Proyectos de infraestructura se desaceleran en América Latina

Proyectos de infraestructura se desaceleran en América Latina
Monorriel y cuarto puente sobre el Canal, las principales obras de infraestructura de Panamá para el quinquenio 2019-2024| Archivo

Luego de la ampliación y construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, que generó 40,000 empleos directos acumulados, el portafolio de megaproyectos del país, disminuyen. Tendencia que se encuentra alineada con la lentitud de los proyectos de infraestructura en América Latina en 2019-2020, señala un nuevo estudio de Moody´s Investors Service.

El Centro Nacional de Competitividad (CNC) de Panamá reconoció que los megaproyectos de construcción como: Ampliación del Canal, Saneamiento de la Bahía de Panamá, Línea 1 y 2 del Metro, entre otros “han impulsado el crecimiento de la construcción en los últimos años, al mismo tiempo que la inversión privada doméstica y extranjera han desarrollado una gran cantidad de proyectos residenciales y comerciales”.

Quedan en la agenda de proyectos mayores del país, la construcción del Cuarto Puente sobre el Canal y el monorriel (Línea 3) del Metro hacia la provincia de Panamá Oeste (a un costo estimado de $2,600 millones).

Mientras que en construcción vial se encuentran los nuevos carriles de la carretera Interamericana desde el Puente de las América, hasta el distrito de Arraiján.

Así como el “Corredor de las playas”, nueva carretera de seis carriles que bordeará la costa Pacífica desde la comunidad de Veracruz hasta el distrito de San Carlos.

Además, en fase de ejecución está el Puerto de Crucero en el Pacífico y en la agenda de la Caja de Seguro Social (CSS) se tiene la construcción de nuevas infraestructura de salud por un monto estimado de $700 millones.

La inversión pública de los dos últimos gobierno (2010-2019), Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, quien da paso al presidente electo para el período 2019-2024, Laurentino Cortizo, el próximo 1 de julio, ascendió de manera conjunta a $36,000 millones ($16,000 millones de Martinelli y $20,000 millones de Varela).

Lo anterior significa que la inversión pública como ancla que impulsa el crecimiento de la economía panameña, ha tocado fondo y que las nuevas autoridades gubernamentales tendrán que gestionar opciones creativas e innovadoras para que sea el sector privado la pieza clave de la anhelada reactivación económica.

El panorama que se da con el agotamiento de los megaproyectos de infraestructura en el país, no difiere de la conclusión de Moody´s que los mismos marchan a paso más lento.

Respecto a las economías más grandes de la región, Moody´s señala que “los fundamentos de infraestructura de Brasil se mantendrán estables hasta mediados o finales del 2020, a medida que la economía se recupera gradualmente”.

En el caso de México, sostiene que “el enfriamiento de la economía y las limitaciones fiscales dificultarán la agenda de infraestructura del gobierno para impulsar el empleo y el crecimiento económico”. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias