Ritmo de Vida: Día del periodista en medio de la pandemia por Covid-19

Ritmo de Vida: Día del periodista en medio de la pandemia por Covid-19

En marzo del 2020 pasó lo inimaginable, el anuncio de que el Covid-19 ya estaba en Panamá y era urgente tomar medidas para contener su propagación.  Medidas que fueron muy reacias como la cuarentena, limitar la circulación por género y por número de cédula, toques de queda, cierre de actividades económicas y de los centros escolares, cierre de la vida nocturna, contratos de trabajo suspendidos, por mencionar las más difíciles de afrontar.

Los periodistas en medio de esta pandemia, estuvimos en el frente de batalla para recopilar y publicar información sobre todo lo que estaba aconteciendo, pero además educando y orientando a la ciudadanía sobre el Covid-19, y sus efectos en cada una de las actividades de nuestra vida habitual. Al mismo tiempo sufriendo como humanos, ciudadanos, trabajadores, padres de familia y como hijos porque nuestros mayores estaban siendo los más contagiados.

No fue nada fácil, tener que sufrir el fallecimiento de familiares y de colegas que iban cayendo en esta guerra, contra una enfermedad hasta entonces desconocida.

La consigna era clara: adaptarnos o morir. Como antes lo habíamos hecho con la aparición de los medios digitales y de las redes sociales, tuvimos que nuevamente adaptarnos, esta vez no a nuevos medios, sino a una nueva circunstancia.  Si, allí nos vimos en medio de una pandemia que trajo una avalancha de información y desinformación que podemos catalogar de infodemia.

Nos tocó reafirmar nuestro puesto en la sociedad, como los profesionales idóneos y comprometidos, ya la tarea no era solo recolectar y producir información para difundir, sino sobre todo verificar la veracidad o falsedad de la información y de sus fuentes. El periodismo y los periodistas se convirtieron en los validadores de la información, confirmando nuestro rol como las fuentes idóneas y confiables para consumir noticias.

La cuarentena puso de manifiesto una vez más que la comunicación entre los seres humanos es no solo una acción, es una necesidad, porque, aunque teníamos distanciamiento social, gracias a los medios de comunicación sumando a las redes sociales, nunca estuvimos solos.

Los periodistas seguimos trabajando en medio de esta crisis sanitaria, que si bien, conllevo el despido de muchos colegas, el cobro de la mitad de los salarios o contratos suspendidos en otros casos, fue también la oportunidad para el aprendizaje de nuevas tecnologías y plataformas como zoom y los “instagram o facebook live”, así como el surgimiento de medios emergentes digitales y en redes sociales e incluso medios más tradicionales como programas de radio o boletines informativos. Todo ello, puso puso a prueba el emprendimiento y la autogestión de los periodistas, muchos de los cuales también ampliaron sus capacidades hacia la comunicación y las relaciones públicas.

Es apenas una breve reflexión al conmemorarse hoy 13 de noviembre el Día del Periodista en Panamá. Esta celebración, en nuestro país, se estableció el 13 de noviembre de 1918 en honor a Gaspar Octavio Hernández, jefe de redacción del diario “La Estrella de Panamá” y decano de la prensa nacional quien murió ese día cuando escribía un editorial en defensa de los símbolos patrios y el idioma español.

Los periodistas tenemos el deber de ejercer un periodismo transparente y ético, y defender la democracia, la libertad de expresión y la participación ciudadana, eso es lo que se espera de nosotros ante los grandes retos que tiene el país en la nueva normalidad. Por un mejor Panamá, donde la equidad y la inclusión puedan ser una realidad.

 

La pluma invitada de Capital Financiero es:

Darsy Santamaria Vega

Periodista y Consultora en Comunicación

[email protected]

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias