Reforzar contención del gasto público ante caída de ingresos

Ley 52 de 2012 generó créditos fiscales a muchas personas jurídicas

Grafica01

Empresarios y particulares, sin distinción alguna, todos aspiran pagar menos tributos y cuestionan severamente, el uso indebido de los recursos económicos que pagan en concepto de impuestos, ya sean estos nacionales o municipales.

La pasada administración, presidida por Ricardo Martinelli, realizó 21 cambios tributarios y la actual, liderada por Juan Carlos Varela, lleva dos. La anterior creó la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (Anip), y la actual, procedió a restablecer la Dirección General de Ingresos (DIG) bajo la cobertura del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Cuando se aborda el tema tributario en Panamá, hay que ver las siguientes instancias, la DGI, la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), los municipios y la Caja de Seguro Social (CSS). Todas estas instituciones aplican tributos.

Los impuestos siempre han estado en la vida del hombre y una frase muy conocida cuando se abordan los tributos es: Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Aquí está implícito el concepto de pago voluntario de impuesto.

El abogado especialista en tributación de la firma Morgan & Morgan, Adolfo Campos, sostiene que los mejores impuestos son los que menos cuestan cobrarlos. Donde las personas pagan los impuestos que les corresponden basado en la ejecución de la ley con ética.

Siempre van existir evasores y errores de cálculos a la hora de la liquidación y pago de impuestos. Es normal que ocurra, comentó Campos.

En el caso de las tributaciones panameñas, el último informe preliminar de recaudación de la DGI en los primeros cinco meses de 2015, reportó una caída de los ingresos corrientes de 7,7% en comparación con el monto de igual período del año pasado, al pasar de $2.498,6 millones a $2.305,2 millones.

Los impuestos directos disminuyeron 4%, los no tributarios en un 20.5% y el rubro de otros ingresos cedió un 22,3%. Entre los tributos directos están: Renta jurídica y natural, Dividendos y complementario, Inmuebles, Aviso de operación y Seguro educativo. Mientras en los impuestos indirectos se encuentran: Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (Itbms) a las ventas y a las importaciones. Consumo de combustible e Impuestos selectivos al consumo.

Entre las causas de la baja recaudación en lo que va del 2015, el director de la DGI, Publio Cortés, explicó que se debe al alto porcentaje de créditos fiscales a favor de las personas jurídicas generado por la Ley 52 de 2012.

El Itbm aplicado a las ventas, recaudó en los primeros cinco meses de 2015 la suma de $320,3 millones, una baja de 7,9% en relación a los ingresos de 2014 que estuvieron situados en $347,6 millones. Este es un impuesto importante, porque si las ventas caen en todo el país, los ingresos del mismo bajaran, comentó Campos.

A su vez, el Itbm aplicado a las importaciones, registró ingresos por $206,2 millones, un 8,0% menos en comparación con las captaciones acumuladas a mayo de 2014 que fueron por $224,1 millones.

Por su parte, los ingresos del impuesto de renta de las personas jurídicas, disminuyó 21,4% al pasar de $242,1 millones en 2014 a $190,3 millones, al cierre de mayo de 2015.

Campos indicó que durante la pasada administración de gobierno no se permitía pagar menos del impuesto causado en las declaraciones de renta estimada.

Eso causó que las personas quedaron con un crédito alto, por lo tanto en los siguientes años no le salda impuesto a pagar, agregó.

También el Adelanto Mensual de Impuesto (Amir) sobre la renta, ha generado un crédito bien interesante en algunas empresas, señaló Campos.

En cambio, la renta pagada por las personas naturales, registró un incremento de un 16,4% en los primeros cinco meses de 2015 en relación con los de 2014, al pasar de $285,5 millones a $332,4 millones.

Campos es de la opinión que las bajas ventas y sobre todo el Itbms está impactando las recaudaciones del Gobierno y se preguntó ¿qué toca hacer? Reforzar la contención del gasto público al máximo nivel, respondió.

Entiendo que el ministro del MEF, Dulcidio De La Guardia se pronunció al respecto, pero aunque es preocupante el monto de las recaudaciones, no impactará tan fuerte, porque se están aplicando los ajustes en el gasto público, añadió.

De La Guardia, reconoció el pasado 18 de junio que están preocupados por las recaudaciones tributarias del país y las cifras no son cónsonas con el crecimiento de 5,9% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de 2015 y al incremento de la inversión extranjera que se fijó en $1.705,8 millones, un 32,2% en relación con igual período de 2014.

Campos manifestó que se deben buscar medidas urgentes de acercamiento a los contribuyentes para realizar el cobro al menor costo. Es decir, el pago voluntario de los impuestos.

Por su lado, el director de la DGI indicó al dar a conocer los resultados de los ingresos tributarios que refuerzan la capacidad de auditoria y las acciones legales de la institución con el objetivo de aumentar los ingresos.

En resumen, los ingresos tributarios acumulados a mayo de 2015 en comparación con igual período de 2014 cedieron 4%, los no tributarios disminuyeron en un 20,5% y otros ingresos corrientes cayeron un 22,3%.

Lograr que los contribuyentes acudan de manera voluntaria a pagar los respectivos impuestos, es el desafío del actual gobierno. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL