Reformarán Ley de la Auspa

Reformarán Ley de la Auspa

Buscan facilitar la exportaciones reduciendo los trámites y los costos

young worker recording rice stock

La Ley que rige la Autoridad Panameña de Segridad de Alimentos  (Aupsa) será reformada, con el fin de agilizar las exportaciones y lograr que los procesos sean igual de expedito que los aplicados a las solicitudes de importación.

En la actualidad se evalúan tres alternativas: Por medio de la reglamentación, introducir reformas o aprobar una nueva legislación. La Ley vigente, pese haber sido aprobada en el 2006, aún no ha sido reglamentada.

El administrador general  de la Aupsa,  Yuri Huerta, dijo que si bien la actual Ley está bien estructurada, existe un desbalance entre las exportaciones y las importaciones, que ha generado choque con los productores locales.

Y en ese sentido se busca que la Aupsa también maneje  las exportaciones y que los mismos requisitos y normas que se aplican para la introducción de alimentos se apliquen a las exportaciones.

Huerta dijo que una vez que manejemos las exportaciones,  auditaríamos a las empresas que quieran exportar para aproximarnos a una reciprocidad  con los países desarrollados.

Se trata de un proyecto más complejo que la  inocuidad de los productos y las importaciones, que es lo que  en la actualidad atiende esta institución.

Hemos  detectado que tanto los pequeños,  medianos  y los grandes empresarios, que son usuarios nuestros por medio de las importaciones, están pidiendo a grito que las exportaciones  sean manejadas igual, que las importaciones que son más rápidas y más expedidas,  sobre todo en la adquisición de los registros, dijo el funcionario.

También  se ha estado reclamando que las exportaciones no queden sujetas a la discrecionalidad de algunas personas, como ocurría con las licencias de exportación, sino que se maneje de una forma técnica.

En la actualidad la Auspa sólo  tiene que ver,  a manera de ejemplo,  si el arroz que se importa cumple con las medidas fitosanitarias, y no si es necesaria o no la introducción del grano.

El registro de un producto nacional es muy costoso, demorado y burocrático, detalló Huerta.

Una empresa que produce tres tipos de jalea caseras, tiene que registrar cada producto en el Ministerio de Salud, proceso que cuesta entre $200 y $300  cada uno, además debe contratar un abogado y una consultoría para certificar  la factibilidad del producto o del mercado. Todo esto puede llegar a sumar $1.200 por producto.

Mientras que,  según Huerta,   en el caso de   importar   una jalea similar el registro es casi gratis. En el    proceso de verificación y análisis es donde  existe un  cierto costo, pero muy por debajo de lo que paga el exportador, añadió.

Ese es el desbalance  del que  estamos hablando y eso no puede ser, porque de esta forma no incentivas las exportaciones, sostuvo el funcionario.

Para esta semana se tiene previsto realizar los primeros acercamientos con las organizaciones y gremios vinculados a esta actividad para iniciar las conversaciones, con el fin de que en un plazo de dos meses se pueda presentar un documento  concreto al Consejo de Gabinete, para su posterior presentación a la Asamblea Nacional de Diputados.

En estos momentos a lo interno de la Auspa hay varias comisiones  evaluando las diferentes alternativas para mejorar el marco legal de la institución.

En este proceso también hay que tomar en cuenta los convenios y acuerdos internacionales que en materia comercial ha firmado Panamá, para no contravenir normas internacionales.

El  expresidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), Máximo Gallardo, calificó la iniciativa como positiva y señaló que todos los países brindan  incentivos para exportar, pero en Panamá no dan nada, sino que ponen las cosas más difíciles.

Señaló que todos los gobiernos creen que por ser Panamá un país de tránsito todo se debe importar, sin embargo, con esta visión lo  que están haciendo  es debilitando al sector productivo del país.

La reforma a la Ley de Auspa también ha venido siendo solicitada por los gremios agropecuarios, como una medida para tratar de controlar las importaciones que no tienen justificación y que saturan el mercado afectando a  los productores locales.   

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia