounidenses de petróleo y gas de esquisto planean reducir a casi la mitad, en promedio, sus gastos de capital en 2016, respecto del nivel del año pasado, según un análisis de los documentos que las compañías envían a los reguladores.

En los últimos 12 meses, algunas de las empresas de servicios petrolíferos de mayor envergadura en EE.UU. han despedido a cerca de 110.000 personas, según las estimaciones de Evercore ISI, y muchos de esos empleados no contemplan regresar al sector. En tanto, cerca de 60% de los equipos de fracturación hidráulica en EE.UU. han quedado sin uso debido al bajón del sector, según la consultora IHS Energy, que estima que el retorno a la actividad de parte de estos demoraría dos meses.

No está claro que los precios del petróleo seguirán en alza. El contrato de referencia global, el Brent, cayó 2%, a $38,74 el barril, ante los problemas de miembros clave de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) para alcanzar un acuerdo para congelar los niveles de producción.

De todos modos, aunque los precios retomen los niveles que les permitan operar en forma rentable, muchas empresas prometen ser precavidas. Algunas aprendieron la lección del segundo trimestre del año pasado, cuando empezaron a perforar nuevos pozos casi de inmediato después de que los precios llegaron a $60,00 el barril, lo que agravó el exceso de suministro en el mercado y la cotización se volvió a derrumbar.

Dudo que veamos mucha aceleración a $40,00 el barril, señaló la semana pasada en una conferencia Taylor Reid, presidente y director de operaciones de Oasis Petroleum Inc.

Un motivo por el cual la producción siguió siendo robusta el año pasado fue el abaratamiento de la perforación y la fracturación hidráulica. Los productores se apoyaron en las firmas de servicios para reducir costos y ciertos pozos siguieron siendo rentables pese a la caída de los precios. Ahora, sin embargo, muchas empresas dicen que han recortado todo lo que pueden.

En la cuenca de esquisto de Bakken, el crudo de referencia en EE.UU., el petróleo intermedio de Texas (WTI, por sus siglas en inglés), tiene que superar los $60,00 el barril durante al menos tres meses antes de que la región empiece a ver un alza importante de la actividad de perforación, dijo Lynn Helms, director del Departamento de Recursos Minerales de Dakota del Sur. Si estás en una dieta estricta durante un largo período de tiempo, subir de peso demora un poco, comentó el viernes ante un grupo de periodistas.

Alison Sider, Chester Dawson y Erin Ailworth 
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia