ScaleUp busca en Panamá apoyar a las empresas que quieran crecer

ScaleUp busca en Panamá apoyar a las empresas que quieran crecer
Cuando las empresas crecen, la economía crece y los países logran nuevos niveles de desarrollo social.| Cortesía ScaleUp

lo largo de los últimos 20 años tanto universidades como gobiernos y organizaciones no gubernamentales han hecho énfasis en la necesidad de favorecer y potenciar el emprendimiento en nuestras sociedades, en el entendimiento que el desarrollo de nuevas empresas trae aparejados grandes beneficios para la economía de cualquier país, beneficios entre los que destacan la aplicación de nuevas tecnologías, la generación de empleos y una mayor democratización de la riqueza.

Sin embargo, hay una realidad que no se puede negar, el número de emprendimientos o microempresas que sobreviven más allá de los primeros dos o tres años de operación son muy, pero muy pocas, una situación que ha llevado a los profesores de gestión empresarial de Babson College en Estados Unidos (EE.UU.), Vincent Onyemah y Daniel Isenberg, a replantearse el tema y redefinir en qué momento las empresas realmente necesitan apoyo.

La conclusión ha sido más simple de lo que usted podría pensar, para Onyemah e Isenberg las empresas requieren apoyo cuando han alcanzado cierto tamaño, convirtiéndose en lo que en América Latina conocemos como una empresa pequeña o mediana, de forma que puedan prepararse y contar con las herramientas necesarias para dar el salto y convertirse en una gran empresa. Se trata de un cambio de paradigma que establece que cuando las empresas crecen, la economía crece y los países logran nuevos niveles de desarrollo social y humano.

Y es precisamente esto lo que ha traído a Onyemah e Isenberg a Panamá para implementar su programa de empresarial ScaleUp, cuyo objetivo es acompañar a las empresas que estén listas para crecer y darles las herramientas para que ese crecimiento sea sostenible en el tiempo y genere beneficios para toda la sociedad.

Capital Financiero tuvo la oportunidad de conversar con Onyemah sobre esta iniciativa, quien de una forma franca y abierta explicó por qué es tan importante apoyar a las pequeñas y medianas empresas a superar las barreras que limitan su crecimiento y los beneficios que esto tiene para el resto de la comunidad.

-¿Durante años nos hemos enfocado en fomentar el emprendimiento, por qué ahora se nos propone centrarnos en hacer crecer a las empresas  pequeñas y medianas en lugar de las startups?

-Nuestro enfoque se orienta a empresas que ya tienen un recorrido en el mercado, que han demostrado que tienen un producto o servicio que la gente necesita, que cuentan con personas dispuestas a pagar por ellos. ¿Por qué? Porque para nosotros cuando hay más y más empresas que crecen rápidamente, los países también crecen más rápidamente.

“No lo decimos nosotros solos, ya hay estudios que demuestran que los países que tienen empresas que crecen más rápidamente tienen mejores índices económicos.

“Además, apoyar el emprendimiento, lanzar nuevas empresas al mercado, si bien es positivo, no es lo más difícil, lo más difícil es hacer crecer a las empresas para que puedan lograr nuevas metas y contribuir a un mayor bienestar para toda la sociedad”.

-¿Cuáles son las claves del programa para ayudar a las empresas a crecer?

-Para nosotros la clave son lo que llamamos las tres “C”: Clientes, capacidad y “cash” o efectivo.

“Nosotros buscamos ayudar a las empresas a capturar y fidelizar clientes, lo que implica estructurar un proceso sistemático que le permita crecer su clientela, lo segundo es ayudarlos a contar con sistemas internos que les ayuden  hacer  más eficientes sus procesos y hacerse más competitivas y finalmente ayudamos a la empresa a entender cómo debe utilizar sus ingresos (cash), porque si vendes y tienes un número “x” de trabajadores, pero no sabes cómo manejar tu flujo de caja en algún momento tendrás que cerrar, te vas a arruinar. Por eso ayudamos a las empresas a aprender cómo manejar su flujo de caja y optimizar sus inversiones, lo que implica mantener una empresa sana en términos financieros.

“Al final, todo esto se traduce en mayores ventas, más ingresos y mejores retornos, lo que requiere una cultura empresarial enfocada en el crecimiento con orden y criterios bien definidos”.      

-¿Si aplicamos esta metodología cuánto puede crecer una empresa?

-Nosotros hemos visto empresas que llevan 5, 10, 15 o 20 años sin crecer y que, al entrar al programa, no al terminar el programa, sino en el primer mes de los seis que conforman el programa, se comienzan a observar resultados importantes.

-De hecho, más del 75% de las empresas que participan en el programa ScaleUp llegan a crecer un 30% sus ingresos anuales. Y lo podemos certificar porque nosotros monitoreamos los resultados de cada una de las empresas que participan en el programa.

-Además, antes de culminar este programa, cada empresa participante debe estructurar un plan de trabajo a futuro, centrado en la metodología de las tres “C”, pero ya con una base bien cimentada y entendiendo la interrelación que debe existir en todos estos factores para potenciar su crecimiento”.

-¿Dónde se ha puesto en práctica este programa y cuáles han sido los resultados?

-Nosotros hemos aplicado el sistema ScaleUp en muchas partes del mundo, incluyendo los estados de Milwaukee y Ohio, en EE.UU., Inglaterra, Suiza, Rusia y más recientemente lo implementamos en Manizales, Colombia.

“Claro que Daniel y yo no siempre podemos acompañar todos los programas presencialmente, pero lo que hacemos es formar a facilitadores locales en cómo aplicar la metodología ScaleUp para que puedan llevar adelante el proceso de capacitación de manera efectiva.

-La idea también es tener aliados en los sectores público y privado, de forma que tengamos a un grupo de líderes de todos los ámbitos de la sociedad, unidos detrás de un objetivo: Lograr que más y más empresas panameñas crezcan rápidamente, porque de esta forma el beneficio llega a todos. Por ejemplo, si las empresas crecen su producción, podrían exportar sus bienes o servicios al exterior, van a requerir más recursos humanos y esto implicará una mayor captación de divisas internacionales y más recaudaciones fiscales para el gobierno, lo que significa que toda la sociedad gana”.

-¿Por qué han optado por establecer el programa ScaleUp en Panamá?

-Por su historia y por su ubicación estratégica. Porque si lo que hemos hecho hasta ahora en 16 proyectos en cinco países diferentes y ha tenido éxito, consideramos que, dada la ubicación estratégica de Panamá y lo que el país representa para la región, por lo que cualquier éxito que pueda obtenerse aquí, ayudando a las empresas a consolidar y crecer sus operaciones, podríamos tener un factor multiplicador de este nuevo enfoque en el resto de América Latina.

-¿Qué tipo de empresas pueden optar por participar en este programa?

-El primer grupo en Panamá lo estamos reclutando ahora. Ya hemos recibido algunas solicitudes para participar, pero nosotros vamos a realizar algunas entrevistas para seleccionar a unas 20 empresas de varios sectores de la economía, las que iniciarán el programa en enero de 2019. Y una condición importante para calificar es que el dueño o el gerente participen en el programa junto con su equipo, de forma que todo lo que se aprenda en los talleres se pueda implementar en la empresa inmediatamente. 

“Ciertamente esto requerirá de una inversión por parte de las empresas, sin embargo, debo advertir que para facilitar que el programa SacleUP llegue a todo el que lo necesita y ayude a demostrar su eficacia a las empresas panameñas, vamos a estar ofreciendo algunas becas”.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

 

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias