Retos y oportunidades del sector construcción

Retos y oportunidades  del sector construcción

Suplir el déficit de viviendas de bajo costo es uno de los desafíos que se enfrentan

Al caminar por las principales avenidas de la capital panameña, el fuerte sonido de los taladros ya se ha convertido en algo cotidiano para quienes allí viven o trabajan; sin embargo, esos ruidos hacen voltear la mirada a muchos extranjeros que perciben a la ciudad de Panamá como una de las metrópolis más pujantes y dinámicas de la región.
Además de grandes obras en marcha, como la construcción de la Linea 1 del Metro, el  reordenamiento vial y la ampliación del Canal, se suman a este dinamismo las construcciones de nuevas barriadas residenciales, edificios, parques logísticos y centros comerciales, que año tras año compiten en esta especie de guerra de concreto por llegar a ser la estructura más alta, más innovadora, más competitiva o mejor diseñada.
El sector construcción ha sido uno de los principales motores que han impulsado el boom económico que Panamá experimenta en la actualidad.
Según estadísticas de la Contraloría General de la República, solo en junio se iniciaron un total de 72 nuevas obras.
En el primer semestre de 2013, los permisos de construcción de nuevos proyectos crecieron 6,6% respecto al mismo periodo de 2012, al alcanzar un total de 5.855 proyectos en este periodo.
La construcción fue el sector económico que más aportó al Producto Interno Bruto (PIB) del país en el primer trimestre de 2013, con 30,3%. Y si bien es cierto que la estadística oficial muestra una desaceleración de la construcción, porque el sector creció 29% en el último trimestre de 2012 y en el primer trimestre de este año marcaba una expansión de 20%, esa tendencia había sido previamente anticipada por los economistas y representa un aterrizaje no forzoso.
Enrique Asencio, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), proyecta que la construcción se desacelerará aún más en el 2014 por motivo de la elecciones presidenciales.
No obstante, de mantenerse las políticas de los últimos años, debemos volver a crecer después de las elecciones, señaló.
Ante esta coyuntura, vale la pena preguntarse cuáles serán los nuevos retos y oportunidades que tendrá que enfrentar el sector construcción a futuro.
De enero a junio de 2013, los proyectos residenciales totalizaron  una inversión de $438,2 millones, lo que representa un aumento con respecto al similar período del 2012. Y en los primeros seis meses del 2012, las obras no residenciales representaron el 58% de la inversión, al sumar $451 millones, cuando las residenciales cerraron con $315 millones.
En lo que va de año se ha registrado un cambio en esta tendencia, ya que de enero a junio de 2013 la inversión en proyectos residenciales representó el 71% del total de las construcciones al sumar $438 millones, cifra superior a los $311 millones que fueron invertidos en proyectos no residenciales.
La mayor demanda de proyectos de construcción en el primer semestre de 2013 se ubicó en Panamá Centro (1.555 proyectos), La Chorrera (1.797) y Arraiján (1.289).
Los proyectos de construcción en ejecución en los nueve principales distritos del país sumaron un valor total de $749,8 millones en el primer semestre del 2013, lo que muestra una leve disminución del 2,2% con relación al mismo período en el 2012, cuando alcanzaron los $766,8 millones; pero, pese a esta baja, el segmento residencial marcó un incremento del 38,7% en inversión si se compara con los seis primeros meses del año pasado.

Retos del sector
construcción
A juicio del  presidente de la Capac, son muchas las obras que seguirán siendo un reto para el sector construcción en el futuro inmediato, entre ellas la ampliación del aeropuerto y las líneas 2 y 3 del Metro, obras que el actual gobierno pretende dejar licitadas.
Por su parte, Alexander Crisan, vicepresidente de Banca Corporativa de Multibank y asociado de la Capac, señaló que actualmente la construcción pasa por varios retos. Desde el punto de vista del promotor, por ejemplo, señaló el caso de las viviendas por debajo de los $200.000, cuyo ritmo de construcción debe marchar de la mano con la demanda, tomando en cuenta el alto déficit habitacional vigente, que supera las 100.000 unidades.
Tomando en cuenta el sector viviendas por encima de $200.000 o de lujo, el ejecutivo dijo que la cantidad de inventario que hay se convertirá en un verdadero reto para esta rama del sector construcción. Y explicó que en el año 2007 hubo una alta demanda por este tipo de propiedades, en cambio en la actualidad no ha sido así, por ello  apuntó a que el reto para aquellos promotores que tienen vivienda en el sector alto, de $200.000 para arriba, es poder asegurarse de venderlas sabiendo que ese proceso es más lento que al que estaban acostumbrados.
Mientras tanto, las tasas de interés también se perfilan como otro de los retos que enfrentará el sector construcción, tomando en cuenta que el consumidor debe prepararse para una subida en las tasas de interés. Se estima que a mediano plazo las tasas pueden subir entre uno y dos puntos porcentuales.
Por su parte, el gerente corporativo de Fianzas de Seguros Sura, José Joaquín Riesen,  durante el lanzamiento de la Capac Expohabitat 2013, se pronunció sobre el tema destacando el repunte del desempleo que se avecina luego de que el volumen de proyectos baje, el eventual incremento de las tasas de interés y el alto costo de los materiales de construcción.

Oportunidades
Como alternativas para enfrentar la próxima coyuntura, la Capac mencionó los servicios auxiliares en la Riberas del Canal de Panamá, una vez concluya la ampliación, los parques logísticos que entrelazan la carga aérea y marítima, el cierre del anillo con la última etapa del Corredor Norte en la 24 de diciembre y la conclusión de cuatro carriles de Panamá a Las Tablas-David-Boquete.
Para aprovechar estas oportunidades, explicó Asensio, es necesario contar con la mano de obra calificada, a lo que agregó que para hacer frente a esta debilidad la Capac está colaborando mediante becas y seminarios con la formación de estudiantes interesados en involucrarse con el sector.
Para Crisan, entre las mayores oportunidades que se avecinan están la construcción minera y las nuevas inversiones gubernamentales.
El sector construcción sabe moverse dentro de las necesidades que tiene el país y que tiene el mercado, resaltó el ejecutivo, quien considera que uno de los mayores enfoques en el que se verá explorando el sector construcción a futuro será en las viviendas de bajos costos.

Vías en fase de culminación
El actual gobierno ha implementado una serie de obras de construcción para el reordenamiento vial que han empleado a un alto número de panameños. Muchas ya están por terminar su etapa de construcción en los próximos meses, el estado ha invertido $1.935 millones en estos proyectos.
Se estima que la rehabilitación de la estructura del Puente de las Américas cuesta $80 millones; la Autopista Panamá Colón, $185 millones; el viaducto Avenida de Los Mártires, $29 millones; Viaducto Avenida Nacional con Avenida Omar Torrijos, $24 millones; interconexión vial entre avenida Balboa y avenida de Los Poetas, $782 millones; y el viaducto en avenida Omar Torrijos con Paseo Andrews, $22 millones.
Otras construcciones que incluyó el plan maestro del actual gobierno son: Preservación del patrimonio histórico de la ciudad ($175 millones), mejoramiento y ensanche de la avenida Domingo Díaz ($237 millones), Corredor Vía Brasil Tramo I ($216 millones) y Corredor Vía Brasil Tramo II ($180 millones).

Manuel Robles Quintero
mrobles@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia