¿Qué piensa tu empresa sobre el Cambio Climático?

¿Qué piensa tu empresa sobre el Cambio Climático?
La huelga global de trabajadores programada para septiembre pondrá a prueba la resolución corporativa sobre el tema.| Cortesía

¿En qué compañía deberías trabajar si te preocupa el Cambio Climático? ¿Cuáles debes evitar? Hasta ahora ha sido difícil averiguarlo, a menos que tengas tiempo para analizar las declaraciones de cada empresa para ver qué están haciendo para reducir las emisiones de carbono. También ha sido complicado averiguar cómo las empresas tratan a los empleados que quieren que implementen acciones más ecológicas.

Pronto este proceso va a ser mucho más fácil. El 20 de septiembre, los trabajadores del mundo han sido instados a unirse a una huelga climática global, la última señal de una creciente inquietud sobre el problema. Los organizadores dicen que esperan que los empleados abandonen sus oficinas y tomen las calles. Aquellos que enfrentan la amenaza de ser despedidos o que no pueden dejar sus puestos, pueden tomar acciones relevantes, como convocar una reunión para discutir los planes climáticos de la compañía o realizar una breve suspensión de labores.

La medida tiene el propósito de apoyar a los miles de estudiantes escolares que han realizado protestas y huelgas sobre el cambio climático en el último año. Se dice que más de 4,000 organizadores potenciales en 121 países están listos para ayudar.

No hay forma de saber cuántos adultos se unirán a la protesta o tomarán acción, pero está claro que una protesta de este tipo plantea un nuevo dilema para muchos empleadores. Pocas grandes empresas cuestionan la existencia o importancia del cambio climático. Muchas están de acuerdo en que es “uno de los desafíos ambientales más significativos del Siglo XXI” (Goldman Sachs) y los riesgos “requieren acción” (ExxonMobil), por lo que debemos actuar “antes de que sea demasiado tarde” (Facebook).

Esta preocupación puede ser genuina o puede ser estimulada por la necesidad de atraer a trabajadores con sensibilidad social en un mercado laboral ajustado. Pero, de cualquier manera, ¿es lo suficientemente profundo como para pasar por alto la pérdida de mano de obra que suscitaría una protesta climática? Para averiguarlo, envié un correo electrónico a una docena de compañías globales hace dos semanas para preguntar qué pensaban de la acción planificada y qué medidas tomarían para los empleados que participan. ¿Recortarían el sueldo de un trabajador en huelga? ¿Cuál era su política sobre los empleados que participaban en protestas públicas y se aplicaría en este caso?

Las empresas fueron elegidas al azar de varios sectores diferentes. No reclamo rigor científico, pero los resultados siguen siendo reveladores. En un extremo del espectro se encuentra Patagonia, la compañía de equipos para actividades al aire libre fundada por Yvon Chouinard, el ecologista y experto en escalada en roca. La compañía afirmó que alienta activamente a sus empleados a participar en protestas ambientales y tiene una política global de ofrecer una fianza para los trabajadores arrestados durante tales acciones. En septiembre planea expandir los esfuerzos digitales para conectar a sus clientes con grupos verdes locales.

Mientras tanto, el banco ético GLS de Alemania, que financia empresas ambientales y sociales, dice que cerrará el 20 de septiembre para que todos los empleados puedan marchar “contra la catástrofe climática“. ¿Qué hay de las compañías mucho más grandes fundadas por eco-multimillonarios como Michael Bloomberg y Richard Branson? El señor Bloomberg no quiso comentar. El Grupo Virgin de Sir Richard dijo que todavía estaba “solicitando opiniones” sobre la huelga climática. IKEA, otro gran inversor en energías renovables también estaba solicitando opiniones. Su matriz, Ingka Group, dijo que no tenía una política global para abordar el tema de los trabajadores que se unían a las protestas, pero afirmó que estaba “explorando” con sus equipos a través del mundo para decidir “cuál será nuestro enfoque sobre las próximas huelgas climáticas“.

De las compañías de energía que contacté, Shell dijo que respaldaba las protestas pacíficas y que sus empleados podrían pedir permiso para unirse a esta acción. No recibí respuesta antes de la fecha límite de BP o ExxonMobil. Tampoco respondió el gigante de la inversión BlackRock, cuyo director ejecutivo, Larry Fink, cree que las empresas deben hacer una contribución positiva a la sociedad para prosperar.

Finalmente, quedaban las grandes compañías tecnológicas en el otro extremo con respecto al activismo reciente de sus empleados. Facebook declinó hacer comentarios. No escuché nada de Google. Apple y Amazon dijeron que estaban abordando las emisiones, pero no respondieron con respecto al tema de la huelga climática.

Esto tal vez cambie antes del 20 de septiembre, al menos en Amazon. Cerca de 8,000 empleados de Amazon han firmado una carta que insta a la compañía a producir planes climáticos más completos y a repensar productos como los servicios de aprendizaje automático que se utilizan para la extracción de combustibles fósiles de las compañías petroleras.

La resolución de los accionistas sobre estos objetivos no fue aprobada este año, lo cual ha dejado a algunos empleados sin saber lo que harán el día de la huelga climática. Dudo que sean los únicos.

Pilita Clark

Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias