Prosperidad con equidad en época de vacas flacas

El país espera la llegada de 12.000 visitantes

atlapa cumbre web

Panamá como punto estratégico del hemisferio y de conectividad de las Américas es una bendición indiscutible que debe ser aprovechada al 100% para cimentar un desarrollo económico con equidad y justicia social.

La celebración de la VII Cumbre de las Américas con el tema: Prosperidad con equidad: El desafío de cooperación en las Américas, reunirá en la capital panameña a Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio, así como a empresarios, inversionistas, académicos y a representantes de la juventud del 8 al 11 de abril.

El tema central representa un verdadero desafío para las Américas, debido a que las estimaciones de crecimiento económico no son las mejores y podrían calificarse como un periodo de  vacas flacas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), en el documento Perspectivas Económicas de América Latina 2015: Educación, competencias e innovación, señala que el ritmo de expansión económica de América Latina será el más modesto en los últimos cinco años.

Los pronósticos para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región se ubicaron en el rango del 1,0% al 1,5% en 2014 y una leve mejoría en 2015 hasta el 2,0%.

Estas proyecciones suponen el final de una década de mayor crecimiento económico de América Latina con respecto al promedio de la Ocde, indica el reporte.

Por su parte, el Banco Mundial (BM) indicó que el crecimiento en América Latina y el Caribe se desaceleró notoriamente al 0,8% en 2014, pero con avances divergentes en toda la región. Y para los años 2015-2017 el banco espera un desempeño medio del 2,6%, que estaría apoyado por el desempeño de la economía de Estados Unidos.

En este contexto regional, Panamá mantiene una de las tasas de crecimiento más favorables (6,5%) y sus habitantes esperan que el beneficio con equidad llegue a todos los panameños.

Por ello, a pesar de la intensa campaña de divulgación y promoción de la Cumbre y de los foros paralelos para la mayoría de los habitantes de este pequeño país no manejan con claridad sus objetivos y cómo les impactarán.

El socio de Riesgo, tica e Independencia en Deloitte Consultores, Carlos Barsallo, opina que para determinar correctamente el impacto de la VII Cumbre de las Américas, es necesario conocer previamente cuáles son los objetivos (medibles o cuantificables) que buscan obtener con el evento. Solo así se puede determinar si se logra el impacto en los objetivos previamente indicados, puntualizó.

Prosperidad con equidad

El tema central de la presente Cumbre es Prosperidad con equidad: El desafío de cooperación en las Américas y la propuesta temática de Panamá, como anfitrión es que los mandatarios de la región reflexionen sobre las dificultades que enfrentan los pueblos del hemisferio, así como las cualidades en común para alcanzar la anhelada prosperidad, de manera equitativa.

La prioridad de Panamá es el desarrollo integral del contenido, sustentado en los ejes temáticos: Salud, educación, seguridad, migración, medio ambiente, energía, gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

El reto de Panamá como país sede es dar un nuevo giro a la perspectiva en la que se manejan estos temas, al ser asunto que se han debatido anteriormente, pero que merecen ser llevados al contexto actual en que vive América, destaca el sitio oficial de la cumbre.

Para Barsallo es clave poder medir los objetivos plantados por Panamá y de no ser así, es meramente un evento protocolar de alto nivel, que usualmente la gente ve pasar con más pena que gloria. Para ello basta recordar y preguntarse ¿Logros concretos de cumbres anteriores? ¿Objetivos cumplidos? El grueso de la población desconocen las respuestas a estas preguntas.

La pasada Cumbre de las Américas, realizada en 2012 en Cartagena, Colombia, tuvo como título: Conectando las Américas: Socios para la prosperidad. Y los Jefes de Estados y de Gobierno enfocaron sus conversaciones en: Eliminación de la pobreza, infraestructura, seguridad, acceso a las tecnologías y la prevención y mitigación de los desastres.

Acciones concretas

Por su parte, los documentos oficiales del Proceso de Cumbres de las Américas (2009 y 2012) indica que la fase de implementación del proceso se enfocará en convertir las decisiones tomadas por nuestros líderes en acciones concretas para nuestros pueblos.

Durante esta fase nos orientaremos no sólo en aquellos compromisos adquiridos en Cartagena, sino también en los de cumbres anteriores, con el pleno compromiso de las instituciones del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres para adelantar nuestros esfuerzos colectivos y fortalecer las alianzas. que busquen mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de las Américas.

Subraya el documento que la Organización de Estados Americanos (OEA) continúa comprometida con el proceso de Cumbres de las Américas y con forjar alianzas con los Estados, los socios institucionales y los actores sociales para convertir las aspiraciones y compromisos de nuestras Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno en una realidad para los ciudadanos del hemisferio.

En la VI Cumbre se llevaron a cabo más de 65 consultas con actores sociales y de estas, aproximadamente 25 fueron organizadas por el gobierno de Colombia y 40 por la Secretaría de Relaciones Externas, la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral, y el Young Americas Business Trust.

En los foros de actores sociales en el marco de la Cumbre en Cartagena, más de 850 representantes de 27 países participaron presencialmente.

Encuentros previos

En la VII Cumbre de las Américas, habrán cuatro foros paralelos: Académico, Juventud, Sociedad Civil y Empresarial. Barsallo dijo que la novedad del foro académico es muy positiva y hasta un planteamiento osado. Panamá es un país más de servicio y negocios que académico, estudio e investigación. Cambiar esta cultura centenaria es un asunto de generaciones, pero en algún momento hay que empezar, precisó.

Entre tanto, el CEO de Assicurazioni Generali S.p.A (Panamá), Gabriel De Obarrio III, expresó que todos los foros paralelos a la Cumbre representan un gran esfuerzo e inversión, misma que se paga con creces a través de los múltiples beneficios que traerán al país.

Agregó que cualquier foro de alto nivel como el que nos ocupa, trae personas VIP de diferentes partes del mundo, lo cual coadyuva a mantener a Panamá en el mapa como buena alternativa de inversión extranjera, lo que se traduce en más empleos y una continua boyante economía.

Entre tanto, el socio de Deloitte Panamá, Domingo Latorraca, señaló que el impacto económico de la Cumbre puede evaluarse en dos perspectivas. La primera es la directa y tiene que ver con el evento en sí: Número de visitantes y lo que gastarán en el país, la ocupación hotelera, restaurantes utilizados, transportes, venta de bienes y servicios, entre otros.

El segundo impacto es que cada uno de los visitantes se convierte en un potencial embajador de Panamá: Si tuvo una excelente experiencia, seguramente lo contará de regreso a su país de origen (lo contrario es todavía más impactante), comentó Latorraca.

Impactos inmediatos

De acuerdo a las cifras emanadas de los organizadores de la Cumbre (Gobierno de Panamá), se esperan al menos 12.000 visitantes, entre ellos 2.000 representantes de los medios de comunicación, 700 empresarios y líderes económicos.

Además, se prevé la llegada de 900 miembros de la sociedad civil; 300 jóvenes y 450 rectores y académicos de las universidades más destacadas de las América.

La directora de Mercadeo del Hotel Marriott (Panamá), Annette Cárdenas, confirmó que los hoteles participantes experimentan una alta ocupación por unos tres días debido a la Cumbre y a una serie de eventos, tales como los foros previos. Efecto que también alcanzará a los demás hoteles de la capital panameña.

En contrapartida, la decisión de cerrar las oficinas públicas y privadas en la ciudad de Panamá los días 10 y 11 de abril por la visita de las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio, restringirá el ingreso a la capital y muchos panameños podrían optar por movilizarse al interior de la República.

Más allá del impacto político y diplomático de la VII Cumbre de las Américas, donde la administración del presidente Juan Carlos Varela, invierte $14 millones, los panameños aspiran que los beneficios  económicos alcanzados en la última década lleguen a todos los sectores.

Mientras que la opinión expresada por Latorraca recoge el sentir del sector privado, la libertad empresarial es fundamental para el continúo crecimiento de las naciones; la educación todavía más aún, por lo que en la medida que se logren acuerdos que puedan servir de guía para el desarrollo de nuevas  políticas estos eventos pueden ser efectivos. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia