Sector inmobiliario con proyectos millonarios

Sector inmobiliario con proyectos millonarios

La empresa privada prevé una mayor inversión y el Gobierno pretende promover la construcción de 50.000 viviendas

Barriada

Según el informe presentado por la Alta Comisión para el Empleo al presidente Juan Carlos Varela,  se proyectó una demanda de empleos estimada para el período 2015-2020, en donde los sectores de: Construcción, agricultura, industria, comercio, turismo y logística jugarán un papel protagónico en el crecimiento y desarrollo del país.

Por ende, demandará una cifra importante en estos cinco primeros años, donde 230.000 nuevos empleos entrarán en el mercado laboral panameño, generando 67.560 técnicos, la mayoría en construcción y logística.

De igual forma, en la encuesta de expectativas de empleo para el primer trimestre de 2015 de Manpower, el sector de la construcción marcaba entre las primeras posiciones con un 18%, coincidiendo con la opinión de varios economistas consultados por Capital Financiero, que manifestaron que este sector es que el mantendrá mayor crecimiento en Panamá durante  el 2015.

Alberto Alesi, director de operaciones de Manpower, manifestó que lo que ha hecho que el sector de la construcción tenga un repunte en cuanto a las expectativas de contratación de trabajadores para el 2015 son las obras de infraestructura vial que comenzarán a desarrollarse, así como los  trabajos de la ampliación Canal de Panamá y la ampliación de los carriles de la vía Interamericana.

Por su parte, Ricardo Sotelo, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), destacó que hace poco se realizó un estudio que reflejó que el 60% de los empleos que se contratarán en los próximos cinco años serán para el sector técnico.

Esto se ve reflejado en sectores como la construcción, minería, manufactura, entre otros, que son los de mayor expectativa de empleo, según empresarios de estos mismos sectores.

Destacó que este aumento de puestos de trabajo tiene que ver en gran parte a dos obras: La ampliación de Canal, que está en su etapa de finalización y la construcción de la mina de cobre que comienza en el 2015  año y culmina en 2017.

Mientras tanto, el sector inmobiliario para el 2015 podría estar aún más activo, tomando en cuenta que el sector privado prevé una mayor inversión y el Gobierno iniciará su proyecto de promover la construcción de unas 50.000 residencias, donde pretende invertir unos $1.500 millones en los próximos cinco años.

En 2015, el Miviot destinará $95 millones de su presupuesto ($257 millones) para dos programas insignias: Techos de Esperanza y Fondo Solidario de Vivienda (FSV).

Ambos programas están destinados a personas con bajos ingresos o que pertenecen a la economía informal. Para Techos de Esperanza se han destinado $80 millones, mientras que para el FSV $15 millones.

Se planea construir 50.000 viviendas bajo el proyecto Techos de Esperanza y favorecer la compra de 2.700 con el FSV. Además,  se proyecta la construcción de otras  20.000 viviendas a través de un modelo público privado, donde las promotoras se encargan de las construcciones y el Estado donará el terreno.

Dania Rosas, de la dirección de Inversión Privada del Fondo Solidario, explicó que este fondo apoyará desde enero de 2015 con un subsidio de $10.000 a las familias de bajos ingresos de la economía formal e informal con salarios que van desde el mínimo hasta un máximo de $1.200 para que puedan adquirir su primera vivienda.

Las promotoras podrán construir urbanizaciones tipo unifamiliares, bifamiliares adosadas y casas en hileras destinadas a las viviendas de interés social.

Hasta julio se tenían 78 promotores de vivienda, pero con el aumento de la cifra de la cobertura de las viviendas, se han interesado nuevos promotores que ya suman 120 promotores.

Para 2015 se contemplan proyectos en Sabanitas, provincia de Colón, con 1.500 casas; en Metetí, Darién, unas 500 casas y en Bocas del Toro, unas 700 casas, lugares en donde no existían promotores.

Por otro lado, la presidenta de la Asociación de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Katherine Shahani, indicó que durante los primeros meses del 2014 se registró una baja en el mercado inmobiliario, pero en la segunda mitad la actividad experimentó un repunte significativo.

Shahani dijo que el 2015 vendrá con mayor fuerza. El rango de mayor demanda de viviendas en estos momentos es el que va de $200.000 a $300.000, seguido del rango de entre $80.000 y $120.000. Mientras que el sector privado ha dejado de construir viviendas de menos de $40.000, un segmento que será atendido por el Gobierno.

La dirigente recalcó que para que el sector inmobiliario mantenga su actual dinamismo es importante que se respete la seguridad jurídica y se agilicen los permisos de construcción y ocupación.

No hay inconvenientes en que se realicen revisiones, siempre y cuando los permisos salgan de forma expedita y los problemas que puedan existir se manden a corregir de forma inmediata, indicó. 

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL