Reguladores implementan Basilea sin tener un análisis de costo-beneficio

Reguladores implementan Basilea sin tener un análisis de costo-beneficio
El secretario general de la Felaban dijo que se ha ingresado a una fase de querer regularse todo| Cortesia

La aplicación de las normas de Basilea II y III en América Latina, fue comparada por el secretario general de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), Giorgio Trettenero Castro, como la celebración de una gran fiesta que costó mucho dinero, a la que no fueron invitados y que al final de esta le pasaron la cuenta que todos deben pagar.

“La crisis no se generó en nuestros países (sino en el hemisferio norte), porque desde hace 15 años no hemos sufrido ninguna crisis financiera. Al final nos llega Basilea II y III que representa la cuenta, ya no habrá más fiesta y hay que pagar la cuenta”, dijo Trettenero a Capital Financiero.

El secretario general de la Felaban dijo que se ha ingresado a una fase de querer regularse todo. Basilea III nació en 2007 y terminó el 7 de diciembre de 2017 generando 3,000 páginas de normas. “No decimos que Basilea sea mala, el problema es que nuestros países son muy diferentes a los desarrollados”, acotó.

Trettereno, comentó que “la implementación de las recomendaciones del Comité de Basilea en nuestra región es muy disímil, debido a la autonomía normativa de cada jurisdicción, el grado de desarrollo y profundidad financiero de cada país, y en general, la heterogeneidad de los sectores financiero de los mismos”.

Destacó que “independientemente de los anterior, Felaban celebra toda iniciativa dirigida a mejorar la estabilidad financiera, la solidez del sistema financiero, pero nos preocupa, que numerosos países de América Latina no son ajenos en adoptar disposiciones regulatorias, sin realizar previamente un análisis costo-beneficio a los diferentes tipos de entidades financieras de cada país, ni dimensionar la carga operativa derivada de su cumplimiento”.

En opinión del secretario generalde los banqueros latinoamericanos, “es vital que antes de proponer algún cambio se haga un estudio de impacto de estas medidas en los balances de las entidades financieras para poder evaluar la gradualidad de su implementación”.

Además, hizo “un llamado a los reguladores y supervisores que antes de definir la implementación y gradualidad de alguna política pública de cara a la regulación, es vital incluir un análisis costo-beneficio oportuno y completo del impacto en los balances de todas las instituciones financieras, luego de un proceso de consulta con quienes deberán cumplir dichas disposiciones – es decir, los bancos. Hay que tener presente que la banca de América Latina está invirtiendo grandes cantidades de capital, recursos humanos y tecnología para desarrollar su proceso de transformación digital integral, y este tipo de directrices puede obligar a los bancos a asignar recursos al cumplimiento regulatorio”.

Por lo tanto, “desde Felaban consideramos que una misma actividad financiera debería haber una misma regulación, igual para todos y neutral. En caso contrario, se corre el riesgo de subsidiar nuevas actividades no reguladas, en desmedro de aquellas ya establecidas en el mercado con el gran riesgo de ver crecer unas actividades financieras alternativas sin controles ni seguimiento, poniendo en riesgo la estabilidad financiera de todo un país”.

Añadió que “por solo citar un caso, ante estos nuevos emprendimientos tecnológicos captan de dinero del público y ofrecen servicios de transferencias, ¿Quién controlará las políticas de prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo en estos casos? ¿Quién será el responsable en el caso de insolvencias, fallas en los procesos o fraudes?”.

Trettenero participó en representación de Felaban en la inauguración del III Congreso Latinoamericano de Riesgo que finaliza hoy en la capital panameña (Clar, 3-4 de septiembre de 2018) y que apoya la Asociación Bancaria de Panamá.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL