¿Proveedores de servicios administrativos?

¿Proveedores de servicios administrativos?

Carlos Barsallo

Abogado

Ex presidente de la Comisión

Nacional de Valores

 

En el proyecto de ley de reformas al mercado de valores en Panamá se introduce el operador de sociedades de inversión. Es toda persona jurídica que preste a una sociedad de inversión servicios administrativos, tales como servicios de contabilidad, secretariales, manejo de relaciones con accionistas, de pago, registro y transferencias y demás servicios administrativos.

En una reforma posterior, cuyo origen preciso desconocemos, se  cambia el nombre y el alcance. Se denomina ahora proveedor de servicios administrativos del mercado de valores.

Las empresas que deseen proveer  los servicios administrativos indicados a entidades reguladas por el regulador de valores  para el ejercicio de actividades del mercado de valores, en o desde Panamá, deberán obtener la licencia respectiva.  Estas empresas serán solidariamente responsables frente a los clientes de las entidades que han contratado sus servicios.

La introducción de esta figura genera gran cantidad de interrogantes.  Algunas, por ejemplo: ¿Cuál es la razón para desdoblar el concepto administración de algunos servicios intrínsecamente relacionados y que en la normativa vigente se han excluido precisamente de la necesidad de obtener licencia?

¿Hay algún estudio que explique el cambio de la normativa vigente a lo propuesto en el proyecto que era solo para sociedades de inversión y la nueva versión que abarca ahora todos los entes del mercado de valores?

¿Qué debe entenderse en la definición  por un servicio de administración como contabilidad? ¿Es necesario ser contador público autorizado? ¿Si el ente se dedica a servicios de contabilidad, lo regula igualmente la Junta Técnica de Contabilidad y el regulador de valores, a la vez?

¿Qué son servicios secretariales? ¿A qué se debe que se requiera una licencia para brindar dichos servicios secretariales? ¿En qué mercado se da esta licencia por el regulador de valores para servicios secretariales?

¿En qué consiste el servicio administrativo de manejo de relaciones con accionistas? ¿Es un servicio que requiere licencia? ¿Qué calificaciones y cualidades se requieren para brindar dicho servicio?

¿Un banco que brinde servicio de pago, registro y transferencia de valores requiere obtener esta licencia?  ¿Un abogado que brinde estos servicios requiere la licencia? ¿Cuál sería la razón, fundamento o estudio tanto para requerirlas como para no requerirlas?

¿Estos proveedores deben estar en Panamá?  ¿Sus libros y registros deben estar en Panamá? ¿Pueden operar en el extranjero? ¿Si fuera el caso, cómo se les supervisa por el regulador panameño?

¿Pueden los intermediarios indicar a los clientes que ahora hay unos cargos extras en virtud de la creación de una nueva figura que es obligatoria y que por ende deben pagar más por los servicios que  ya venían recibiendo, y que son muchos consustanciales con la operación del negocio?

¿Pueden brindar el servicio empresas del mismo grupo o relacionadas al mismo grupo? ¿Hay alguna incompatibilidad para que el servicio sea brindado por determinadas personas naturales o jurídicas? Por ejemplo, ¿organizaciones autorreguladas y su personal?

¿Los Proveedores de Servicios Administrativos del Mercado de Valores serán solidariamente responsables  exactamente de qué  y por qué, frente a los clientes de las entidades que han contratado sus servicios?

Se puede argumentar que algunas de las interrogantes planteadas serán contestadas en  acuerdos reglamentarios. Como diría  el político español, Álvaro de Figueroa y Torres, primer Conde de Romanones: Ustedes hagan la ley, que yo haré el reglamento.

En nuestra opinión, esta figura no se ha justificado y se deben fijar siempre criterios muy precisos en la ley para que el regulador los siga. De  no establecerse queda a discreción del regulador fijarse a sí mismo los parámetros. Ello no es bueno para nadie, incluido el regulador.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL