Proyecto de ley busca agilizar devolución de impuestos

Proyecto de ley busca agilizar devolución de impuestos
La Dirección General de Ingresos (DGI) y representantes de los diversos gremios vinculados al derecho tributario nacional, revisaron el proyecto de ley.| Archivo

El proyecto de Ley 043-18 “que aprueba el Código de Procedimiento Tributario de la República de Panamá”, fue propuesto por el Tribunal Administrativo Tributario (TAT) al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que a su vez lo presentó ante el pleno de la Asamblea Nacional.

Se trata de un proyecto que busca establecer el nuevo Código de Procedimiento Tributario para regular la relación fisco-contribuyente en el cual impera el principio de igualdad entre las partes.

Los más beneficiados serán los contribuyentes a quienes se les agilizará la devolución de impuestos y en casos muy especiales con intereses mediante una partida presupuestaria especial para este tipo de montos y los que surjan por créditos de incentivos fiscales.  Además, se podrá realizar la compensación de cuentas pendientes de los proveedores del Estado”,

Eyda Varela de Chinchilla, ministra del MEF

Este documento es el resultado de una consultoría efectuada con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fundamentado en el modelo de Código Tributario del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, así como en el derecho comparado y las diferentes normas nacionales actualmente vigentes.

La Dirección General de Ingresos (DGI) y representantes de los diversos gremios vinculados al derecho tributario nacional, revisaron el proyecto de ley y complementaron con sus aportes las nuevas disposiciones.

Beneficios

Entre sus beneficios del proyecto están la coordinación interinstitucional entre DGI y TAT.

Se establece por primera vez en Panamá, una clara clasificación de los tipos de tributos, definidos por fallos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), así como los conceptos y principios que deben regir el sistema tributario panameño para mayor claridad y certeza de todos.

También dejan claros los principios generales de derecho aplicables al derecho administrativo y de las finanzas pública.

Se moderniza la comunicación entre Administración Tributaria y los contribuyentes para que la misma sea más efectiva mediante notificaciones directas al personal de empresas contribuyentes, garantizando la transparencia a su favor.

El proyecto de ley contiene las bases para establecer los procesos que serán competencia tanto de la Administración Tributaria como del Ministerio Público (MP) frente a los ilícitos tributarios, una vez aprobada la ley que defina la defraudación fiscal como delito.

En el documento se mantienen las mismas facultades que tiene la DGI, tales como el cobro coactivo, sanciones, fiscalización, adopción de medidas cautelares preventivas, garantizando la recaudación de tributos.

En este proyecto, se crea la figura de los Juzgados Tributarios Unipersonales de Primera Instancia, que estarán adscritos a la DGI y a la Defensoría del Contribuyente, adscrita al MEF.

El propósito será garantizar los derechos procesales de los obligados tributarios en las actuaciones o gestiones ante la DGI y el Tribunal Administrativo Tributario.

También se descongestionará la mora de expedientes sin resolver, en recursos de reconsideración, que va en detrimento de los contribuyentes y de la propia administración, al mantener en suspenso por periodos excesivos la definición de los montos realmente a recaudar por el fisco y el reconocimiento de los derechos de los contribuyentes.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL