Reactivación económica post COVID-19 necesita reformas estructurales, fiscales e institucionales, advierte Cepal

Reactivación económica post COVID-19 necesita reformas estructurales, fiscales e institucionales, advierte Cepal

La región de América Latina y el Caribe ha sido la más afectada por la pandemia de coronavirus (COVID-19) y también la más dañada en términos económicos y sociales.

Esto se debe a factores estructurales de larga data que han prefigurado su disfuncional estilo de desarrollo.

Por ello, la reactivación económica post COVID-19 deberá cursar, a la par, significativas reformas estructurales productivas, fiscales e institucionales, para avanzar en la configuración de un nuevo estilo de desarrollo inclusivo y sostenible.

Así lo señalan Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y Mario Cimoli, secretario ejecutivo adjunto del organismo regional de las Naciones Unidas, en un artículo conjunto publicado en la última edición de la Revista Cepal.

Bajo el título “Asimetrías estructurales y crisis sanitaria: el imperativo de una recuperación transformadora para el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe”, ambos autores analizan los factores estructurales que explican por qué esta crisis pandémica ha tenido mayor incidencia sanitaria y socioeconómica en esta región, y revisan la producción intelectual de la Cepal en torno a este fenómeno.

En su artículo, Bárcena y Cimoli explican que la pandemia emerge en la región en el marco de tres crisis estructurales: una crisis social que se refleja en los altos niveles de desigualdad; una crisis económica que se refleja en el bajo crecimiento y el rezago tecnológico de la región frente a los países avanzados y (cada vez más) frente a algunas economías asiáticas; y una crisis ambiental que se refleja en la pérdida de biodiversidad, bosques y aguas, y en la tendencia al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Estas tres crisis y las políticas necesarias para superarlas interactúan entre sí. Cambiar el estilo de desarrollo de la región exige actuar coordinadamente sobre las tres”, señalan.

La estrategia de cierre de estas tres brechas (económica, social y ambiental) ha sido calificada por la CEPAL como una recuperación transformadora para el desarrollo sostenible, es decir, una estrategia que combine la recuperación económica con la superación del estilo de desarrollo vigente, tal como lo planteó en el documento de posición del trigésimo octavo período de sesiones de la Comisión “Construir un nuevo futuro: Una recuperación con igualdad y sostenibilidad”.

En una perspectiva de mediano y largo plazo, los autores recuerdan que la Cepal plantea que el desarrollo sostenible en los ámbitos social, económico y medioambiental no es algo que los mercados no regulados puedan lograr por sí solos.

Se requiere poner en marcha políticas públicas en diversas áreas y de manera simultánea en materias de innovación y actualización tecnológica; avanzar hacia un Estado de bienestar para apoyar el aprendizaje y la igualdad; rediseñar los incentivos económicos para fomentar la protección del medio ambiente, y aplicar políticas macroprudenciales que brinden estabilidad y que promuevan la competitividad, políticas fiscales progresivas para la igualdad y el financiamiento de inversiones públicas y políticas sectoriales para fomentar la expansión de los sectores que son los principales impulsores de la sostenibilidad.

Asimismo, indican que esta transformación requerirá pactos políticos que incluyan políticas fiscales expansivas, progresivas, eficaces y eficientes.

“Se requiere de liderazgos que den mayores grados de certidumbre, que sepan construir alianzas, que ayuden a recuperar la política y el bienestar, promover la solidaridad entre las naciones, fortalecer la integración regional, cumplir las agendas internacionales, entre ellas la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y enlazar la emergencia con la recuperación”, enfatizan Bárcena y Cimoli en su artículo.

Más informaciones

Comente la noticia