Se desvanece el crecimiento robusto del sistema portuario panameño

Se desvanece el crecimiento robusto del sistema portuario panameño

La primera mitad de 2012 no ha sido buena para el complejo portuario de Panamá

El ritmo de crecimiento de 20% que registraba el sistema portuario panameño en el primer trimestre de 2012 se desvanece mes a mes llegando hasta julio, a sólo un incremento de 9% versus el año anterior.
En términos reales el sistema portuario panameño manejó hasta el mes de julio la suma de 4.036.070 en comparación con los 3.698.408 TEUs registrado en igual período de 2011. Se esperaba que Panamá manejase más de 7,5 millones de TEUs para el cierre de 2012, pero al ritmo que marchan los volúmenes se pronostica que no alcanzará esa cifra.
Si se compara enero a julio de 2011 con enero a julio del presente año, la caída se ve significativamente porque el año pasado el crecimiento era por el orden de 24,1% en comparación con este 2012, que es de 9,1 %.
En los primeros tres meses, el crecimiento era robusto y en el segundo trimestre el panorama cambio drásticamente. En enero, febrero y marzo la tasa de crecimiento era de 24,7%, 20,2% y 19,1%, respectivamente. En tanto, entre abril y mayo los números fueron en descenso y en junio hubo un leve repunte en el comportamiento de los puertos panameños, cuando en las últimas dos temporadas 2010 y 2011, el crecimiento en ese mismo período rondaba los dos dígitos.
Pero, el peor mes de las estadísticas oficiales de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) es julio, con un decrecimiento de -5,5 % en comparación con el mismo período del año anterior, siendo los puertos de Balboa y Cristóbal, operados por Panama Ports Company (PPC), los que sufrieron un mayor descenso en julio con -19,1%.
Julio ha sido el peor mes del sistema portuario de los últimos dos años, sólo fue superando en el 2009 cuando cayó 8,51%. En el caso específico de Balboa, julio de 2009 fue mejor que el actual, aunque posterior a ese mes empezó su descenso para cerrar con número negativo (-7,2%) en el 2009.
El puerto que en los últimos años registraba un crecimiento vertiginoso y robusto era Cristóbal, costa atlántica, inclusive en el 2009 en el período de la crisis que afectó el comercio mundial mostró un buen ritmo. Este año ha crecido 7,5% hasta el mes de julio, en comparación con igual período del año pasado. En tanto, Balboa, el puerto más grande en términos de volumen e infraestructura en Panamá y la región, creció 3,5% hasta julio, en relación con julio de 2011, aunque sigue siendo el más grande en volumen de la región.
Otro puerto de importancia en Panamá y la región es Manzanillo International Terminal (MIT), hub para servicio feeder de muchas líneas navieras que también ha visto mermada su tasa porcentual de crecimiento en relación con el año anterior. De acuerdo con las estadísticas de la AMP, Manzanillo hasta julio había crecido 12,7 % en comparación con igual período del año pasado, que fue de 20,2 %.
El único puerto de trasbordo en Panamá que mantiene un buen ritmo de crecimiento hasta julio es Colon Container Terminal (CCT), que registró una tasa de crecimiento de 16,9% en relación con el año anterior.
Un hecho interesante es que desde febrero del presente año la segunda Terminal portuaria del Pacífico, PSA (Panama International Terminal), localizada en Rodman, registró su primer movimiento de contenedores. Hasta el mes de julio llevaba la cifra de 40.118 TEUs.
Esta merma en los volúmenes de carga que se maneja en Panamá contrasta con el panorama de otras terminales portuarias de la región, como es el caso de Cartagena, que lleva un ritmo de crecimiento de 16% versus el año anterior. El director comercial de Sociedad Portuaria de Cartagena, Giovanni Benedetti, dijo a Capital que el puerto estuvo muy apretado por carga desviada de Panamá hasta el mes de mayo.
Cabe anotar que el sistema portuario panameño enfrentó una paralización de labores que afectó el flujo de carga no sólo en el país sino en toda la región de Latinoamérica, lo que causó congestionamiento en varios puertos debido a que las terminales aledañas tuvieron que aceptar carga no programada, lo cual conlleva cambios en la preparación de las ventanas de operación, cambios en la estiba de los barcos y el efecto en la productividad en dichas terminales confundiéndose en efectos propios de congestión (retrasos en entrega, problemas de estiba).
Una fuente de la industria naviera informó que una empresa trasnacional que utiliza a Panamá como su hub logístico para distribuir su carga de alto valor ha suspendido su operación en el país, perdiéndose la movilización de miles de contenedores por el sistema portuario.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com