Sector logístico pide un régimen laboral especial

Sector logístico pide un régimen laboral especial
Una huelga que impida el movimiento y tránsito de la carga o de las personas puede dañar la economía del país,l Archivo

Aunque reconocen el derecho de los trabajadores a luchar por mejores salarios y condiciones de trabajo, las empresas del sector logístico consideran que una de las tareas que tendrá que acometer el gobierno de Laurentino Cortizo, a partir del 1 de julio, será establecer un régimen laboral especial para evitar que los conflictos labores puedan culminar en una huelga.

Para Daniel Rojas, presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (Auzlc), las autoridades deben tener presente que el sector logístico representa en la actualidad más del 25% del Producto Interno Bruto (PIB) y, por tanto, su estabilidad es vital para garantizar el crecimiento económico del país, por lo que no podemos darnos el lujo que se vea afectado por paralizaciones de labores.

Destacó que cada vez que ha ocurrido una paralización de labores en la Zona Libre de Colón (ZLC) o en los puertos, el país ha perdido varios escaños en los rankings internacionales de conectividad logística y se ha visto afectada  su imagen como hub logístico, llevando a empresas navieras a mover su carga a otros países de la región.

Ante esta realidad, Rojas planteó la necesidad de establecer un “estatuto laboral especial” para las empresas del sector logístico, similar al que aplica para los trabajadores de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), de forma que cualquier conflicto laboral debe ser sometido a arbitraje, evitando que se produzcan huelgas que afecten el movimiento de mercancías o personas.    

A este respecto, Alessandro Cassinelli, general manager de PSA Panamá, señaló que como persona considera triste que un árbitro tenga que definir un conflicto laboral porque patronos y trabajadores no se puedan poner de acuerdo, pero como gerente de un puerto considera fundamental que el sector logístico cuente con una norma laboral especial que impida que los conflictos laborales desemboquen en una huelga.

“No me gusta decir que debemos tener una norma de arbitraje laboral para el sector logístico para impedir las huelgas, porque la huelga es un derecho universal y yo vengo de Italia, un país altamente sindicalizado, sin embargo, hay que entender que los puertos y los otros servicios logísticos deben ser considerados como servicios públicos”, explicó.

Cassinelli agregó que una huelga que impida el movimiento y tránsito de la carga o de las personas puede dañar la economía del país, lo que hace necesario la existencia de mecanismos que impidan que los conflictos laborales desemboquen en una huelga.       

En tanto, Demóstenes Pérez, expresidente del Consejo Empresarial Logístico (Coel), considera que cualquier paralización de labores en los puertos, la ZLC o el Aeropuerto Internacional de Tocumen, no sólo afectaría negativamente la imagen del país, sino también su desempeño económico, por lo que contar con una norma laboral que impida las huelgas en el sector logístico es vital para garantizar la continuidad en una industria que debe trabajar 24/7.

No obstante, para el socio de Derecho Laboral de la firma Morgan & Morgan, Ricardo Alemán, siempre es posible establecer normas laborales especiales para uno u otro sector de la economía, sin embargo, en el caso del sector logístico, y especialmente en el de los puertos y aeropuertos, el Código de Trabajo contempla la posibilidad de establecer un arbitraje para evitar cualquier huelga, toda vez que se trata de servicios públicos.

Alemán señaló que lastimosamente, durante la actual administración gubernamental, las autoridades laborales han permitido el abuso de las paralizaciones ilegales en dos puertos del país, afectando negativamente la imagen y la economía del país.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia