Revolución 4.0: Tecnología para el cambio social y económico

Revolución 4.0: Tecnología para el cambio social y económico

Acceso a banda ancha, cómputo en la nube, Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas (IoT) son cuatro pilares de la indetenible transformación digital o revolución industrial 4.0, que impacta de manera decidida en la vida de las personas, de las empresas y los gobiernos.

Estos pilares, que pueden parecer muy técnicos, en realidad son parte de soluciones que apalancan el bienestar social y permiten la inclusión financiera, una mayor movilidad o estudiar y trabajar desde casa.

El proceso era indetenible, pero la pandemia lo aceleró e hizo visible que la tecnología está llamada a mejorar la calidad de la vida de las sociedades y sus economías.

Desde esta perspectiva se desarrolló el foro Nuevas Tecnologías: Impactos Económicos y Sociales, organizado por Capital Financiero y Connectax, con el patrocinio del Banco Nacional de Panamá, de la plataforma de movilidad DIDI y de la empresa Huawei.

Moderado por Hitler Cigarruista, director de Capital Financiero, contó con la participación de Jorge Ordóñez, director regional de Operaciones de DIDI; de Danilo Fernandes, director senior de Negocios Corporativos de Cable & Wireless Business; de Joaquín Saldañadirector regional de Marketing Estratégico en Huawei y de Javier Buitrago, CEO de la plataforma de pagos Zinli.

Los pilares del cambio

Danilo Fernandes, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Cable & Wireless, reflexiona que la pandemia llegó a transformar la vida de las personas, ahora más conectadas en el espacio virtual.

Al sector telecomunicaciones le impuso nuevos desafíos porque en la medida que las personas demandan más capacidad de conexión para estudiar, trabajar o entretenerse, los operadores deben atender esta necesidad mayor.

En abril de 2020 registraron un incremento por encima del 45% de consumo de datos: 2.5 superior al comportamiento antes de la pandemia, tendencia que se reflejó en el mundo y no solo en Panamá, observa.

“En + Móvil Panamá definimos como estrategia la expansión de fibra óptica hasta 2023 para sustituir la tecnología de cobre”, detalló.

Esta tecnología permitirá velocidades de 1,000 megas, menos debilidades por daños a la infraestructura, así como una red robusta.

Señala que esta transformación impulsa una nueva generación de servicios en comercios, instituciones y empresas, permite incorporar modelos operativos innovadores, así como abrir camino a la tecnología 5G, en el contexto de un esperado crecimiento del 12% para el país, de acuerdo con el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)”.

Fernandes argumenta que Panamá tiene una importancia decisiva en la región y con requerimientos que tendrán en la tecnología una respuesta.

Analiza que Panamá ha experimentado, de manera positiva, la aceleración tecnológica del sector público con plataformas que lo colocan como un país de vanguardia y un crecimiento espectacular en este ámbito.

Describe que en dos años se generó una inversión cuantiosa para fortalecer la infraestructura de tecnología y así generar  soluciones que se expresan, por ejemplo,  en los pagos con el Vale Digital o el éxito del sistema de vacunación.

Señaló que como empresa panameña “estamos orgullosos de ser parte de esta transformación”, que consolidó avances en salud, educación y seguridad ciudadana.

Observa que la transformación digital es un motor que modifica la manera de trabajar y de acelerar el modelo organizacional.

Es la base de la cuarta revolución industrial o industria 4.0 “que incorpora una cadena de valor a la automatización, con big data, Internet de las Cosas (IoT), mejoras de Inteligencia Artificial  (IA) y tecnologías que convergen”.

Analiza que la revolución industrial 4.0 es la primera en tocar a todos los sectores de la sociedad y una oportunidad de invertir en mejorar la experiencia del usuario con tecnología y conectividad.

Joaquín Saldañadirector regional de Marketing Estratégico en Huawei, reflexiona que a casi dos años de la pandemia, la crisis sanitaria global permitió la aceleración digital.

Describe que son cuatro los pilares para impulsar la transformación y lograr servicios accesibles, así como integrarlos a la cadena de valor: banda ancha, cómputo en la nube, Inteligencia Artificial  (IA) y el IoT.

“Necesitamos tecnologías de cómputo en la nube. Sería imposible pensar en servicios sin una infraestructura en la nube.

Por fortuna, este proceso se acerca cada vez más al usuario final y se adapta a todas las empresas”.

Razona que antes el cómputo de alto desempeño solo era posible para los bancos o las grandes compañías de telecomunicaciones.

La IA “es otra tecnología que ha sido el detonante para empezar a tener aplicaciones que nos entienden y van más allá de nuestras necesidades”.

El IoT es un concepto que acerca los objetos a las personas (el ejemplo de la tecnología móvil) y se inserta en este gran ecosistema que Saldaña considera explica el protagonismo de lo digital.

En una mirada hacia adelante, señala que la tecnología 5G (banda ancha) será el gran acelerador de todos estos procesos, al permitir más posibilidades de automatización, de cobertura, de sistemas autónomos y una baja latencia en comunicación, es decir, reducir los lapsos de respuesta.

“El 5G traerá una serie de servicios más evolucionados, nos permitirá ser más competitivos, contar con mejores servicios, precios y mejorar la vida de todos los que estén dentro de ese ecosistema”.

5G es un futuro cada vez más cercano, pero todavía no ha llegado a Latinoamérica, si bien existen planes pilotos en marcha y la realidad de una infraestructura tecnológica vigente, gracias a la cual la innovación no se detiene.

Observa que este mirar hacia adelante, con equidad tecnológica e inclusión, puede hacer la diferencia para sectores como el de la pequeña y mediana empresa: el 70% del tejido empresarial de la región.

El ecosistema de la movilidad

La industria 4.0 se expresa de distintas maneras en la vida cotidiana. La movilidad es una de sus razones favoritas, con la telefonía móvil como gran mediador.

Jorge Ordóñez, director regional de Operaciones de DIDI, señala que debemos abrazar el cambio a través de la tecnología y la innovación.

Describió que el ecosistema móvil ya representa el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica, lo cual se traduce en 1.4 millones de empleos, generados de manera directa.

La economía colaborativa es la punta del equilibrio de un triángulo perfecto que atiende una necesidad con bienes y servicios.

En el caso de China, ya 50 millones de personas prestan servicios a través de este modelo de servicio, con una proyección hacia 2025 de $335,000 millones en transacciones.

DIDI, como plataforma de movilidad, está ya en 17 países y en 4,000 ciudades y pueblos alrededor del mundo.

A Panamá llegaron en marzo de 2020, pero el impacto del COVID-19 los llevó a volver en septiembre, mes que marca su primer aniversario.

DIDI se maneja con una visión sostenible y tres pilares en esta dirección: seguridad, eficiencia y ambiente.

Seguridad para reducir la siniestralidad en las calles (1.6 de mortalidad por 100 millones de millas contra 0.6 en un modelo de vehículo compartido); eficiencia para convertir el traslado en tiempo productivo (60 minutos se pierden en auto propio contra 3.1 minutos en un traslado colaborativo) y la gran apuesta del ambiente: menos autos, menos impactos de CO2.

En esta visión, también la compañía encargó el diseño de un auto eléctrico, basado en la experiencia de más de 550 millones de pasajeros y 31 millones de conductores.

En una alianza entre Volvo y DIDI desarrollan una flotilla de vehículos autónomos.

En Panamá, las tendencias de viajes reflejan un camino hacia la recuperación económica: más del 34% de los viajes son en camino a las residencias y más del 31% de los viajes con destino a centros comerciales.

Una curiosidad: El horario preferido para ir al supermercado, es entre 2:00 p.m. y 3:00 p.m.

De igual modo, Ordóñez destaca que muchas personas usan la plataforma como complemento de viaje, con destino hacia las estaciones del Metro.

Billetera digital, forma de inclusión

Javier Buitrago, CEO de la plataforma de pagos Zinli, reflexionó que la inclusión financiera permite darle herramientas y soluciones a las personas para que tengan una vida más plena.

En esta misión la tecnología es decisiva porque ayuda a empoderar a la gente.

El ejemplo es sencillo, pero parte de una realidad: si una persona necesita trasladarse, con su dinero en efectivo, para pagar bienes y servicios, requiere tiempo y un gasto adicional en transporte.

América Latina todavía es un continente parado en el efectivo”, observa y, en el caso de Panamá, cita una brecha que se puede atender con soluciones tecnológicas.

Entre otros indicadores, enumera que el 8% de los panameños tiene una tarjeta de crédito; el 25% una de débito y el 46% una cuenta bancaria.

“Si ese dinero está en las casas y no en los bancos, no pueden prestar. Entonces, el impacto para la sociedad es enorme”, puntualizó.

Dijo que una conversión de 90% de transacciones en efectivo a 95% de pagos digitales, permite una mejora en la economía del 2%.

En esta perspectiva, sostiene, la inclusión financiera es una oportunidad para crecer como sociedad y las billeteras digitales, “el medio de pago más importante”.

Citó que países como Argentina, que en 2016 no contaban con esta herramienta tecnológica, hoy disponen de 34 billeteras digitales y esta realidad se replica en Brasil, Perú y México.

Sin embargo, el 80% de las transacciones en Latam todavía son en efectivo e incluso en Argentina, equivalen al 70%.

En países como China, con una población de 1,300 millones de habitantes, hay 1,000 millones usando billeteras digitales.

Al contar la experiencia de Zinli, detalló que es una billetera creada en Panamá. Con un teléfono y la cédula se puede mandar dinero así la persona esté en el exterior; recargarla con tarjeta de crédito o débito.

Analiza que estas herramientas invitan a repensar el cambio tecnológico actual, el cual demanda de ciudadanos activos, dispuestos a no quedarse atrás.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias