Proyectos de infraestructura y la exportación minera dinamizarán la economía en 2019

Proyectos de infraestructura y la exportación minera dinamizarán la economía en 2019
El Canal aumentó la productividad nacional en 1%, pero la economía general solo refleja 0.5%, cuando se debiera alcanzar 1.5% por año| Fotolia

Nuevos proyectos de infraestructuras, tanto del sector público como privado; la exportación de servicios (Canal) y de bienes como el cobre que por primera vez se venderá en los mercados intenacionales, impactarán de manera positiva en el Producto Interno Bruto (PIB) y ofrecerán una buena oportunidad para el año 2019, afirmó Felipe Chapman, director de la consultora Indesa.

Chapman, quien expuso junto a Marco Fernández, también socio de Indesa, la Radiografía de la economía panameña, como parte del Forum organizado por la corporación Medcom en alianza con Indesa, en The Santa Maria Hotel, Golf & Resort, reconoció que existe un comportamiento menos dinámico en el sector consumo.

El consumo va a crecer muy poco en 2019, en particular el privado y para reactivarlo es necesario considerar elementos de mediano y largo plazo que incluye el aumento de la productividad y el ingreso de las familias”, indicó Chapman a Capital Financiero.

Durante su intervención, el socio director de Indesa recordó que el crecimiento de la economía de Panamá se vincula con un proceso de autodescubrimiento, con instituciones creadas por los panameños, aprovechando oportunidades globales, entre otras, la creación de la Zona Libre de Colón (ZLC), la Ley Bancaria, la Ley de Seguros y Reaseguros, la privatización de los puertos y los procesos de expansión posteriores a diciembre de 1999, cuando el país logra recuperar el Canal.

Por sectores, el mapa sufrió una transformación radical: En los años 90 el sector agropecuario representaba más del 8% de la producción nacional y la construcción era menos del 2%. En 2010 la construcción pasa a representar el 8% y el sector agropecuario el 3% y en 2018, antes de la huelga del pasado mes de mayo, mantenía una dinámica del 18% y, de hecho, la menor previsión de crecimiento para 2018 está muy vinculada a la paralización de obras, además del menor consumo.

Felipe Champam y Marco Fernández, socios de Indesa, durante la ronda de preguntas y respuestas.

“Pese a ser una de las economías que más crece en el mundo y en la región, si nos comparamos con nosotros mismos, estamos perdiendo ese dinamismo. Crecemos por debajo de nuestro potencial, es decir, menos del 6%, cifra ideal para tener más empleo, riqueza y beneficios dirigidos a la población”, destacó Chapman, quien estima para 2018 un crecimiento de 3.8%.

Sin embargo, para el 2019 espera que el país logre una expansión del 5.0% con proyectos novedosos como la minería metálica que cambiará la tradicional dinámica de 90% de exportación de servicios contra solo 10% de bienes, detalló.

En general la exportación de bienes y servicios crecerán de 2.9% en 2018 a 5.8% en 2019.

Los proyectos de inversión previstos a lo largo del año reactivarán la construcción y el turismo, que si bien crecen a menor ritmo, también ofrecen interesantes oportunidades.

Chapman se inclina por una estrategia diferenciadora para el nuevo Centro de Convenciones de Amador y no convertirlo “en un Atlapa más grande”.

Por su parte, Fernández dedicó su intervención al tema de la incorporación de Panamá a la lista de países con ingresos altos. Su llegada a esta privilegiada posición la logró al alcanzar en el 2017 un ingreso per cápita superior a los $12,056, conforme al Método Atlas empleado por el Banco Mundial (BM), a la altura de países como Estados Unidos (EE.UU.), Japón y Alemania (en total, 78 naciones conforman esta lista).

Pero lo cierto es que se puede estar en la lista y salir de ella. Le pasó a Argentina: Bajó en 2015, subió en 2017 y volvió a caer en 2018.

No le ha pasado asi a países como Uruguay, Lituania, Chile, Hungría y Barbados que han logrado mantenerse por más de cuatro años e incluso Barbados que desde 2006 es una nación de ingresos altos.

“Una tos nos puede llevar hacia abajo y podemos pasar a la categoría inferior”, advirtió Fernández, quien considera que estar en esta posición es una buena señal para los mercados y los inversionistas, mientras que entrar y salir equivaldría a inestabilidad y esa posibilidad debe ser enfrentada.

Así como Panamá pasó, en palabras sencillas, de la clase media alta a la clase alta, “ahora es importante que la inclinación de esa curva siga subiendo y disparándose”, señaló el especialista, quien ve aceptable un crecimiento del 5.9% y, deseable, del 6%. “Sería el número mágico”, subrayó.

Recomienda, como parte de las estrategias para lograr una mayor expansión, cuidar aquellos sectores como la construcción, lograr mayor participación laboral femenina, propiciar la formalidad laboral y aumentar la productividad.

Afirmó que el Canal aumentó la productividad nacional en 1%, pero la economía general solo refleja 0.5%, cuando se debiera alcanzar 1.5% por año”.

Indicó que la productividad se logra cuando hacemos más con los mismos recursos y mejoramos los procesos.

Fernández es partidario de una coordinación público-privada, de mejorar los procesos internos, reasignar personal, buscar innovación y apuntar hacia la nueva organización industrial como una manera de seguir demostrando lo exitoso del autodescubrimiento de las potencialidades.

Violeta Villar Liste
violetavillarliste@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL