Salud, infraestructura, educación y seguridad concentran más del 50% del Presupuesto

Salud, infraestructura, educación y seguridad concentran más del 50% del Presupuesto

Invertir en educación: Clave para el desarrollo económico del país

Costa-rica-educa web

Salud, infraestructura, educación y  seguridad serán  los  sectores que absorberán los mayores montos del Presupuesto General del Estado para la próxima vigencia fiscal 2017.

El objetivo, de acuerdo con las autoridades, es mejorar la calidad de vida de la población, impulsar el desempeño empresarial y atraer inversión  extranjera, lo que en consecuencia generará nuevos puestos de trabajo. El proyecto de Presupuesto General del Estado para la próxima vigencia fiscal asciende a $21.670 millones.

La administración del presidente de la República,  Juan Carlos Varela, ha destinado para el sector salud un monto de $3.869 millones y en  educación y cultura se asignaron  $2.415  millones (Ver cuadro: Sectores que controlan las mayores inversiones del Gobierno en el 2017).

Cabe resaltar que el monto asignado al sector educativo incluye los presupuestos del Ministerio de Educación (Meduca), del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu), la Universidad de Panamá (UP), la Universidad Autónoma de Chiriquí (Unachi),   el Instituto Panameño de Deporte (Pandeportes), el Instituto Panameño de Habilitación Especial (Iphe),  el Instituto Nacional de Cultura (Inac), la Universidad Especializada de las Américas (Udelas), el Sistema Estatal de Radio y Televisión (Sertv) y la Universidad Marítima Internacional de Panamá (Umip).

Sin embargo, si se suma a este monto lo correspondiente al programa de alfabetización del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), la construcción del Instituto Técnico Superior del Este (Itse),  la inversión en educación agropecuaria del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), los programas Mi Primer Empleo y Educación Sindical del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), los programas de capacitación del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (Ipacoop), de la Secretaría Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación (Senacyt), el subsidio al transporte estudiantil en el  Metro Bus y en el Metro de Panamá, los montos del Fondo de Equidad y Calidad de la Educación (Fece) y otros programas de becas y capacitaciones, la suma total ascendería a $2.709
millones.

Así lo manifestó una fuente  del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), quien destacó que los programas de inversión están orientados a continuar con la reducción de la pobreza y la pobreza extrema, a mejorar las condiciones de vida de todos los panameños, haciendo énfasis en la  educación por ser el componente básico para mantener el ritmo de crecimiento del país.

El presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Jorge García Icaza, sostuvo que cada una de estas inversiones, principalmente en infraestructura, salud y educación serán vitales para la población.

Una de las áreas relevantes donde pedimos mayor atención es en el suministro de agua potable, cuyas inversiones requerimos sean desarrolladas lo más pronto posible para con ello mejorar  la calidad de vida de los ciudadanos, expresó el dirigente.

Indicó que las necesidades de la población son amplias, no solamente en salud y educación, sino, también en transporte público, suministro de agua potable y manejo de aguas servidas, por lo que consideramos que una buena parte de las inversiones públicas deben  enfocarse en estos rubros.

García Icaza, sin embargo, considera que es necesario la revisión de los subsidios para que los mismos se reduzcan en el tiempo y se aprovechen estos recursos en inversión pública, principalmente en educación y salud.

 Para Domingo Latorraca, socio de la firma consultora Latco-Panamá, el hecho  que una de las prioridades sea el sector educativo es una buena noticia, pero añadió que  lo más importante es que el Gobierno ejecute su plan y cumpla lo que se ha propuesto hacer en el quinquenio 2014-2019.

Creo que a futuro, el país deberá redoblar esfuerzos para impulsar  cambios profundos en la educación pública, y  no se trata solo de más dinero, expresó el también exviceministro de Finanzas.

Por su parte, el economista y financista, David Saied,  considera que el plan de inversión del Gobierno en este quinquenio es bastante ambicioso, por lo que esperamos se pueda concretar, para que se incremente  la competitividad del país.

En tanto,  Luz de Torres, catedrática de la  Universidad de Panamá, manifestó que en la actualidad existe un amplio consenso respecto a que la educación es una de las herramientas más exitosas para potenciar las capacidades de la población, aumentar los ingresos y reducir la desigualdad.

Sin embargo, en Panamá, pese al aumento en el gasto en educación en los últimos años, las debilidades en materia educativa y en el desarrollo del capital humano persisten, constituyendo   una de los mayores limitantes para la equidad, la competitividad y el pleno desarrollo productivo y social del país.

Para de Torres el país está avanzado por el  camino correcto, lo que se pone de manifiesto con los avances en materia educativa, especialmente en cobertura de  educación preescolar, pre-media y media.

Sin embargo, en los aspectos relacionados con la calidad educativa y la igualdad de oportunidades, no se han alcanzado los mismos resultados, lo que se  pone en evidencia cada vez que el país es calificado por organismos internacionales, destacó Torres, quien  señaló que se mantiene un déficit en áreas fundamentales del conocimiento, como en  matemáticas y ciencias.

De Torres espera que el país continúe avanzando en materia educativa con un  plan que incluya la formación vocacional y la universitaria.

Entre las  inversiones  que proyecta ejecutar el Gobierno para la vigencia fiscal del 2017, figura el  desarrollo de infraestructura, para lo cual se  destinará $2.668 millones, mientras que  para el sector primario y fomento de la producción se  destinarán $496 millones.

En   protección y seguridad social se destinarán  $2.162 millones, en tanto que en  justicia, orden público y seguridad la cifra ascenderá a  $1.222 millones.

En  total, para el desarrollo de servicios sociales se  destinarán  $9.104 millones, lo  que representa el 42% del   Presupuesto General del Estado para la vigencia 2017, que será discutido en la Asamblea Nacional de Diputados.

 El Presupuesto también incluye  la Ley de Descentralización, para lo cual se han destinado $194 millones,  cuyo fondos provienen del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBM), que serán  transferidos a los municipios, dentro del  Programa Nacional de Desarrollo Local (Pronadel).

El economista Carlos Araúz sostiene que la inversión en  educación es clave para asegurar que el capital humano cuente con  las capacidades y habilidades para contribuir al desarrollo económico del país.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL