Promueven financiamiento al crecimiento verde

Promueven financiamiento al crecimiento verde

Concept of money tree growing from money

Como parte de un esfuerzo global para acelerar el financiamiento de proyectos de crecimiento verde en economías emergentes, el Instituto Global de Crecimiento Verde (Gggi, por sus siglas en inglés), una organización intergubernamental que apoya el crecimiento económico sólido, inclusivo y sostenible en países en desarrollo, anunció el lanzamiento de la Asociación Inclusiva de Crecimiento Verde (Inclusive Green Growth Partnership), una nueva colaboración con bancos multilaterales de desarrollo y comisiones regionales económicas y sociales de las Naciones Unidas (ONU), entre ellas la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La Asociación Inclusiva de Crecimiento Verde, anunciada en la 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (Cmnucc), utilizará la experiencia técnica del Gggi para ayudar a bancos multilaterales de desarrollo y fondos a identificar las oportunidades de crecimiento verde e inversiones que promuevan la inclusión, la prosperidad compartida y el crecimiento equitativo que genera empleo y aumenta las ganancias de las personas más pobres del mundo.

A través de esta asociación, el Gggi aumentará también las oportunidades para la inversión global verde y el financiamiento trabajando de cerca con las economías emergentes y los países menos desarrollados para construir capacidad para desarrollar proyectos de capital verde, apoyar los esfuerzos para promover la disposición al financiamiento para el clima y preparar proyectos de inversión verde que atraigan capital privado.

Construir la capacidad financiera y técnica crítica de los países en desarrollo y menos desarrollados ha sido durante mucho tiempo un desafío del proceso de acción climática y es un tema clave que esta Asociación Inclusiva de Crecimiento Verde busca abordar, dijo Susilo Bambang Yudhoyono, presidente de la Asamblea del Instituto Global de Crecimiento Verde y ex presidente de la República de Indonesia.

Los países en desarrollo de todo el mundo dependen del financiamiento de las instituciones multilaterales de desarrollo para perseguir sus ambiciones de un crecimiento económico robusto e inclusivo con mínimo impacto sobre el medio ambiente, dijo Yvo de Boer, Director General del Gggi y ex Secretario Ejecutivo de la Cmnucc.

Esta asociación elevará las capacidades técnicas de estas economías emergentes, reducirá las barreras para la inversión verde crítica y mejorará la vida de millones de las personas más marginadas del mundo.

Junto al Gggi, los miembros fundadores de la Asociación Inclusiva de Crecimiento Verde son el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), el Banco Africano de Desarrollo (Bafd) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como la Cepal, la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (Cespap), la Comisión Económica para África (Cepa) y la Comisión Económica y Social para Asia Occidental (Cespao).

Los marcos de crecimiento verde necesitan adaptarse al mundo después de la adopción de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y la COP21.

Explotando las sinergias e integrando el crecimiento económico, la
protección social y los objetivos del clima bajo los INDCs (Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional, por sus siglas en inglés) y la adaptación al clima, la política nacional de crecimiento verde tendrá un mayor compromiso para maximizar sus resultados para la sostenibilidad climática y el bienestar de la población, dijo el secretario general de la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de las Naciones Unidas, Shamshad Akhtar.

Con la fuerza del Gggi puesta en entender las prioridades de crecimiento verde de los países, los asuntos financieros y la aceptación bancaria de proyectos por parte de los bancos multilaterales de desarrollo y otras instituciones financieras, combinadas con la fuerza de las comisiones de la ONU para colaborar en el diálogo político, la Asociación también buscará abordar las barreras políticas al crecimiento verde y promover la inclusión social a nivel del país, mientras aumenta
significativamente el impacto de los proyectos verdes -como las ciudades verdes, agua, energía y uso del suelo- de manera complementaria y coordinada.

Hoy más que nunca somos conscientes  que la gobernanza ambiental no es un lujo, sino una condición necesaria para el desarrollo y la supervivencia planetaria. No es sólo una cuestión de equidad inter-generacional, sino de cambio de paradigma de desarrollo a uno que esté guiado por las prioridades integradas de erradicación de la pobreza y reducción de la desigualdad y de desarrollo sostenible. Esta transformación de la relación entre desarrollo económico y social y el medio ambiente no puede esperar más, dijo Joseluis Samaniego, director de la división de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Cepal.

Fuente: Cepal.

Más informaciones

Comente la noticia