Remesas a Centroamérica favorecidas por mejora del empleo en EE.UU.

Remesas a Centroamérica favorecidas  por mejora del empleo en EE.UU.

En 2015 Latinoamérica y el Caribe recibió $66.700 millones, un crecimiento de 4,8% respecto al 2014

remesas-internacionales

El flujo de dinero de los emigrantes a sus países de orígenes, entre ellos muchos de América Latina, en los primeros tres lustros del siglo XXI se ha convertido en una fuente relevante de financiamiento para la balanza de pagos.

El tema será objeto de discusión y análisis en el IV Congreso Latinoamericano de Banca y Economía, que se realizará  del 16 al 18 de octubre del presente año en la ciudad de Antigua, Guatemala, evento organizado por la Asociación de Bancos de Guatemala, la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) y su Comité Latinoamericano de Economistas (Clec).

De acuerdo con el informe Reseña Sobre Migración y Desarrollo del Banco Mundial (BM) dado a conocer en abril de 2016, las remesas hacia los países en desarrollo aumentaron marginalmente en 2015 a medida que el debilitamiento del precio del petróleo ejerció presión sobre los ingresos de los migrantes internacionales y su capacidad de enviar dinero a casa.

En 2015 el valor de las remesas hacia las economías en desarrollo se situó en $431.600 millones, un aumento de 0,4% con respecto a los $430.000 millones de 2014.

El ritmo del crecimiento de 2015 ha sido el más bajo desde la crisis financiera mundial. Las remesas mundiales, que incluyen los envíos hacia países de ingresos altos, disminuyeron de $592.000 millones en 2014 a $581.600 millones en 2015, una caída de 1,7%, comenta el reporte del BM.

Añade que la desaceleración en el crecimiento de las remesas comenzó en 2012. Sin embargo, la tendencia empeoró el año pasado a causa del bajo precio del petróleo, situación que está afectando negativamente a muchos de los países de origen de las transferencias que son exportadores de petróleo, como Rusia y los Países del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes (Cceag).

India mantuvo el primer lugar al recibir en 2015 la suma de $60.000 millones, una leve baja respecto a los $70.000 millones captados en 2014. Le siguen: China ($64.000 millones), Filipinas ($28.000 millones), México ($25.000 millones) y Nigeria ($21.000 millones).

Para el director del Grupo sobre Indicadores Mundiales del BM, Augusto Lopez-Claros, las remesas son una fuente importante y bastante estable de ingresos para millones de familias y para la entrada de divisas en muchos países en desarrollo. Sin embargo, si su flujo sigue moderándose, y de manera tan drástica como sucede en las naciones de Asia Central, los hogares pobres de muchas parte del mundo enfrentarán problemas graves, incluido a nivel de nutrición, acceso a atención de salud y educación.

América Latina y el Caribe

Respecto a los países de América Latina y el Caribe, el informe del BM indica que la región presentó la mayor tasa de crecimiento de 4,8% en las remesas durante el año 2015, debido a la recuperación de los mercados laborales de Estados Unidos (EE.UU.). A la vez, estima que el crecimiento se mantendrá en 2016, aunque  a un ritmo menor, y que el valor de las remesas se incrementará de $66.700 millones reportados en 2015 a $69.300 millones este año.

Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la publicación de 2015: Las remesas a América Latina y el Caribe. Superan su máximo valor histórico en 2014, contiene un reporte detallado de lo ocurrido en la región al cierre de 2014 cuando el envío de dinero a la región ascendió a $65.382 millones.

De acuerdo con este informe del BID, los mayores captadores de remesas en la región son: México, Guatemala, Colombia, El Salvador y Honduras.

En el caso de Panamá, la economía con mayor crecimiento durante la última década entre las naciones centroamericanas, recibió en 2014 el monto de $847 millones.

A su vez, otra tendencia observada es que el costo de enviar remesas ha venido disminuyendo gracias al uso de plataformas Web que permiten la prestación de dicho servicio. El BI con base en la revisión de las citadas plataformas encontró una reducción en el costo de envío de un 3,5% en promedio.

Producto de la importancia relativa de las remesas para todos los países de la región, como fuente de ingresos, divisas para las economías es un tema que se analizará en las presentaciones del IV Congreso Latinoamericano de Banca y Economía, dio a conocer Felaban.

En el caso de Panamá, la llegada de cientos de emigrantes centroamericanos, suramericanos y de otros países atraídos por el crecimiento registrado durante las últimas dos décadas, es un emisor de remesas en vez de ser un captador. En 2015 envío al exterior $826,4 millones en concepto de remesas y recibió $472,7 millones, según la Contraloría General de la República.

En lo que va del primer trimestre de 2016 Panamá ha recibido $101,4 millones y enviado $207,2 millones en concepto de remesas.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia