Rutas para lograr una empresa familiar inteligente

Toda empresa que decida abordar este proceso debe experimentar un cambio cualitativo y cuantitativo

Melo pet shop web

Debido a los retos que tienen que afrontar en los tiempos actuales las empresas familiares, por las relaciones emocionales de sus integrantes, la mayor competitividad nacional e internacional generada por la globalización, los cambios del mercado y la forma de hacer negocios se ha planteado la necesidad de implementar no sólo cambios continuos, sino más bien constantes adaptaciones a entornos en permanente estado de desequilibrio.

El concepto de estrategia empresarial ha venido evolucionado, y es así como de un modelo relativamente estático, basado principalmente en una planificación formal, de arriba abajo, pasamos a otro totalmente distinto y emergente, el cual se ha venido adaptando a los cambios en la tecnología, la innovación, los diferentes tipos de mercados, las formas de trabajar y remunerar al personal, entre otras cuestiones.

Es imperativo, ante tal cascada de cambios, que el negocio de la familia se convierta en una empresa familiar inteligente, aquella que aspira a alcanzar el éxito y así lo refleja, con grandes propósitos, en sus mensajes corporativos, profesionalizando su propiedad, administración y gestión, planeando la sucesión y el cambio generacional.

En una empresa familiar inteligente, cada uno de sus colaboradores, en todos los niveles, tiene una clara definición de su visión y misión, y herramientas para mantenerse a lo largo del tiempo. Se adapta a los cambios que exigen las modificaciones de las circunstancias y consigue un permanente deseo de superación, porque hace del aprendizaje continuo su modo de ser, generando nuevos conocimientos. En este tipo de empresas se maneja la velocidad de la información, con el fin de comprender el entorno, y se adapta la mejora en operación empresarial.

Una empresa familiar inteligente se construye fundamentalmente con la calidad de su recurso humano y en el respeto y separación de las relaciones entre empresa y familia. Esto exige que el fundador asuma el rol de ser líder transformador, convirtiéndose en la persona capaz de no sólo capacitar y desarrollar a sus colaboradores y familiares, sino también de tener la habilidad de delegar en ellos ciertas actividades.

Hay que dejar muy claro que toda empresa familiar que decida abordar este proceso debe experimentar un cambio cualitativo y cuantitativo, para que de esta forma se pueda diseñar y ejecutar el modelo de estrategia, por lo cual se necesita reafirmar sus valores, crear o modificar la visión de la familia y, por tanto, su misión. Así como alinear a la empresa a esta visión, misión y valores.

¿Cuáles son las características de una empresa familiar inteligente?

Visión: En ella están involucrados los valores de la familia en la empresa, y deben ser transmitidos y compartidos por todos los integrantes de la misma.

Misión: Es la razón de ser de la empresa con relación a la familia, el motivo por el cual existe. Asimismo, es la determinación de la/las funciones básicas que la empresa va a desempeñar en un entorno determinado para conseguir tal misión.

Tener compromiso con los valores que la sustentan.

Un correcto aprovechamiento del recurso humano, teniendo en cuenta la capacidad de aprendizaje de la gente en todos y cada uno de los niveles de la empresa, sean familiares o no.

Apertura al aprendizaje permanente.

Capacidad de sobreponerse a las dificultades.

Reconocer amenazas y aprovechar nuevas oportunidades.

Conocer sus fortalezas y debilidades para poder competir de manera efectiva.

Tomar decisiones eficientes.

Aprender en conjunto.

¿De qué manera una empresa familiar puede enfrentar los acelerados cambios sociales-políticos-económicos que nos envuelven?

Estos cambios demandan constantes y rápidas adaptaciones. Su gran fortaleza debe ser lo suficientemente flexible para abandonar viejos paradigmas y adaptarse rápidamente a los nuevos esquemas. Como señala Arie Geus, debe tener: La capacidad de aprender con mayor rapidez que los competidores quizá sea la única ventaja competitiva sostenible. Esto, sin duda, es su principal base de sustentabilidad.

 ¿Cómo se puede lograr ser una empresa familiar inteligente?

Para iniciar y alcanzar este proceso de transformación se abren cuatro rutas:
La normativa interna de la empresa y familia debe comprometerla a desarrollar, mantener, facilitar y emplear las capacidades humanas esenciales de todos aquellos vinculados a la empresa, hasta donde sea posible.
Por medio de la formación y de la educación, ampliar las capacidades humanas esenciales que incluye las habilidades, conocimiento, comprensión y actitudes para entender las necesidades de los demás y poder trabajar coordinadamente con ellos.

Utilizando la formación y el desarrollo, formar una unidad con todos los recursos citados para que se conviertan en competencias útiles para la empresa y familia mantener la unidad familiar y la competitividad de la empresa.

Desarrollar principios nuevos y análisis en profundidad para poder poner en práctica todo lo anterior de forma más productiva y humana conservando los valores familiares que rigen a ambas instituciones.

Finalmente, cito a Peter Senge: Una empresa familiar inteligente es aquella que está organizada de forma consistente con la naturaleza humana.

Para desarrollar e implantar todo lo anterior, la empresa y la familia van a necesitar de la ayuda de un asesor profesional para que posteriormente estos cambios puedan ser asumidos por la propia familia y empresa.    

Mario Rizo Rivas
Socio director de Salles, SainzGrant Thornton, S.C.

Más informaciones

Comente la noticia