Semana corta pero movida

Semana corta pero movida

 

Mario F. Mora

Corredor de Bolsa

Thales Securities

mmora@thalessecurities.com

n una semana bursátil reducida debido al Día de Acción de Gracias y a una sesión del viernes abreviada, lo que debió haber sido una semana sin muchas alteraciones, resultó terminando con pronunciados movimientos en los índices más representativos.

A principios de semana, los mercados subieron tras una serie de informes económicos que mostraron que los ingresos de los estadounidenses y el gasto del consumidor subieron en el mes de octubre; mientras que menos personas presentaron solicitudes iniciales de beneficios por desempleo, impulsando el sentimiento de que la recuperación económica de EE.UU. viene ganando fuerza.

No obstante, terminando la semana, el panorama se tornaba menos entusiasta. Empezado en el viejo continente; los mercados bursátiles europeos y el euro caían el viernes reflejando la creciente preocupación de que Portugal también necesitará un plan de rescate, mientras que los detalles del rescate de Irlanda hasta ahora se están elaborando.

En América, las acciones estadounidenses se hundieron en las primeras operaciones compartiendo la incertidumbre en torno a los problemas de deuda de Europa y una alerta bélica por parte de Corea del Norte, que advirtió el viernes que los planes de Corea del Sur y los EE.UU. para organizar maniobras militares han puesto la península coreana al borde de la guerra.

Adicionalmente, el último día de la semana marcaba el inicio no oficial de la temporada de compras navideñas o Viernes Negro, un evento crucial para los minoristas, ya que es considerado como el día de más compras del año. Los consumidores pueden estar comprando más productos no esenciales, como joyas y bienes de lujo. Y esto trae buenos augurios para la temporada navideña, que se espera genere ganancias ligeramente mejores que hace un año.

Aún así, 15 millones de personas están desempleadas y las preocupaciones sobre la seguridad laboral ensombrecen la confianza del consumidor. Los gastos pudieran estar subiendo, pero no han regresado a los niveles previos a la recesión.

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias