Progreso en conversaciones con Irán preocupa a comerciantes de petróleo

Los rumores de que ha habido progreso en las negociaciones nucleares entre Irán y las potencias mundiales han puesto nerviosos a los comerciantes de petróleo.

ESTADOS UNIDOS E IRÁN EN ETAPA DECISIVA

Al haber grandes cantidades de petróleo iraní ya almacenado, una inyección de cientos de miles de barriles diarios en el mercado del petróleo, que ya tiene dificultades con un exceso de crudo, podría reducir más los precios.

La perspectiva de una oleada de exportaciones de crudo iraní ya ha golpeado al Brent que se comercializa internacionalmente: Después de alcanzar un precio de $60,00 por barril el mes pasado, ahora se encuentra alrededor de $55,00 por barril.

No hay nada que no se pueda resolver, dice Hassan Rouhani, presidente de Irán, según la agencia estatal de noticias iraní.

Pero a medida que los negociadores de Irán y Estados Unidos (EE.UU.), Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania el llamado grupo P5+1 persisten las dudas en cuanto a lo que un acuerdo, total o parcial, podría significar para el mercado del petróleo.

Las sanciones impuestas por Occidente y destinadas a frenar las actividades nucleares de Teherán han reducido la producción de crudo a alrededor de 2,8 millones de barriles diarios, de los 3,6 millones de barriles diarios que se producían a finales de 2011. Después que la inversión extranjera abandonó el país, muchos de sus campos petrolíferos, que poseen el 10% de las reservas mundiales de crudo, han sido cerrados, mientras que otros están funcionando a menor capacidad.

Las exportaciones del productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleos (Opep) se sitúan en alrededor de 1,1 millones de barriles diarios, la mitad de su nivel previo a las sanciones. Aparte de un pequeño grupo de países a los que Irán les puede vender crudo con descuento, las restricciones en los envíos, seguros, la infraestructura, la banca, la repatriación de fondos y otros aspectos del comercio del petróleo han obstaculizado las ventas al exterior y han presionado severamente la economía.

Es difícil determinar el grado de avance. Pero Richard Mallinson, analista geopolítico de la consultoría Energy Aspects, dice que Irán y el P5+1 están cerca de solucionar dos puntos: la duración de cualquier acuerdo y la capacidad de enriquecimiento.

Aunque Irán quiere un levantamiento inmediato, el grupo P5+1 está esperando un levantamiento gradual de la compleja madeja de sanciones durante varios años, que depende de que Teherán cumpla los términos de cualquier acuerdo.

El presidente Barack Obama puede hacer suspensiones temporales, pero sólo el Congreso puede levantarlas de forma permanente. El Ayatolá Ali Jamenei, líder supremo de Irán, también podría rechazar cualquier proyecto de acuerdo.

No es sólo el señor Rouhani quien está optimista.

En caso de que se levanten las sanciones internacionales contra Irán, se agregarán 1 millón de barriles diarios a la producción y a las exportaciones de petróleo crudo del país en varios meses, dijo la semana pasada Bijan Zanganeh, ministro del petróleo de Irán.

Irán ya está haciendo maniobras para recuperar su cuota perdida del mercado asiático y está en contacto con refinerías europeas en cuanto a ventas de crudo, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

La Agencia Internacional de Energía dijo en su pronóstico de cinco años que Irán puede estar en condiciones de aumentar la producción y las exportaciones rápidamente si se llega a un acuerdo.

Aunque Irán es capaz de acelerar la producción y las exportaciones en alrededor de 800.000 barriles diarios en un período de 6 a 12 meses posterior a que se levanten las sanciones, es poco probable que alcance los niveles previos a las sanciones, dice Robin Mills de Manaar Energy Consulting.

Anjli Raval
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL