Retos y oportunidades para Panamá

Retos y oportunidades para Panamá

Migdalia Casorla

Capital

 

Hace algunos años todo el mundo quería trabajar en la Autoridad del Canal de Panamá, donde se pagaba mejor salario y había mayores oportunidades para los empleados. Hoy no ocurre así. Con la llegada de las empresas multinacionales, y el desarrollo de distintos sectores comerciales, logísticos y telecomunicaciones, la oferta es mucho más variada, pero la competencia por esos puestos es mucho más intensa.

Eso lo recuerda Domingo Latorraca, socio director de Deloitte, quien además afirma que lo que está sucediendo en el mercado laboral en Panamá se ha convertido en un verdadero reto.

Panamá está en el foco de atención del mundo, porque es un sitio relativamente seguro, con calidad democrática y atractivo para establecer operaciones, expresa Latorraca.

No cabe duda que las empresas de hoy están enfrentando una verdadera crisis en el tema de reclutamiento del personal en Panamá, y todavía más las universidades, que tienen una presión mayor para que los nuevos profesionales respondan a las exigencias de este mercado.

La oferta académica de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) ha tenido que ajustarse, ya sea actualizando los programas o carreras existentes o creando ofertas completamente nuevas, aseguró Luis Barahona González, vicerrector académico.

Se ha incorporado al pensum, por ejemplo, las carreras de ingeniería marítima portuaria, ingeniería ambiental, ingeniería geomática, ingeniería electrónica y telecomunicaciones, licenciatura en electrónica y sistemas de comunicación, licenciatura en sistemas eléctricos y automatización, licenciatura en electrónica digital y control automático, licenciatura en logística y trasporte multimodal, ingeniería de mantenimiento, ingeniería naval, ingeniería aeronáutica, licenciatura en administración de aviación con opción a vuelo, técnico en mantenimiento de aeronaves, ingeniería en sistemas de información, licenciatura en informática aplicada a la educación e ingeniería de alimentos.

Y es que, según Barahona, en nuestro medio hay dificultades para el reclutamiento de personal especializado en áreas tecnológicas, principalmente debido a que la demanda del mercado supera la capacidad de formación por parte de los centros de estudios superiores.

La disparidad entre la oferta y la demanda tiene su principal causa en que Panamá ha mantenido un alto crecimiento económico sostenido por más de siete años seguidos, cosa que no se había dado en los últimos 30 años.  Ese crecimiento en la demanda no fue acompañado por un incremento equivalente en la cantidad de profesionales, aseguró el vicerrector.

Las personas calificadas son cada vez más difíciles de encontrar, ellas van determinando condiciones como lugares y ambientes para trabajar, así opina Leonardo Muñoz Quintero, consultor comercial de Manpower Professional.

Esta es una de las firmas en Panamá que están ayudando a las empresas a atraer, capacitar y desarrollar talentos.

Para Diego Hernández, gerente general de ICA Panamá, S.A., sin duda hay un problema de presión por los recursos.

Panamá está enfrentando un boom y no resulta sencillo reclutar a gente especializada. Por lo que piensa que en el tema de capacitación hay una gran oportunidad.

El ejecutivo dice que no se debe solo atraer a talento extranjero, sino principalmente impulsar el desarrollo del personal panameño.

Hay que apostar por esas curvas de aprendizaje, así como el tiempo y el costo que conllevan, comentó.

Se estima que Copa Airlines estará necesitando al menos 100 personas cada uno de los nuevos aviones  que adquirió (32 en total) próximos años, un proceso que irá acompañando el rápido crecimiento y expansión que experimentan,  pero han encontrado dificultades en el reclutamiento de pilotos.

Hemos tenido que salir a buscar afuera a los capitanes de aeronaves con más de cinco años de experiencia, explica Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa Airlines.

Según Heilbron, Copa crece a una velocidad muy rápida que no permite que los jóvenes copilotos lleguen a cumplir esa  experiencia en números suficientes, pero que han tenido la suerte de reclutar en otros países de América.

No obstante, en el tema de los mecánicos, el alto ejecutivo asegura que no han tenido dificultad, por la alianza que mantienen con la UTP, que ha incorporado algunas carreras en esa dirección.

En cuanto al turismo, los hoteleros también enfrentan las mismas dificultades, que se intensifican cuando entra un nuevo competidor al mercado, resultando una rotación de personal con muchísima experiencia de un hotel a otro.

De acuerdo con Fernando Cardoso, gerente general de Sheraton Panamá, es normal esta fuerte competencia que existe en el mercado ahora, porque existen nuevos hoteles que están ofreciendo condiciones muy favorables y atractivas para quienes trabajan en el medio, pero advirtió que todo este acomodo pasa y luego muchos empleados quedan cesantes.

Los empleados de los hoteles no tienen que dejarse calentar la cabeza y emocionarse, porque luego vienen el reto diferente de mantener una estabilidad en el trabajo, dijo Cardoso, quien piensa que la clave en este negocio es el manejo del idioma, porque es una condición vital.

Pero en el caso de Grupo Poma, que en Panamá cuenta con dos hoteles Courtyard Marriot, la situación ha sido distinta, asegura Fernando Poma, vicepresidente ejecutivo de Real Hotel & Resort, una de sus unidades de negocios.

El empresario sostiene que no han tenido ninguna dificultad con la contratación de su personal. Y es que la mayoría de sus empleados, casi un 98% en todos los segmentos de negocios que tienen en este país son panameños.

Hemos tenido excelentes talentos y un recurso humano con muy buena disposición; que además tienen una buena cultura de servicio, destacó.

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL