San Felipe también atrae a los supermercados

Un nuevo Rey inició operaciones para atender a turistas y residentes

REY

Luego que la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) designara al Casco Antiguo de San Felipe como Patrimonio Histórico en 1997, la histórica península ha recobrado el esplendor de la arquitectura francesa, española y estadounidense,  atrayendo inversiones inmobiliarias, hoteles, restaurantes, discotecas, que están siendo  complementadas con un nuevo supermercado Rey.

El Grupo Rey invirtió unos  $2,7 millones y  tuvo  que ser cuidadosos con los detalles del edificio, que hoy acoge sus instalaciones, porque hubo que ajustarse  a lo establecido en el Decreto Ejecutivo No. 51, de 22 de abril de 2004, que regula las construcciones en el Casco Antiguo

En los 413 metros cuadrados que tiene el supermercado han logrado optimizar el espacio y poner  a disposición una variada oferta de productos frescos, orgánicos, carnes, bebidas locales e importadas, además del  servicio de Farmacias Metro.

El Casco Antiguo es una zona de creciente circulación de  turistas y  nacionales y aunque el supermercado Rey es el único en San Felipe, cerca se encuentra la competencia  de  El Machetazo, ubicado en la  peatonal de la AvenidaCentral,   y el mismo Grupo Rey, cuenta con  otro supermercado en Plaza Amador.

El ser  declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad  convirtió al Casco Antiguo en imán para los turistas, quienes, a su vez, son un imán para los grandes negocios.

Nos enfocamos en los residentes del área que buscan productos frescos y en el caso de los turistas que recorren el Casco Antiguo, algún refresco para los soleados días de verano,  comidas preparadas para degustar  durante su recorrido, frutas fresca o snack, hasta cepillos y pastas de dientes, señala Adriana Guizado, gerente de marketing y asuntos corporativos del Grupo Rey.

La falta de estacionamientos que provoca   embotellamientos es una  de las desventajas del Casco Antiguo de San Felipe. Sin embargo, para la gerente de marketing y asuntos corporativos del Grupo Rey, esta situación no afecta porque sus clientes se movilizan a pie hasta el supermercado, ya que residen en el área o se hospedan cerca.

Dalys López, residente del corregimiento de San Felipe, ve con buenos ojos la presencia del supermercado Rey en San Felipe porque genera empleos, aunque no está segura que los precios se ajusten al bolsillo de las clases populares, que aún permanecen en este sitio histórico.

El joven empresario Arístides Kounmetakos, es un enamorado de las noches del Casco Antiguo, la presencia del nuevo supermercado lo ha impulsado a diseñar un plan de negocio  para establecer una sucursal de su restaurante en San Felipe.

El Casco Antiguo fue declarado Conjunto Monumental en 1976 y Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1997.

En 1998 por Decreto Ejecutivo se crea la Comisión de Alto Nivel para la Restauración y Puesta en Valor del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, compuesta por la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), el Instituto Nacional de  Cultura,  el Ministerio de la Presidencia,  el Ministerio de  Vivienda y Ordenamiento Territorial  y el Municipio de Panamá.

Esto desembocó en la estructuración de un Plan Maestro que busca una rehabilitación integral y ordenada y para lograr mayor  funcionalidad se creó la Oficina del Casco Antiguo.

Este histórico sitio despierta el interés de turistas, inversionistas nacionales y extranjeros, pero la falta de soluciones habitacionales para los residentes de San Felipe, amenaza con cambiar el tejido social del Casco Antiguo.

En la Asamblea Nacional se encuentra el proyecto de Ley Que crea una moratoria en los lanzamientos y desahucios contemplados en la Ley 93 del 4 de octubre de 1973 por un periodo de dos años, únicamente dentro del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo, corregimiento de San Felipe y deroga la Ley 136 del 31 de diciembre de 2013.

Detalla el proyecto de ley que el 3 de noviembre de 2003 se aprobó en Paris, Francia, la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, aprobado en Panamá mediante la Ley 35 del 7 de julio de 2004, que busca una participación lo más amplia posible de las comunidades, los grupos y, si procede, los individuos que crean, mantienen y transmiten ese patrimonio y de asociarlos activamente a la gestión del mismo. 

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL