Secretaría de Energía prepara incentivos para autos eléctricos

Secretaría de Energía prepara incentivos para autos eléctricos
La iniciativa es parte de una serie de medidas para impulsar la transición energética del país| Cortesía

Gobierno, usuarios, generadoras, distribuidoras, ambientalistas y miembros de la academia se reunieron para desarrollar una mesa de diálogo enfocada en generar cambios en el sector energético, con el objeto de encontrar soluciones ante problemas como la calidad de servicio, la participación de fuentes renovables en la matriz energética y la promoción de movilidad eléctrica.

Durante el proceso de diálogo el titular de la Secretaría Nacional de Energía (SNE), Jorge Rivera Staff, explicó que con estas consultas Panamá da un paso adelante en la necesaria transición energética que permitirá incrementar la producción de energía de fuentes renovables, desarrollar redes inteligentes de distribución, digitalizando y democratizando el sistema mediante la participación de los consumidores y su transformación en prosumidores (consumidores que producen su propia energía y aportan sus excedentes a la red de distribución).

No obstante, advirtió que este diálogo será vital para encontrar soluciones que ayuden a reducir la huella ambiental del sector que mayor contaminación genera debido al uso de combustibles fósiles, que es el transporte, por lo que la SNE adelanta una estrategia nacional de movilidad, que tiene como eje central facilitar el ingreso al mercado panameño de los autos eléctricos.

Rivera Staff señaló que esa estrategia de movilidad contempla la necesidad de establecer una serie de incentivos fiscales que puedan ayudar a los consumidores sustituir los vehículos de combustión fósil por vehículos eléctricos, ya que hasta la fecha la presencia de estas nuevas tecnologías, en el mercado panameño ha sido marginal, porque pese a que del 2012 al 2017 los vehículos eléctricos fueron exonerados del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), pero se carecía de una estrategia que favoreciera su utilización.

A lo que estamos apostando ahora es a establecer incentivos fiscales, pero ya con una estrategia de trabajo que nos va a permitir hacer una transición a una movilidad eléctrica, reduciendo nuestra dependencia en el consumo de combustibles fósiles”, dijo el secretario Nacional de Energía.

Destacó además que hoy en día en el mundo el sector energético está viviendo una revolución similar a la que experimentó hace 25 o 30 años el sector de las telecomunicaciones con la aparición de los celulares y los teléfonos inteligentes, todo lo cual está cambiando la forma como la energía se produce, se distribuye y se consume, por lo que el país tiene hoy un catálogo amplio de medidas que nos pueden ayudar a incrementar la producción de energía renovable, mejorar la calidad del servicio y promover el consumo responsable. 

Por su parte, Linda Maguire, Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) aseguro que “el sector empresarial y las alianzas público-privadas son clave para afrontar este reto, tomar medidas y acelerar inversiones para la transición energética puede fortalecer la economía y crear nuevos empleos, al tiempo que se generan múltiples beneficios sociales y ambientales, como un entorno ecológico más saludable o disfrutar de un aire más limpio”.

Maguire agregó que “la transición energética también tiene que ser sensible a las desigualdades y brechas económicas, territoriales y de género existentes en Panamá”, recalcando que “una adecuada planificación energética puede ser un motor para la reducción de la pobreza, el progreso social, la igualdad y la prosperidad económica”.

Mientras, Gabriel Diez, expresidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), consideró que lo importante de las mesas de diálogo interdisciplinario por cambios en sector energético es que le permitirá a generadores, distribuidores y consumidores tener una hoja de ruta que defina claramente hacia dónde se dirige el sistema eléctrico en lugar de los cambios abruptos y lo sobresaltos que caracterizaron al sector durante los últimos.

Para el ingeniero Edgar Ivankovich, de AES Panamá, para el sector privado las mesas de trabajo generan grandes expectativas porque permiten el diálogo entre todos los actores de mercado de energía, el cual se encuentra en una coyuntura disruptiva y por tanto Panamá no se va a quedar atrás, por lo que hay que definir como el país se pueda adaptar a esta nueva realidad.

Finalmente, para Rita Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), la descarbonización de nuestra economía depende el futuro de la humanidad, ya que el planeta Tierra seguirá existiendo aún si el Cambio Climático genera la extinción de los seres humanos y es, por ello, que el país necesita descarbonizar aún más su matriz, especialmente en lo referente al sector transporte.

A este respecto, Spadafora consideró que la entrada de los autos eléctricos al mercado es urgente, por lo que coincide con el titular de la SNE en la necesidad establecer incentivos fiscales para promover su ingreso al mercado panameño, ya que en este momento su coste es prohibitivos para la mayoría de los consumidores.

Agregó que también es vital el desarrollo de la red del Metro de Panamá ya esto, además de reducir el consumo de combustibles fósiles le brinda a la población una mejor calidad de vida.      

Las mesas de diálogo contará de forma permanente con representantes de los organismos empresariales, autoridades, y representantes de los usuarios, bajo la facilitación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo- PNUD.

Estas mesas de diálogo, son una iniciativa público-privada para plantear alternativas de corto, mediano y largo plazo para atender la situación de los diferentes sectores productivos y que también repercuten de manera directa en la población en general.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero 

Más informaciones

Comente la noticia