Retroceso en la educación

Retroceso en la educación

Composite image of elementary pupils reading books

La ley federal de educación Que Ningún Niño Quede Rezagado (Nclb, por sus siglas en inglés)  tiene problemas de implementación pero su meta de ayudar a los estudiantes con más dificultades, como los aprendices de inglés, es justa y razonable.

La nueva ley de educación debe hacer cambios para perfeccionar el Nclb, sin embargo la propuesta más seria hasta ahora eliminar la prioridad nacional de asegurar que los niños pobres, de minorías, aprendices de inglés y discapacitados tengan una educación de calidad.

El proyecto de ley H.R.5 de la Cámara  de Representantes llamado Ley para el xito Estudiantil es la reautorización de la Ley de Educación Elemental y Secundaria de 1965, y su última reencarnación en el Nclb del 2002. La medida es la misma presentada en el 2013, la que en esa fecha no recibió ningún respaldo demócrata. Parece que esto se repetirá cuando próximamente sea puesta a votación en el pleno de la Cámara Baja.

La propuesta republicana básicamente elimina el papel del gobierno federal. Le deja a los estados la libertad de seleccionar sus exámenes de evaluación de alumnos, convierte la ayuda federal para educación en un subsidio en bloque para el uso discrecional del estado y crea una portabilidad de fondos que siguen individualmente al estudiante. Esto le quitará fondos a distritos más necesitados a medida que el alumno va cambiando de escuela.

El presupuesto de H.R.5 refleja el abandono de la prioridad de  los niños más necesitados. Al Título I, dedicado a esta área, se le asignó $800 millones menos que el presupuesto de 2012.

La medida ata los fondos de educación a recortes preestablecidos impidiendo su aumento. Estos congresistas intentan liberar el presupuesto de defensa de esos recortes, pero irónicamente los afianzan en educación.

Finalmente, los estados que reciban el subsidio en bloque no están siquiera obligados a gastarlo en educación, pueden destinar el dinero a cualquier otro fin.

La educación tiene una fuerte base local y estatal, pero el gobierno federal ha tenido una responsabilidad histórica de garantizar la protección de las minorías. La prioridad del Título I y de Nclb refleja ese compromiso. El proyecto H.R 5 lejos de ayudar al éxito, le quitará recursos y atención a los alumnos latinos. Este es un retroceso en  la educación.

Editorial del diario La Raza de Chicago, Illinois, Estados Unidos, del viernes 27 de febrero de 2015.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL