Redactan primer Código Tributario de Panamá

Apelaciones contra el Cair, multas y sanciones, los expedientes más presentados

Grafica TAT

El Tribunal Administrativo Tributario (TAT) de Panamá, desde junio de 2011 hasta marzo de 2015, ha resuelto un 77,4% de los 722 expedientes registrados. Organismo autónomo de segunda instancia, independiente y especializado, con jurisdicción nacional. Creado en 2010 para conocer los recursos de apelación contra las decisiones de la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Además, las estadísticas muestran que la mayor cantidad de apelaciones recibidas por el TAT corresponde al Calculo Alterno sobre la Renta (Cair) con un 35%, seguido de las multas y sanciones (28%), Liquidaciones adicionales (10%) y devolución de impuesto (7%).

Entre las competencias del Tribunal están: Cair, devoluciones de impuestos, liquidaciones adicionales, multas y sanciones, tratados para evitar la doble tributación y violaciones a las normas de procedimientos, entre otras.

Presiden el TAT dos abogados y un contador, en la actualidad lo dirigen las magistradas Ana Mae Jiménez (presidenta), Isis Ortiz (vicepresidenta) y el magistrado, Reinaldo Achurra (contador), quienes junto al secretario general, Elías Solís, conversaron con Capital Financiero y compartieron los hechos más relevantes de su agenda de trabajo.

Los magistrados del TAT son designados por un período de cinco años y ratificados por la Asamblea Nacional de Diputados, pero los primeros fueron nombrados por el Ejecutivo de manera escalonada (3, 4 y 5 años). La Ley 8 de 2010 que rige el tribunal permite la reelección de los magistrados y cada uno de ellos cuenta con un suplemente.

La misión del TAT es impartir justicia tributaria en la República de Panamá y el año pasado abrimos nuestras dos primeras oficinas regionales. Una en la ciudad de David, para atender a las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, y la otra en Santiago de Veraguas para atender la región de provincias centrales, informó Jiménez.

La magistrada añadió que los principales valores del TAT son: Transparencia, justicia, honestidad, responsabilidad, compromiso, respecto y la confidencialidad.

Por otro lado, si un contribuyente no está de acuerdo con la decisión del TAT puede ir a la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia a través de una acción contencioso administrativa y la decisión en esta instancia es definitiva.

Jiménez aclaró que cuando un contribuyente no esté de acuerdo con una de las consideraciones de la DGI, lo primero que debe hacer es presentar un recurso de reconsideración por medio  de un abogado a la propia institución. De mantener la DGI su decisión y el contribuyente no está de acuerdo, entonces puede llevar su apelación ante el TAT.

Código Tributario

Por otro lado, los magistrados indicaron que el TAT puede hacer recomendaciones al Ministerio de Economía y Finanzas en materia tributaria para subsanar vacíos. Adelantaron que trabajan en la elaboración del primer Código Tributario del país con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y cuya consultoría está a cargo de la firma Deloitte (Panamá) y que tiene como fecha el 30 de julio para presentar el primer borrador.

Panamá es uno de los últimos países que no tiene un Código Tributario y una vez recibido el borrador será entregado a todos los entes vinculantes para que hagan sus comentarios y recomendaciones.

El secretario general del TAT dijo que Panamá en lo referente al procedimiento administrativo tiene que aplicar tres leyes: Código Fiscal que rige el procedimiento fiscal ordinario, Ley 38 del año 2000 de procedimiento administrativo general y el Código Judicial.

Esto implica que para los contribuyentes y particularmente para los abogados que los representan en los proceso dará  mayor certeza de cuál es la norma procesal que aplicará la DGI como el TAT al momento de resolver los recursos de apelaciones.

Por ello, el TAT considera necesario que Panamá tenga un Código Tributario donde estén todas las disposiciones procesales que se aplicarán al momento de resolver las apelaciones de los contribuyentes.

Solís expresó que se debe tener claro la diferenciación entre un código de procedimientos y lo que sería el propio Código Fiscal que continuará regulando los impuestos.

El Código Tributario no tocará, ni se referirá a los impuestos.

La meta del TAT es llevar a la Asamblea Nacional a través del MEF, el Código Tributario en el primer semestre del 2016.   

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia