Promueven uso de calentadores solares de agua en Panamá

Promueven uso de calentadores solares de agua en Panamá
La meta del proyecto es reducir alrededor de 100,000 toneladas de CO2.| Archivo CF

El proyecto de desarrollo del mercado de calentadores solares de agua en Panamá, que inició en julio del 2018 y que lidera el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente) y la Secretaría Nacional de Energía, se encuentra en la etapa de análisis de las necesidades.

Además, con las conferencias Café Solar se promueven los beneficios de la tecnología solar térmica y en la primera jornada que se realizó el 25 de octubre, el CEO de Chromagen de España y gerente para América Latina, Antonio Reina Cano, mostró los 60 años de experiencia que tiene la compañía y que la energía solar térmica tiene enorme posibilidades.

Añadió que han fabricado soluciones de energía solar térmica para un conjunto de compañías, entre ellas: Coca Cola y en Panamá para la Ciudad Hospitalaria.

La empresa es pionera en el aprovechamiento de la energía solar para el calentamiento del agua en aplicaciones residenciales, comerciales e industriales. El portafolio de soluciones de Chromagen está disponible en Panamá de la mano del distribuidor NeoDigital Inc.

Los Café Solar continuarán realizándose dijo la gerente del Proyecto de desarrollo de calentadores de agua de ONU Medio Ambiente, Rosilena Lindo, quien añadió que actualmente realizan un análisis para conocer las necesidades del mercado y junto a Banco General (BG) abordan el mecanismo de financiamiento que consiste en una línea de crédito de hasta $3.1 millones para las empresas y particulares interesados que invertir en los calentadores solares de agua.

Otro mecanismo de financiamiento que  podrán acceder a mediano plazo los empresarios privados, es un fondo que se encuentra en la etapa de diseño con la Secretaria Nacional de Energía.

La gerente del proyecto señaló que ONU Medio Ambiente aporta $10 millones para la reglamentación de la tecnología y ejecución del plan de acción que poco a poco desplace el uso de combustibles fósiles en calentar el agua.

Lindo manifestó que ONU Medio Ambiente llevará a cabo una licitación abierta a nivel global para que todas las empresas interesadas oferten el desarrollo de sus respectivas tecnologías, ajustadas a los criterios, requerimientos asociados con el clima de Panamá y calidad de los colectores solares de agua que se desean tener.

El proyecto dotará de calentadores solares de agua, 100% donados, a siete hospitales públicos del país: Edificio de maternidad del  Hospital Santo Tomás, Hospital San Miguel Arcángel (San Miguelito) Nicolás Solano de La Chorrera, Anita Moreno en Los Santos, Cecilio Castillero y Minsa-Capsi de Chitré (Herrera) y  el Hospital José Domingo de Obaldía en Chiriquí.

Además, Lindo manifestó que colaboran con el asilo de ancianos Los Años Dorados, con el Centro de Educación Infantil de Pedregal y con Panamá La Viaja, con el objetivo de demostrar que la tecnología funciona en diferentes sectores.

La meta del proyecto, que tiene dos años y medios de duración, es reducir alrededor de 100,000 toneladas de CO2 y construir 16,600 metros cuadrados (m2) de tecnología solar térmica que representa un ahorro estimado en más de $15 millones anuales y dejar de utilizar tres termo eléctricas como la que existe en La Chorrera.

“No nos damos cuenta cómo las decisiones individuales inciden en la calidad de nuestro ambiente y es por ello que estamos teniendo estos conversatorios para explicar cómo funciona la tecnología, su instalación y cuáles son sus costos para motivar a los representantes del sector privado y público en general a que miren otras oportunidades para ahorrar dinero y cuidar el planeta”, destacó Lindo.

Respecto a por qué Latinoamérica está rezagada en el uso de la tecnología en comparación con otras partes del mundo, Lindo indicó que según el informe Solar Heat Worldwide 2017 (IEA, 2017), la energía solar térmica total instalada en todo el mundo en 2015 suma 376 TWh (652 millones de m2) comparado de 51 Twh (89 millones de m2) en el año 2000.

Añadió que la capacidad total instalada a nivel mundial y en operación es equivalente al contenido de energía de 221 millones de barriles de petróleo anuales (REN 21, 2017).

El 94% del área instalada está dedicada a la generación de agua caliente sanitaria, siendo el 68% provista por sistemas compactos unifamiliares termosifónicos.

Pero en Latinoamérica por su clima se comporta diferente al tener menos necesidades de agua caliente que el resto del mundo.

En la región hay dos de los 10 mercados solares térmicos más grandes del mundo: Brasil y México. El resto está 10 veces debajo de ellos.

Analizando el área instalada en relación a la población, el tema es otro. Barbados lidera el ranking mundial con casi 0.7 m2 per cápita y el resto de los países de América Latina está por debajo de 0.1 m2 per cápita.

“Aunque contamos con la Ley 37 que promueve el uso de la tecnología solar, el mercado panameño se ha movido más rápido a la generación de electricidad por medio de paneles solares, que al uso de la energía solar para proceso de calentamiento, lo cual es totalmente entendible por que la mayor cantidad de consumo de energía en Panamá está asociada al transporte y electricidad.

Aunque el agua caliente juega un rol importante mayormente en la industria y el sector hotelero, concluyó Lindo.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias