Registro mundial de activos reduciría la evasión y la corrupción

Registro mundial de activos reduciría la evasión y la corrupción
Permitiría medir y comprender la desigualdad de la riqueza| Archivo

El sistema actual de tributación internacional ha sido utilizado por las multinacionales para transferir grandes porciones de sus ganancias a jurisdicciones con bajos impuestos, según la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (Icrict, por sus siglas en inglés).

“Aunque ha habido múltiples acuerdos mundiales para evitar la doble imposición de las ganancias de las multinacionales, las reglas de precios de transferencia utilizadas por estos no han tenido éxito en evitar la erosión de la base impositiva y en garantizar que las ganancias sean gravadas donde realmente transcurren las mayores actividades económicas de las multinacionales”, añade la Icrict.

A través del informe “Una hoja de ruta para un registro mundial de activos financieros” y con el objetivo de promover una discusión más amplia e inclusiva sobre el sistema de tributación internacional, la Icrict  evaluó el estado de los esfuerzos de reforma y trazó el camino a seguir para la creación de un mejor sistema tributario.

Plantea que un registro mundial de activos financieros permitiría medir y comprender la desigualdad de la riqueza, facilitaría la celebración de debates públicos y normativos y apoyaría la aplicación de impuestos apropiados para reducir las consecuencias negativas de la desigualdad.

También sería un instrumento contra las corrientes financieras ilícitas, al poner fin a la impunidad por ocultar y utilizar el producto del delito, y por eliminar los ingresos y beneficios legítimos de la economía en la que se generan con fines fiscales.

El presidente del Icrict, José Antonio Ocampo, señaló que una fracción importante de las riquezas en los paraísos fiscales está concentrada en sociedades pantallas, las cuales tienen por objetivo hacer que los beneficios finales no sean localizables.

En ese sentido, indicó que una medida crucial sería un registro financiero global de los titulares reales y últimos de las sociedades, cuentas bancarias y propiedades, ya que esto permitiría limitar la evasión fiscal, el lavado de dinero e, incluso, la financiación del terrorismo.

La riqueza mundial en paraísos fiscales se estima en torno al 12% y 14%, de la que sólo Suiza posee el 3%.

Comisión
Según Gabriel Zucman, profesor de economía en la Universidad de Berkeley, California, $7.6 billones están escondidos en paraísos fiscales. Es el equivalente al 10% del  Producto Interno Bruto (PIB) mundial, oculto como depósitos, acciones, bonos y fondos de inversión. En los países del Norte de Europa esta riqueza no supera el 5%, pero en la Europa continental esta cifra asciende a alrededor del 15%.

Thomas Piketty, profesor de la Escuela de Economía de París, explica que en cuanto a los activos privados mantenidos en paraísos fiscales, la mayor opacidad sigue en vigor.

El número de las personas más ricas del mundo ha seguido creciendo desde 2008 a un ritmo mucho más rápido que el tamaño de la economía, en parte porque pagan menos impuestos que los otros”, dijo.

Expresó que es urgente acelerar el proceso y aplicar sanciones comerciales y financieras severas contra los países que no cumplan con normas estrictas y que al mismo tiempo, debe establecerse un registro mundial de activo financiero.

De acuerdo con la comisión, el 45% de los beneficios de las multinacionales se trasladan artificialmente a paraísos fiscales, lo que representa más de 600,000 millones de euros en 2015.

Mientras que el 63% de los beneficios extranjeros obtenidos por las multinacionales estadounidenses se destinan a paraísos fiscales y la riqueza offshore resulta ser extremadamente concentrada.

Eva Joly, diputada europea y miembro de la Icrit, indicó que la transparencia es clave en la lucha por una mayor justicia fiscal y contra la desigualdad.

Entiende que el registro contribuiría fuertemente a reforzar la lucha contra la evasión fiscal y la corrupción internacional.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que la evasión y la elusión de los impuestos sobre la renta personal y de las empresas costaron a América Latina más de $190,000 millones en 2014, es decir, un 4% del PIB regional.

De acuerdo con la Cepal, los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) tienen prioridad para desarrollar este registro, ya que tienen la capacidad financiera y tecnológica, y gran parte de la riqueza del mundo ya está allí. Sin embargo, dada la falta de progreso pasada y presente de EE.UU., una opción más realista podría ser la Unión Europea, que ha estado a la vanguardia de las medidas de transparencia.

Yulissa Álvarez
elDinero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias