Recomiendan crear Ministerio de Desarrollo Marítimo y Logístico

Recomiendan crear Ministerio  de Desarrollo Marítimo y Logístico
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) espera reflotar el proyecto puerto de Corozal en el Pacífico para diversificar su negocio| Sassha Fuenmayor

Panamá tiene todo los elementos para convertirse  en un hub logístico global: Un   Canal, los puertos y la conectividad marítima y aérea, pero  debe  crear un Ministerio de  Desarrollo Marítimo y Logístico, desburocratizar la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), aprobar estándares globales de comercio exterior, aprobar una Ley de Alianza Público-Privadas (APP), adoptar nuevas tecnologías como Blockchain, Internet de las Cosas (IoT) e  Inteligencia Artificial (IA), señalaron los expertos que participaron en el Foro Canal ampliado y hub logístico: El reto de alcanzar mayor sinergia, organizado por Capital Financiero.

Además de su privilegiada posición geográfica, Panamá cuenta con cincos terminales portuarias de talla mundial  y actualmente se construye el puerto Panamá Colón Container Port, que contará con 12 grúas  pórticas y capacidad para manejar 2.5 millones de TEU’s (medida equivalente a un contenedor de 20 pies), al año.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) espera reflotar el proyecto puerto de Corozal en el Pacífico para diversificar su negocio.

El sistema portuario panameño, que abarca los puertos de contenedores del Pacífico y del Atlántico, movió 7,014,393 TEU’s en 2018 para un crecimiento de 1.7% con relación a igual período del año anterior,   un crecimiento que  fue liderado por las terminales del Atlántico Manzanillo International Terminal (MIT) y Colon Container Terminal (CCT), que en conjunto registraron un crecimiento  de 461,438 TEU’s.

En el  2017 se implementó la Ventanilla Única Marítima de Panamá (Vumpa), la que ha permitido ahorrar  3,260 horas  al año, tomando en cuenta que son alrededor de 25 movimientos portuarios por hora y consecuentemente se genera ahorro de combustible en los buques.

En opinión del expresidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), Rommel Troetsch, la Vumpa no es suficiente, se requiere cerrar el Gabinete Logística y pasar a un Ministerio de Desarrollo Marítimo y Logístico, ya que ambos temas están amarrados.

“Panamá no se convertirá en un hub logístico, si no cuenta con   un funcionario de alto nivel dedicado a la logística que salga del país a tocar puertas y ver  qué necesitan las  empresas logísticas para instalarse en el país”, destacó Troetshc, quien recordó que Panamá es el segundo país con mayor conectividad en el continente, superado solo Estados Unidos (EU), (Ver Recuadro: Índice de conectividad del transporte marítimo).

Por su parte, Demóstenes Pérez, especialista en desarrollo de Negocios Logísticos, dijo que a Panamá aún  le faltan elementos para ser un hub logístico global de la talla del puerto de Rotterdam, Países Bajos o Singapur.

No puede ser que a una institución como la ANA, que en el 2018 recaudadó  $1,386 millones, se le recorte el presupuesto, precisó.

Pérez también considera que el Sistema  Integrado de Gestión Aduanera (Siga) de la ANA debe interconectarse con el  sistema de Declaración de Movimientos Comerciales Electrónico (Dmce) de la Zona Libre de Colón (ZLC) para facilitar   información sobre  las exportaciones.

Otras de las debilidades de Panamá, a criterio de Pérez,  “es que no ha implementado tecnologías que permitan  vigilar la carga desde que sale del puerto hasta que llega a su destino, por lo que el empresario no puede tomar decisiones”.

Igualmente, expresó que Panamá ha demorado en adoptar estándares globales como el sistema de normas de GS1, organización privada dedicada a la elaboración y aplicación de estándares de identificación única para mejorar la eficiencia y visibilidad de las cadenas de abastecimiento, la oferta y la demanda a nivel mundial.

Para Francisco Cruz Fuenzalida, representante internacional del Grupo Empresas Navieras (GEN), cualquier economía madura deber contar con  alianzas público privada  para impulsar el sector marítimo, logístico y las exportaciones, sistema que ha sido exitoso en Chile, México y Colombia, pero que en Panamá sigue siendo un tema pendiente.

Disrupción tecnológica
Alexis Rodríguez, especialista en protección de la ACP, destacó que las nuevas tecnologías como Blockchain, las embarcaciones autónomas, Iot, IA y la   realidad virtual empiezan a cambiar al sector marítimo.

Para muestra un botón: El Puerto de Rotterdam ha implementado una aplicación que se basa en el software blockchain, que puede rastrear de forma segura la propiedad y la ubicación de los envíos de carga. En promedio 28 partes  participan en una transacción logística de carga, con documentos que contienen datos potencialmente confidenciales sobre el envío, que cambia de manos hasta 200 veces entre su envío y su entrega final.

Por otro lado, la multinacional estadounidense International Business Machines Corporation (IBM) y el gigante danés de transporte y logística Maersk lanzaron una  solución global de envíos habilitada con blockchain, con 94 organizaciones involucradas y 154 millones de eventos de transporte captados. 

La plataforma global de la cadena de suministro se denomina ‘TradeLens’, y según los informes, el conjunto de datos está creciendo a un ritmo de cerca de un millón de eventos de envíos por día.

Pérez recalcó que en Panamá no hay tecnología blockchain, porque se carece de una estrategia digital.

Otro ejemplo de disrupción tecnológica fue la decisión de la Organización Marítima Internacional (OMI), de analizar cómo pueden abordarse las operaciones de las embarcaciones de Superficie Autónoma Marítima (Mass).

La OMI clasifica los grados de autonomía de la embarcación en: Envío con procesos automatizados y soporte de decisiones, barco controlado a distancia con gente de mar a bordo, barco controlado a distancia sin marineros a bordo y barco totalmente autónomo, donde el sistema operativo  puede tomar decisiones y determinar acciones por sí mismo.

Los buques no tripulados deben ser monitoreados y controlados, lo que requerirá nuevos roles de trabajo, nuevas tareas y nuevas herramientas.

En este sentido, Rolls-Royce Marine cuenta con dos centros de operaciones remotas ubicadas en Noruega y Finlandia, donde mediante el uso de pantallas inteligentes interactivas, sistemas de reconocimiento de voz, hologramas y drones de vigilancia, un grupo de personas puede  monitorear lo que está sucediendo tanto a bordo como alrededor de la nave.

La Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA) implementa el Proyecto Safer “Análisis de detección de sentido para el reconocimiento de eventos marítimos”,  que permite  predicir con  precisión la  hora de llegada del barco,   mejorando la productividad y eficiencia de los  operadores de las terminales y de los  proveedores de servicios marítimos.

Por otro lado, Mitsui O.S.K. Lines (MOL) anunció la presentación de Vessel View VR, un sistema de realidad virtual, que permite visitas remotas a sus naves.

Rodríguez precisó que MOL ya instaló su sistema de realidad virtual en 21 barcos petroleros, después de un exitoso piloto  realizado en  2018.  

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias