SBP busca atraer a bancos de primera línea

El índice de liquidez de los bancos del SBN se ubicó en 61,5% a mayo 2015

foro gente web

La liquidez es el único tema que la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), no tiene establecido hasta la fecha en cuanto el marco regulatorio de Basilea III. Sin embargo, ha comenzado a trabajar de forma preliminar con los bancos, por lo que se proyecta concretar a mediano plazo por ser el tema más complejo de la norma, que implica un cambio de paradigma respecto a lo establecido actualmente en el marco legal que regula el sector bancario panameño.

Este fue solo uno de los temas abordados por Gustavo Adolfo Villa, secretario general de la SBP, durante su presentación en el Foro: Oportunidades e inversiones del sector bancario 2015, organizado por Capital Financiero.

Villa recordó que el sistema financiero panameño aún tiene algunas tareas pendientes para cumplir a cabalidad con los acuerdos de Basilea II, como el cambio de la metodología de ponderación de los activos de riesgos, pero ya se ha comenzado a avanzar con la agenda de Basilea III en el tema de liquidez, en el que se establece que la demanda de capital será gradual, de acuerdo con los riesgos bancarios y operacionales.

Detalló que en lo que se ha avanzado significativamente es en la norma Basilea II, que cuenta con una nueva estructura de composición de capital, que fue aprobada a inicio de este año y también establece un aprovisionamiento anticíclico, muy en línea con Basilea III.

Pero hay que reconocer que tenemos tareas pendientes, como cambiar la metodología de ponderación de los activos de riesgos, básicamente por el tema del riesgo del crédito, con lo que completaríamos un borrador muy complejo en cuanto a la metodología estandarizada de Basilea II, por lo cual esperamos que esta nueva regulación tome cuerpo este mismo año, sostuvo Villa. A lo que agregó: Completando los requerimientos de capital por el riesgo mercado y el riesgo operacional, parámetros de la norma Basilea II, cumpliríamos también con Basilea III.

Con esta iniciativa la SBP cumplirá con la meta de seguir fortaleciendo el sistema de supervisión para poder mantener la estabilidad del sistema bancario.

El titular también aprovechó la oportunidad para destacar la fortaleza que en este momento exhibe el Centro Bancario explicando que al cierre de 2014 el Índice de Adecuación de Capital sobre Activos de riesgo se ubicó en 15,0%, que la captación de fondos privados  mantiene un crecimiento estable (6,5%), que la morosidad de la cartera local a más de 30 días se ubicó en 2,7%, que el crecimiento del sector privado duplicó el crecimiento de la economía al ubicarse en 12,1% y que el sector marca en eficiencia al lograr una rata de 1,8 ingresos sobre gastos.

Cifras de la SBP reportan, además que a mayo del año en curso el índice de la liquidez de los bancos del Sistema Bancario Nacional (SBN) se ubicó en 61,5%, siendo la banca oficial  la que registró el mayor índice con 79,8%, seguido de la banca extranjera con 65,5% y la banca privada panameña con 46,8%, lo que significa que estuvo por encima del exigido por la Ley bancaria que es 30%.

Finalmente Villa reconoció que el Centro Bancario de Panamá se ha convertido en una plaza regional debido a la salida de marcas globales de la plaza desde la inclusión del país en la lista gris del Grupo de Acción FinancieradInternacional (Gafi), algo que a su juicio no es ni bueno ni malo, pero advirtió que esas marcas podrían regresar a partir del próximo año, cuando Panamá espera salir de esa lista, a lo que se suman los esfuerzos de la SBP para atraer al país a bancos de primera línea, con posicionamiento internacional, como es el caso de los bancos brasileños, chilenos, peruanos, mexicanos y asiáticos.

En tanto Arturo Carvajal, socio de KPMG, señaló en su disertación que Panamá debe comenzar a aplicar la reglamentación establecida en el acuerdo de Basilea III lo antes posible, debido a que su sector financiero y de servicios viene experimentando momentos de presión por parte de diferentes organismos internacionales que buscan que haya mayor transparencia en las transacciones financieras.

Por ello, instó a los empresarios a que implementen el Gobierno Corporativo en sus compañías, con el fin de fortalecer la gestión de riesgo y contar con mayor transparencia en sus negocios.

Todo esto debido al cambio radical que estamos viviendo por el enfoque orientado al riesgo, el cual también se estableció en la reciente Ley 23 de abril de 2015, que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, y dicta otras disposiciones, detalló Carvajal.

Explicó que la aplicación del Gobierno Corporativo pone las decisiones estratégicas en manos de la Junta Directiva y la ejecución de esas decisiones en manos de la gerencia general y el equipo administrativo, sin embargo, también implica un rol más proactivo de los directores, quienes ahora tendrán que supervisar y vigilar el desempeño de la administración para poder responder a la responsabilidad que la Ley le impone.

Agregó que ante esta realidad la selección de los directores y la conformación de la Junta Directiva es fundamental para el desarrollo exitoso del Gobierno Corporativo, destacando, especialmente el papel de los directores independientes, figura que se convierte en el representante de los depositantes y de la sociedad en los bancos por lo que su papel debe ser activo y propositivo.

Por su parte, Federico Pauls, director de FTI Consulting Panamá, señaló que por medio de la Ley 23 Panamá actualizó su regulación anti lavado, introduciendo una serie de reformas, además de regular no solo a los bancos, sino también a un gran número de actividades vinculadas a los servicios financieros entre las que mencionó las empresas de factoring y de leasing, las financieras y los emisores de pago electrónico.

Igualmente, dijo que por medio de esta norma el Gobierno introdujo una serie de reformas, entre las que destacó: Los  nuevos sujetos obligados, la creación de la Intendencia de Sujetos no Financieros y la independencia operacional de la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

Además se norma el enfoque basado en riesgo, obligando a las empresas a desarrollar un registro de cumplimiento para facilitar a las autoridades el acceso a información de productos y servicios de los clientes que pueden representar un riesgo en materia de prevención de blanqueo de capitales.

Pero, lo cierto es que la implementación de estas reformas le generan altos costos de manejo a los bancos,
desatacó Jaime Sosa, gerente general de Prival Bank.

Sosa compartió con los asistentes al Foro de Capital Financiero la experiencia de Prival Bank en la banca privada, un nicho del mercado en el que ha marcado un hito significativo al desarrollar servicios innovadores y cada vez más sofisticados, siempre enfocados en mejorar su capacidad de asesoría de inversión para sus clientes, elevando de paso la transparencia en la colocación de esas inversiones y el costo de las operaciones.

Logramos identificar nuevas oportunidades y servicios en Banca Privada, por lo cual iniciamos con benchmarking de los mejores en la industria, revisando constantemente procesos, escuchamos al cliente para identificar temas o solicitudes comunes, además de enfocarnos en ofrecer soluciones no financieras, detalló Sosa.

Explicó que en la actualidad Prival Bank tiene la oportunidad de incursionar en la Banca de Personas, sin embargo, aseguró que este servicio se concentrará en clientes de alto perfil, los que definió como empresarios y altos ejecutivos de empresas, a fin de expandir la relación comercial que hoy mantienen con ellos a través de sus empresas, pero descartó la posibilidad de expandir este tipo de operaciones a otros segmentos de la población.

Finalmente, informó que Prival Bank ha adquirido un banco en Costa Rica, con el  fin de expandir sus operaciones a ese país, aunque en este momento se encuentra en el proceso de reestructurar esa entidad bancaria para adecuarla al servicio de Banca Privada, que es el ADN del banco.   

Por otro lado, Rolando de León de Alba, gerente general del Banco Nacional de Panamá (BNP), explicó que en el caso de esta entidad estatal, lo que la diferencia de los demás actores no es solo su papel como principal proveedor de servicios financieros al Estado panameño, sino también su fuerte presencia a lo largo y ancho del país, lo que le permite responder a las necesidades de financiamiento de los más diversos sectores de la economía del país y de los diferentes estratos sociales de la población.

Como un ejemplo de esta realidad destacó el fuerte respaldo que el BNP ofrece al sector agropecuario panameño, que se ha traducido a junio de este año en una cartera de crédito valorada en $445,7 millones, un esfuerzo que se enmarca en la decisión del Ejecutivo de llevar a  Panamá a lograr su soberanía alimentaria.

Esto debido a que actualmente se están produciendo alimentos, pero estos no son suficientes para cubrir la demanda del mercado local, lo que provoca que muchos de los productos que hoy se consumen en el país sean adquiridos en los mercados externos.

Lo que significa que sin duda alguna el potencial que hay en la banca agropecuaria es tremendo, pero sentimos que aún hay mucho trabajo por hacer, destacó de León de Alba, quien agregó que  en ese sentido lo que tenemos que tener como meta es que finalmente Panamá pueda depender de su propia producción de alimentos.

Otro aspecto que es importante para la entidad, de acuerdo con el gerente  gerente del BNP, es la banca hipotecaria que alcanza los $740,5 millones, pero aún el déficit habitacional que existe en el país es de 140.000 viviendas, por lo cual tenemos una gran oportunidad de que más panameños puedan adquirir una casa digna basadas en leyes de incentivos como los establecidos en la Ley 3 del 20 de mayo de 1985 que establece el régimen de intereses preferenciales y el Decreto 55, que es el que crea el Bono Solidario.

De León de Alba aseguró que el reto más grande para esta entidad bancaria es fortalecer el recurso humano, lo cual representa una gran desventaja con el resto de la banca que opera en el país.

Mientras Moisés Cohen, presidente de Capital Bank, quien compartió con los asistentes al foro de Capital Financiero las experiencia acumuladas en los siete años de vida de esa entidad bancaria, que a su juicio, nació para ser siempre innovadora, con el fin de lograr la prosperidad y superar las expectativas de sus clientes, colaboradores y accionistas, así como de la comunidad y los reguladores.

Cohen destacó que el éxito alcanzado a la fecha con Capital Bank tiene una explicación bastante sencilla y es ofrecer un servicio excepcional y soluciones a la medida de los clientes, pero procurando que estas se den a tiempo y con alta calidad.

Agregó que para ello se ha constituido un equipo humano ágil, flexible, creativo con aptitudes positivas y sobre todo leales  quienes son profesionales capaces de mantener excelentes relaciones empresariales, por ende, cada vez registran una mayor captación de clientes, lo que se refleja en los resultados de la entidad bancaria que a mayo de 2015 registró un saldo de activos de $1.268 millones.

Mientras que la cartera crediticia reporta un monto de $924 millones y la utilidad del periodo un monto total de $2,2 millones, reflejando estas tres carteras incrementos significativos, según las cifras de la SBP a mayo de este año.

Finalmente, Cohen lamentó que debido a las presiones internacionales la banca panameña se haya convertido en el custodio de la honestidad de sus clientes y en entes orientados a perseguir el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas, de prevención de actividades terroristas e incluso de recaudación de impuestos para otras jurisdicciones, ya que esto distrae esfuerzos y recursos de lo que debería ser su labor, construir relaciones de confianza con sus clientes, por que lo solicitó a las autoridades prudencia a la hora de implementar estos nuevos roles para que no terminen afectando el negocio bancario.

Capital Financiero agradece a todos los asistentes y expositores por su participación   en este existoso evento.    

Karelia Asprilla
Karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia