Proponen crear Defensor del Contribuyente

Proponen crear Defensor  del Contribuyente

Screen Shot 2016-08-24 at 9.49.35 AM copy

La creación de la figura del Defensor del Contribuyente para atender las quejas  que guarden relación con los procedimientos administrativos de naturaleza tributaria contempla un anteproyecto de ley, que además incluye la creación de un Centro de Arbitraje Tributario para resolver las controversias que surjan con la Dirección General de Ingresos (DGI).

El anteproyecto de ley 020 impulsado por el diputado Raúl Hernández propone la creación de la Defensoría del Contribuyente, con el fin de garantizar el respeto a los derechos de los ciudadanos, que estará adscrita al Viceministerio de Finanzas.

La iniciativa legislativa establece que el  Defensor o Defensora será   nombrado por el rgano Ejecutivo.

Para ocupar el cargo de Defensor del Contribuyente, se requiere: Ser panameño o panameña por nacimiento; haber cumplido 35 años de edad; haber  ejercido la profesión de abogados durante al menos cinco años; contar con solvencia moral y  no haber sido condenado por delito doloso y no tener parentesco, dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, con el Presidente de  la Republica, así como con  las autoridades superiores de la DGI o con miembros del Consejo de Gabinete.

Resolución de conflictos

Ante la demora de los funcionarios para resolver solicitudes, recursos de reconsideración y cualquier otro acto administrativo en materia fiscal, el proyecto de ley establece que las controversias que surjan con la DGI  podrán resolverse mediante la transacción o el arbitraje tributario.

La transacción tributaria es un acuerdo que suscribe la administración tributaria previa negociación con el contribuyente, una oferta y contraoferta, tendiente al compromiso sobre la exigencia de la deuda tributaria y su cuantía, para resolver un conflicto entre ambos, a consecuencia de la falta de pago del impuesto.

La transacción podrá celebrarse en cualquier momento antes que la administración tributaria emita la resolución que le  pone fin al proceso.

Previa instrucción de la solicitud, la administración tributaria notificará su propuesta al contribuyente que dispondrá de un plazo de diez (10) días para aceptarla o no.

En ese sentido, el contribuyente notificará su propuesta a la administración que dispondrá de un plazo de un  día para aceptarla o rechazarla.

La transacción tributaria tendrá una duración de hasta tres años. Durante su vigencia podrá modificarse o denunciarse de mutuo acuerdo cuando surjan nuevos elementos de juicio.

El proyecto de ley establece que la  DGI queda facultada para poder iniciar el arbitraje tributario.

El convenio arbitral, es el medio por el que la DGI y el contribuyente deciden someter a arbitraje las controversias que surjan. El Tribunal Arbitral podrá conformarse con un solo árbitro, sin embargo, las partes podrán determinar libremente el número de árbitros, siempre que se llegue a un acuerdo.

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia