Proyectan que la economía tardará más tiempo de lo esperado para recuperarse

Proyectan que la economía tardará más tiempo de lo esperado para recuperarse
Recomiendan inversiones públicas en megaobras y el inicio de la tercera línea del Metro y el Cuarto Puente sobre el Canal para generar movimiento económico y empleos | Archivo

La economía panameña continua en desaceleración reportando el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) más bajo en los últimos años con un 3% al primer semestre del 2019, por lo que gremios empresariales y economistas no consideran que el cierre del año será muy diferente y además coinciden en que la anhelada reactivación tardará más de lo esperado.  Con este pronóstico el 2019 resultaría el de menor crecimiento económico en 10 años, pero no el peor en once años atrás (2007) cuando sólo el PIB sólo creció 1.9% (Ver Gráfica: Variación del PIB 2007-2018).

Los economistas consultados por Capital Financiero destacan que Panamá está resintiendo la recesión económica global y que si bien las medidas económicas adoptadas por el nuevo gobierno son muy positivas, sus resultados serán a mediano plazo. Por ello, recomiendan la puesta en marcha de megaproyectos, ya que en los últimos años las grandes obras son las que han permitido un mejor crecimiento económico y una alta generación de empleos. 

El asesor económico del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Andy Espinosa, estima que el crecimiento del PIB al cierre del 2019 no será mayor al 3%, muy diferente al 4 o 5% pronosticado por los organismos financieros internacionales, lo cual no es suficiente para reactivar la economía y hacerle frente a las necesidades del país principalmente en materia de empleos.

El economista analizó que se ha demostrado que las tasas del 5 y 6% son las que nos permiten una economía estable y aumentar los puestos de trabajo, ya que observamos que con el actual crecimiento el desempleo está galopante en un 6% y creemos que los resultados de la encuesta de empleo de agosto superarán el 7%”, analizó.     

A su juicio lo positivo es que se están tomando medidas para reactivar la economía, “creemos que si hay un ambiente propicio para la inversión y los negocios, que la economía se irá reactivando poco a poco en los próximos años, pero no a la velocidad que quisiéramos.  En el corto plazo es muy difícil alterar las estructuras productivas, normalmente toma de 2 a 5 años volver a un buen ritmo de crecimiento”, destacó. 

Espinosa sostuvo que el sector industrial no escapa de esa realidad, debido a que depende mucho del consumo interno, el cual se encuentra contraído; mientras que la demanda internacional también se ha visto afectada sobre todo a nivel de la región, llevando a la industria a un decrecimiento, aunque esperamos que al cierre del 2019 crezca un 1%.

El presidente del Colegio Nacional de Economistas, Samuel Moreno, observa que las corridas o pronósticos de organismos internacionales como Cepal, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo han tenido que venir ajustándose no solo para Panamá, sino en toda América Latina tomando en cuenta que el entorno internacional no es favorable en medio de la guerra entre Estados Unidos y China.

En el caso particular de Panamá, sostiene que esta situación le impacta fuertemente porque muchas de sus actividades están ligadas al sector externo y eso afecta aún la recuperación de nuestra economía.

“Con las últimas cifras del crecimiento del PIB y del Imae el pronostico es que el crecimiento de la economía de Panamá talvez no alcance ni el 3.5%, como ya lo habíamos advertido en el Colegio de Economistas”, señaló.

Moreno ve con buenos ojos el paquete de leyes impulsado por el Ejecutivo para reactivar la economía como la ley de Asociaciones Públicas Privadas  (APP)que permitirá la activación de obras públicas, y el pago a proveedores sobre todo deuda flotante que se le debía a muchas empresas que prestan servicio y obra públicas, al sector agropecuario y a los educadores, entre otros.

Sin embargo, los proyectos que verdaderamente generan movimiento económico y empleo, en término de multiplicadores, son los megaproyectos, por lo que aspiramos a que inicien prontamente las obras de la tercera línea del metro y del cuarto puente sobre el Canal, para poder que al termino del 2020 podamos mejorar nuestro crecimiento en un 4 o 5%.

Esperamos también que incidan positivamente la actividad de la bananera y la exportación de cobre llegue a su máxima capacidad, así como la culminación de obras como el puerto de cruceros en el Pacífico, el centro de convenciones de Amador y el puerto en isla Margarita, Colón, puedan generar nuevos empleos.

El economista Raúl Moreira considera que la economía no crecerá más del 3.5%, coincidiendo con la Cámara de Comercio de Panamá, principalmente por la desaceleración de la economía global, ya que dependemos en gran medida de los servicios que brindamos al exterior.

También se suma a la posición de que la reactivación económica tomará más tiempo de lo esperado debido a que las medidas adoptadas por el ejecutivo, que son muy positivas, traerán un alivio a mediano plazo, es decir que podría estar haciendo efecto a mediados del 2020. 

Moreira señala que ante la desaceleración económica se requiere de inversión pública para generar empleos y en consecuencia aumentar el consumo interno, escenario que no se vislumbra por el momento debido a la contención del gasto público.

El nuevo presidente del Sindicado de Industriales de Panamá (SIP), Aldo Mangravita, visualiza un crecimiento económico bastante opaco considerando que ha venido en picada en los últimos cinco años afectando negativamente a sectores como la industria que al primer semestre de este año registró números rojos.

Indicó que los industriales además de una baja en el consumo interno, se están  viendo afectados por el exceso de las importaciones, “Nuestras importaciones siguen creciendo de forma exponencial  y  ya  superan los $13,000 millones para el año 2018. Necesitamos defender a nuestros productores e impulsar el acceso del producto panameño a los mercados internacionales. Consideramos que el trabajo coordinado entre el sector gubernamental y el privado, es una interacción que a todas luces resulta necesaria, con miras a lograr el crecimiento del sector productivo nacional, para generar más empleos dignos, y combatir la pobreza”, dijo

Recientemente el Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Ceecam) volvió a revisar a la baja sus proyecciones de crecimiento de la economía panameña, fijando en 3.5% el cierre de 2019, una situación que responde a los altos niveles de desempleo e informalidad que registra el país, a la contención del gasto público y la caída del consumo interno.

Darsy Santamaria Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias