Proyecciones positivas, retos y optimismo

Proyecciones positivas,  retos y optimismo

El crecimiento del PIB de nuestro país, estimado en un 6,3%, es superior al estimado no solo para Latinoamérica (1,6%), sino también para Estados Unidos (2,2%), China (6,2%) y Europa (1,5%)

Door to new opportunity

No hay duda alguna. Las proyecciones de crecimiento de Panamá para los próximos años son más que positivas ya que a pesar de los bajos niveles de crecimiento que se espera para las grandes economías del mundo y para la región latinoamericana, así como la tendencia a la baja en el volumen de comercio internacional, el incremento esperado del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país fluctuará entre 5,1% y 6,3% no solo en 2017, porque hay que quienes piensan que esta tendencia se mantendrá hasta el 2020.

Lógicamente, las estimaciones de crecimiento dependen mucho de quién las hace y de qué indicadores económicos y fórmulas utiliza para separar el ruido de la realidad y tratar de que sus proyecciones sean lo más precisas posible, sin embargo, hay que destacar que, en el caso de Panamá, todas las predicciones nos ubican entre las economías de mayor crecimiento a nivel global.

Diversos organismos internacionales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estiman que la economía panameña tendrá en 2017 un desempeño de 5,6%; 5,8% y 5,7%, respectivamente.

Mientras tanto, en su más reciente reporte anual sobre la República de Panamá, la empresa calificadora de riesgo Moody´s Investors Service, aseveró que la economía panameña mantendrá un crecimiento fuerte, cercano a 6% entre los años 2017 y 2020.

A nivel local Gustavo Valderrama, director de Políticas Públicas del Ministerio de Economía y Finanszas (MEF), durante su participación en el foro Perspectivas Económicas 2017 organizado por Capital Financiero, dijo que  Panamá seguirá siendo el próximo año el país con la economía más dinámica de América Latina y del mundo, lo que a su juicio queda en evidencia al constatar que el crecimiento del PIB de nuestro país, estimado en un 6,3%, es superior al estimado no solo para Latinoamérica (1,6%), sino también para Estados Unidos (EE.UU.) (2,2%), China (6,2%) y Europa (1,5%).    

Los elementos que sustentan las estimaciones de Moody`s y de los organismos internacionales son: El inicio de operaciones del Canal ampliado que permite el paso de embarcaciones de mayor tamaño, incluyendo a los que transportan gas natural licuado (GNL) desde EE.UU. hacia los mercados de Asia. Además de atraer inversiones en el desarrollo de la infraestructura logística vinculada con la operación del Canal (puertos, bodegas de almacenamiento y áreas de manufactura).

También apoya su visión de la economía panameña en la capacidad del país para atraer inversión directa extranjera (IDE), las fuertes inversiones en infraestructura vial y de transporte que adelanta o espera ejecutar el Gobierno Nacional, como las Líneas 2 y 3 del Metro de Panamá y el cuarto puente sobre el Canal, y la entrada en fase de explotación de la mina Cobre de Panamá, previsto para el 2018, cuya entrada en operación se espera ayude a expandir el PIB del país en un 2%.

En tanto, Valderrama destacó que para el 2017 el presupuesto de inversiones del Estado superará los $4.000 millones y que lo más importante es que muchas de las obras públicas que están en ejecución en este momento están entrando en su etapa de madurez, lo que implica un incremento en la contratación de mano de obra y por tanto un fortalecimiento de la demanda interna de bienes y servicios.

Por supuesto, siempre existen visiones más críticas, como la del economista y catedrático de la Universidad de Panamá, Juan Jované, quien en el foro Perspectivas Económicas 2017 organizado por Capital Financiero, estimó que la economía panameña crecerá en torno al 5,1%, debido a varios factores, entre los que prevalece la baja del comercio internacional, que a su juicio afectará negativamente los ingresos por peaje del Canal de Panamá, los cuales aseguró han estado cayendo en los últimos, al igual que las reexportaciones de la Zona Libre de Colón (ZLC) y el movimiento de contenedores en el sistema portuario nacional.

No obstante, hay que tener presente que hablamos de un incremento del PIB para el 2017 de entre 5,1% y 6,3%, algo que los panameños debemos aprender a valorar, dejando atrás la tendencia natural que caracteriza a todos los latinoamericanos de caer en el pesimismo y la autoflagelación, solo porque las cosas han cambiado y crecemos a niveles bajos respecto a los registrados años atrás, sin darnos cuenta que ya ni siquiera China, está creciendo al mismo ritmo que en el pasado.

Esto no significa ignorar los grandes retos que enfrenta el país, como establecer un verdadero Plan Nacional de Desarrollo que permita el desarrollo de políticas de Estado que nos ayuden a construir una economía más productiva y competitiva, pero también más inclusiva, justa y ambientalmente sostenible, la necesidad de transformar y adecuar el sistema educativo para que nuestro recurso humano adquiera los conocimientos y habilidades que demanda el mundo globalizado de hoy, la profundización de la lucha contra la corrupción en todos los niveles de la sociedad y la urgencia de mejorar los niveles de seguridad pública.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL