Se cumplen 25 años del estreno de Schumacher

Se cumplen 25 años del estreno de Schumacher

Fue una guía para múltiples generaciones de pilotos

schumi

El ambiente festivo del albergue juvenil ya le molestaba. Absolutamente horrible, recordó tiempo después. Para colmo, se había resfriado. Pero a los 22 años, bajo esas condiciones y cuando todavía era piloto de Fórmula 3.000, Michael Schumacher llevó al Jordan de Fórmula 1 hasta el séptimo puesto de la clasificación.

Jóvenes pilotos con el mismo talento que Michael había varios en aquel tiempo, pero su voluntad de aprender, su sed de conocimiento y su intención permanente para mejorar no la tenía ninguno, recuerda Norbert Haug, cuando  se cumplen 25 años de aquel estreno en el mítico circuito de Spa-Francorchamps.

El jefe deportivo de Mercedes durante mucho tiempo ya conocía a Schumacher antes de esa carrera, que para el alemán duró apenas unos cientos de metros por la rotura del embrague. Sin embargo, Haug tiene claro lo que significó esa carrera.

Con el debut de Michael en Spa empezó una nueva era en la Fórmula 1. l fue una guía para múltiples generaciones de pilotos, asegura Haug.

Un año después de su estreno, Schumacher ganó su primera carrera en la categoría. ¿Dónde? En Spa, obviamente. Años después ganó siete títulos de Fórmula 1. ¿El último dónde? Naturalmente en Spa. Y cuando celebró su vigésima temporada y festejó su Gran Premio 300, también lo hizo allí, en su trazado.

Spa es un circuito en el que el talento del piloto realmente marca la diferencia. Por lo tanto, es lógico que el rendimiento de Michael fuera particularmente excelente allí, subraya Jean Todt, ex jefe de equipo de Ferrari y actual titular de la Federación Internacional de Automovilismo. Seis de las 91 victorias de Schumacher en Grandes Premios se dieron en el mítico trazado.

No es de extrañar que Schumacher también fuera nombrado ciudadano ilustre de Spa, en su última temporada en la Fórmula 1. Con un traje oscuro, recibió en 2012 la distinción del municipio de 10.500 habitantes en hotel De Ville. Siempre nombré a la pista de Spa como la sala de estar de mi casa, ahora tengo la confirmación oficial  que vivo aquí, destacó Schumacher en aquel momento.

Esta vez, el siete veces campeón del mundo no estará para el vigésimo quinto aniversario de su debut. El 29 de diciembre de 2013 tuvo un accidente de esquí que le provocó una grave lesión craneoencefálica a pesar de llevar casco.

Tras meses en coma, en septiembre de 2014 pudo regresar a su casa después de pasar unas semanas en una clínica de rehabilitación en Lausana, Suiza. Sin embargo, su estado de salud actual es una incógnita.

Pese de su ausencia, su nombre no pasará inadvertido en medio de la lucha de los Mercedes de Lewis Hamilton y Nico Rosberg por el título del mundo.

Aunque era imposible decir entonces que iba a ser el más exitoso de la historia de este deporte, Michael era una apuesta segura. Estaba claro que iba a ser un piloto importante, resume Todt.

Jens Marx 
DPA

Más informaciones

Comente la noticia