Se aleja el fantasma de la recisión en EE.UU.

Se aleja el fantasma de la recisión en EE.UU.

Los datos económicos resultaron mejor de lo previsto

recisión en EE.UU

Semana de relativa calma tras la tensión de las últimas semanas, siendo dos los factores que movieron los mercados: Por un lado, los datos económicos en Estados Unidos  (EEUU), en general mejores de lo previsto y, por otro, los movimientos del precio del crudo.

Respecto a los datos, estos siguen mostrando cierta desaceleración, pero no recesión, como han confirmado esta semana las cifras de ventas minoristas, de producción industrial y de confianza empresarial.

En cuanto al crudo, el acuerdo entre Arabia Saudí y Rusia para congelar la producción en los niveles de enero (33 millones de barriles al día), ayudó a calmar los ánimos, ya que aunque finalmente no se produjo un recorte, pone de manifiesto cierta preocupación de los principales países productores sobre las consecuencias de los precios actuales.

En cualquier caso, y pese al buen tono de los datos publicados, las dudas sobre la economía estadounidense persisten, especialmente por las posibles consecuencias de la inestabilidad financiera actual sobre su crecimiento.

La lectura esta semana de las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés), mostraron la preocupación de sus miembros al respecto, y confirmaron que las probabilidades de una subida de tipos de interés en marzo son ínfimas.

En cuanto a América Latina, esta semana la agencia de calificación Standard & Poor´s rebajó un escalón la calificación de la deuda a largo plazo de Brasil, hasta BB desde BB+,  al considerar que la situación de la primera economía de la región ha empeorado desde la última rebaja en septiembre de 2015. Además, la agencia decidió situar la perspectiva del país en negativo, lo que abre la puerta a nuevas rebajas en el futuro.

En paralelo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) empeoró sus previsiones sobre Brasil, al pronosticar una contracción de su economía del 4% para 2016 (frente al -1.2% previsto el pasado noviembre).

Y hablando de la Ocde, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GafiI), en su sesión plenaria celebrada el pasado  jueves en París, aprobó la salida de Panamá de su lista gris en la que llevaba incluida desde junio de 2014. Excelente, y merecida, noticia que tendrá un efecto muy positivo para el país, especialmente para su sistema financiero.

Volviendo a los mercados, buena semana para las bolsas y repunte de la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años hasta situarse en torno al 1,750%.

Por su parte, el dólar vuelve a ganar terreno frente a las principales monedas con su cambio respecto al euro alrededor de los $1,11. En cuanto a las materias primas, el futuro del crudo a marzo (WTI) se mantiene cercano a los $29,50 el barril, después de tocar un máximo de $32,98 tras el anuncio del acuerdo entre Arabia Saudí y Rusia.

El oro, que acumula una revalorización de más del 15% en lo que va de año, se sitúa en niveles cercanos a $1.230 la onza.

La próxima semana se publicarán varios datos importantes en EE.UU., con especial atención a la posible revisión a la baja del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el cuarto trimestre de 2015.

Francisco Pinillos
MMG Bank Corporation

Más informaciones

Comente la noticia