Recupere su salud en el 2015

Recupere su salud en el 2015

En la cena navideña y de fin de año se consumen calorías equivalentes a cinco días

Detox smoothie before running workout

Cada primer día  del año, especialmente después de los excesos de las fiestas navideñas y fin de año,  casi todos hacemos propósitos de enmienda y nos planteamos perder peso de inmediato.

Un propósito que no debiera quedarse en proyecto, porque según recientes estudios más del 30% de las personas  tienen problemas de obesidad y más de la tercera parte presentan sobrepeso.

Pero tan importante como perder peso es desintoxicar nuestro organismo al que, en estas fechas, sometemos a  peligrosos excesos.

Muchas veces no somos conscientes de lo que llegamos  a consumir durantes estas fiestas. Para que tenga una idea, se asegura que en una cena navideña o de fin de año se consumen calorías equivalentes a cinco días y todo en  unas cuantas horas.

En general comemos mal y nos movemos mucho menos de lo que hace falta. Y ese es un problema que las sociedades pagan con un aumento de las enfermedades cardiovasculares, que  es una auténtica plaga  en nuestros tiempos.

Es por eso necesario plantearnos de manera seria esos vagos propósitos que nos formulamos tras los excesos navideños.

Los malestares físicos  durante los primeros meses del año son consecuencia de la ingesta excesiva de grasa, azúcar y alcohol, acumulando en el organismo toxinas, colesterol y ácido úrico, elementos que pueden agravar o dar lugar a problemas de sobrepeso, obesidad, aterosclerosis, problemas cardiovasculares y diabetes.

En ese sentido, los expertos aseguran que una buena medida preventiva sería ingerir con las comidas alimentos saciantes o que impidan la absorción de las grasas. Por ejemplo, spirulina y vinagre de manzana,  entre otros.

Se necesita tener un equilibrio orgánico y este se consigue de una manera muy simple: Comiendo menos y moviéndose más. Claro que, como suele ser difícil plantearse cambios de hábitos bruscos, bien está empezar por una cura de desintoxicación, para después plantearse un sistema de adelgazamiento.

Y, por supuesto, hacer un hueco para al menos poder caminar una hora todos los días.

Consejos básicos

Luego de haber probado semejantes delicias, acompañados seguramente de bebidas alcohólicas, el cuerpo pide a gritos un descanso:

Beba sin límite: Agua, caldo light, infusiones sin azúcar y gelatinas light. Incorpore por lo menos dos litros y medio de agua al día.

Consuma abundante cantidad de frutas y vegetales frescos y en jugos.

Consuma cereales integrales.

Coma más pescado.

Consuma yogures descremados.

Cene liviano: Incluya hortalizas, carne magra y frutas.

Evite embutidos, fiambres, manteca, mayonesa y frituras.

Reduzca el consumo de sal.

Tome té de manzanilla, valeriana, tilo o cedrón para reemplazar al café.

Muévase más cada día: Elija caminar o e incluso aproveche para moverse en bicicleta los domingo disfrutando de las ciclo vías con las que ahora cuenta nuestra ciudad, conviértalo en un hábito. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia