¿Se avecina otra década perdida para el mundo? Hay que preguntarle a la Unctad

¿Se avecina otra década perdida para el mundo? Hay que preguntarle a la Unctad

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) acaba de lanzar una advertencia que pone aún más en aprietos a la ya complicada economía mundial. Y es que, según el documento presentado, retornar a las políticas de austeridad que prevalecían antes de la pandemia de coronavirus (COVID-19) podría traer ingentes daños a la economía mundial.

El documento señala que, de seguirse esta corriente, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) global podría reducirse 1% anual y aumentaría la tasa del desempleo en 2%.

Al respecto, la Unctad advierte el advenimiento de una década perdida, ya que los modelos de simulación han pronosticado que el rápido retorno a políticas de austeridad, favorecerían un círculo vicioso que traería como consecuencia el estancamiento de salarios, baja generación de empleo y fuerte presión sobre los presupuestos públicos.

Para evitar que tal situación ocurra, los especialistas de la Unctad han sugerido a la comunidad internacional aceptar alivios de deuda, inyectar la liquidez necesaria para estos tiempos de crisis y poner un freno a los acreedores privados en lo que respecta a las negociaciones de deuda soberana.

De acuerdo con el documento, en caso de que las recomendaciones antes expuestas no sean aceptadas, la situación podría empeorarse, ya que el escenario prevé una contracción económica de 4% de la economía mundial durante 2020, así como un déficit calculado en unos $6 billones en la producción mundial.

Para hacer más crítico el panorama, el informe alerta que la caída de la manufactura será más fuerte en los países desarrollados, e incluso en algunos podría presentarse un descenso de hasta dos dígitos. En lo que respecta al comercio, se proyecta que este sector muestre una contracción de hasta un 20% en 2020. Las inversiones directas podrían reducirse hasta 40%. El caso de las remesas es crítico, por cuanto se prevé un desplome en este renglón de unos $100,000 millones.

Estos datos contrastan con las proyecciones de hace un año, cuando se pronosticó que las economías emergentes liderarían una economía mundial en constante crecimiento durante 2020.

¿Qué hacer al respecto? La Unctad recomienda a las naciones de economías avanzadas mantener el gasto el tiempo que sea necesario, hasta que el sector privado recupere la confianza para invertir, y no dejar a un lado a los países en desarrollo, a los cuales hay que proveer de estímulos financieros. Definitivamente, la realidad ha superado a la ficción en lo que se refiere a las consecuencias de la pandemia en las finanzas globales.

Danilo Díazgranados
Especialista en finanzas internacionales y banca

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com