Propiedades exclusivas regresa a Los Cabos

Propiedades exclusivas regresa a Los Cabos

cabos

Jonathon Fischer, de 52 años, y su esposa Christine Avanti-Fischer, de 44 años, han tenido propiedades en Miami, Los Ángeles, Nueva York y la región de Muskoka, Canadá. Su última adquisición ha sido en el lugar donde pueden vacacionar con estilo y donde esperan ver el retorno de su inversión: Los Cabos, México.

En mayo pasado, el matrimonio compró una casa de cuatro dormitorios y más o menos 370 metros cuadrados en el complejo Villas del Mar por $1,85 millones. La pareja está ahora gastando entre $1,5 millones y $2 millones más para añadir otros 92 metros cuadrados a la propiedad y renovar cada centímetro cuadrado para modernizarlo, dijo Fischer, un inversionista de capital de riesgo.

Lo que nos intrigaba sobre la península era esta concentración de muy bonitos resorts y hoteles y una sorprendente cantidad de actividades en un área pequeña, dijo Fischer. Creada hace 20 años, Villas del Mar cuenta con campo de golf, 25 kilómetros de senderos para caminar y administradores de propiedades que pagan las facturas de los propietarios y hacen las compras de comestibles por ellos.

Luego de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos (EE.UU.) y de los reportes periodísticos sobre el crimen en México, las transacciones en Los Cabos se congelaron, los precios cayeron y la construcción se detuvo. Las inmobiliarias huyeron del mercado por completo. En septiembre pasado el huracán Odile obligó a los hoteles de lujo de la zona a permanecer cerrados durante la mayor parte de la temporada turística.

Hoy, sin embargo, la recuperación de los precios de las casas de lujo en EE.UU. particularmente en California está impulsando la recuperación post-huracán de Los Cabos. El cambio de gobierno mexicano y la posterior reducción de homicidios relacionados con las drogas ayudaron a disminuir los temores sobre la violencia en México en general. Los Cabos se han mantenido como un área relativamente segura y de baja delincuencia.

Los desarrolladores de algunos de los complejos más lujosos del mundo están llegando a la zona, y proyectos de resorts que estaban parados desde hace años se hallan de nuevo en construcción. Las ventas reportadas a múltiples servicios de oferta de propiedades aumentaron 18% en 2014 en comparación con el año anterior a pesar del huracán, dijo Carol Billups, propietaria de Cape Realty Pros.

Los Cabos, también conocido como simplemente Cabo en EE.UU., se encuentra en el extremo sur de la península de Baja California, México. Se compone de dos localidades: Cabo San Lucas hacia el Oeste y San José del Cabo al Este. En el corredor de 32 kilómetros entre ambos poblados se encuentran la mayoría de las playas, centros turísticos y desarrollos residenciales exclusivos. Hasta la década de 1980, se trataba de una zona mayormente desértica salpicada por algunos pueblitos de pescadores. En esa época, la pesca deportiva, el golf y la posibilidad de tomar sol casi todo el año atrajeron a visitantes estadounidenses y canadienses, que contribuyeron con la puesta en marcha de la actual economía orientada al turismo.

Los precios de propiedades del segmento más alto rondan entre $1.300 y $1.400 el pie cuadrado (un pie cuadrado equivale a 0.09290304 metros cuadrados), alrededor de 30% y 40% más que durante los años del derrumbe, 2009 y 2010, dijo Chris Snell, un veterano agente de bienes raíces en la zona. Estas cifras incluyen los costos principales del terreno y la construcción de un espacio de aire acondicionado (excluyendo terrazas y patios). Durante los años de apogeo 2004-2007, los precios de gama alta estaban unos $100 más caros el pie cuadrado, dijo Snell.

Billups dijo que antes de la crisis, el precio promedio de una propiedad era $2 millones, pero que la caída de las ventas fue tan grande que ella debió reorientar su compañía a la venta de propiedades de entre $300.000 y $500.00 para jubilados. Este año, dijo Billups, va a volver a apuntar al segmento de turismo de lujo. Christies International Real Estate, que hace cinco años canceló su relación con una afiliada de Christies en Los Cabos, está buscando un nuevo socio en la zona, dijo el vicepresidente sénior de la firma, Zackary Wright.

Ohana Real Estate Investors, el grupo detrás de Hanalei Plantation Resort en Hawai y de Montage Beverly Hills, comenzó a vender propiedades en su nuevo resort, Maravilla, el año pasado. El resort cuenta con atracciones familiares como un muro de escalada de dos pisos de alto, un campo de golf de 18 hoyos y un centro de actividades infantiles que incluirá clases sobre el hábitat y la historia local. Los lotes vacíos frente al mar cuestan entre $5 millones y $10 millones. Los condominios y las viviendas unifamiliaresla primera de las cuales fue terminada el año pasadotambién cuestan entre $5 millones y $10 millones, dijo el director de Bienes Raíces Residenciales Neil Johnson.

Las ventas se han movido con fuerza, dijo Johnson, a pesar de que Maravilla ha gastado hasta ahora poco dinero en comercialización. Johnson dijo que en lugar de la publicidad, la compañía está implementando una cuidadosa estrategia promoción persona a persona para encontrar compradores, y que rechazará a quienes no cumplan ciertos requisitos. No quiero tener a alguien que no es una buena persona o que tiene un pasado o una ética cuestionables, dijo. No queremos gente tomando fotos de gente en la piscina o apuntando con el dedo a ciertas unidades y diciendo aquí es donde vive fulano de tal.

Chileno Bay Club, un área de 485 hectáreas con 3,2 kilómetros de playa en Bahía Chileno, donde durante años se han puesto en marcha y detenido distintos emprendimientos, ha vendido $50 millones en propiedades desde su lanzamiento hace un año, dijo Snell, ex propietario de una casa de valores que es ahora director de desarrollo de Chileno Bay Club.

Como Maravilla, las construcciones en Chileno Bay Club reemplazan el tradicional estilo mexicano por líneas y acabados modernos. También contará con un club infantil equipado con un restaurante de hamburguesas y sala de video juegos, dos salas de cine, un campo de golf de 18 hoyos exclusivo para socios y diseñado por Tom Fazio, y senderos para bicicleta.

El diseño moderno fue decisivo para Joel y Terry Ray, un matrimonio de Dallas que hace dos años compró una casa de cuatro dormitorios por $2,3 millones en Villas del Mar y gastó entre $300.000 y $500.000 adicionales para modernizar el interior de la casa, dijo Ray. Ellos piensan poner en venta esa propiedad por cerca de $3 millones después de construir una casa de cinco dormitorios en Chileno Bay Club. La construcción empezará antes de fin de año.

Una de las cosas que me atrajo fue que podíamos construir nuestra casa como quisiéramos y que estamos cerca del agua, dijo Ray, de 63 años, propietario de una compañía de servicios médicos. Ray dijo que el hecho de que las casas de Chileno Bay Club tengan paneles solares es otra gran ventaja, porque él puede vender energía de vuelta a la red cuando no están en la casa, lo que reduce los costos de mantenimiento.    

Katy McLaughlin
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia