¿Puede ofrecer Europa una solución real?

¿Puede ofrecer Europa una solución real?

David Cottle 

Dow Jones

Una reunión internacional, un llamado de la eurozona a hacer mayores esfuerzos, un alza del euro debido al optimismo. ¿Suena familiar?

Hemos visto esto antes en la larga historia de la crisis de deuda de la región.

Los ministros de finanzas y titulares de bancos centrales de las 20 principales economías del mundo cerraron el sábado la reunión en París exhortando a la eurozona a actuar en forma decisiva para restaurar la confianza, la estabilidad financiera y el crecimiento y prometiendo ayuda internacional a sus agobiados líderes para lograr un plan definitivo. 

Todo esto no es ninguna sorpresa.

En momentos en que las penurias de la zona del euro se agravan debido a la frágil recuperación global, cualquier indicio de un programa verosímil sería una bendición para los ministerios de finanzas incluso fuera de Europa.

No obstante, pese a la constante falta de acuerdo general, la eurozona se comprometió a adoptar un plan integral para recapitalizar el sistema bancario, resolver la crisis de deuda de Grecia y aumentar los fondos disponibles para evitar un contagio de otros países miembros.

En efecto, el Grupo de los 20, conformado por países industrializados y en desarrollo, dejó la pelota claramente en manos de la eurozona y esta vez finalmente se podría ver una jugada, al menos eso creen los mercados. El euro alcanzó un máximo de un mes de $1,3914 en las negociaciones tempranas del lunes pasado.

Sin embargo, los analistas de Commerzbank ya plantearon la pregunta aguafiestas que muchos deben estar pensando: ¿La reunión de esta semana producirá realmente una solución al problema que ha estado preocupando a los mercados financieros por ya casi dos años?

Dada la magnitud de la tarea, eso parece improbable.

Incluso si se lograra un paquete de medidas para aliviar significativamente la crisis, la eurozona se asemeja a un buque petrolero de gran tamaño. Le toma muchísimo tiempo dar la vuelta, tal como quedó demostrado con el lento y tortuoso paso por las legislaturas nacionales de las propuestas para ampliar el principal vehículo de rescate: el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, o FEEF.

Con o sin promesas, no vemos cómo las autoridades de la UE podrán presentar una solución para este fin de semana que se acerque remotamente con las actuales expectativas, señaló Commerzbank el lunes.

Como resultado, la actual percepción altamente positiva está construida sobre débiles bases y en consecuencia los niveles altos del cruce EUR/USD constituyen una buena oportunidad de venta.

Sería sorprendente si la eurozona no logra al menos presentar una medida dilatoria convincente, con un paquete diseñado para calmar a los mercados y ganar tiempo.

Quizás esto tenga una acogida suficientemente buena, incluso si el cliché más usado del año, patear la lata calle abajo, es desempolvado y asignado nuevamente a los líderes del bloque.

Pero en cualquier caso, sería dudoso que una medida dilatoria sea suficiente para mantener al euro cerca de sus niveles actuales.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL