“Ser madre y ejecutiva es un reto diario que conjuga mis dos pasiones”, Thelma Rosario Díaz Peña de Castro

“Ser madre y ejecutiva es un reto diario que conjuga mis dos pasiones”, Thelma Rosario Díaz Peña de Castro
“Estoy siempre en la búsqueda equilibrio, el cual no es fácil, pero al finalizar cada día me lleno de orgullo y satisfacción"| Cortesía

El rol de una madre es agotador, más aún si esta tarea se mezcla con la alta gerencia dentro de una empresa.

Hoy en día, de cada diez recomendados para un puesto gerencial, cuatro son mujeres, esto porque las ejecutivas se forman y se capacitan para ser protagonistas en diversas áreas.

Para que las madres ejecutivas encuentren un equilibrio es que conozcan sus propios objetivos. Una mamá que trabaja en un alto cargo debe evitar sentir culpa de dejar a sus hijos para trabajar porque lo que persigue es darles mejor calidad de vida.

Cuidar a los niños y velar por el negocio es un reto constante, ya que muchas veces hay que ceder en ciertos hábitos para tener el tiempo de cumplir con las tareas.

Y es que para Thelma Rosario Díaz Peña de Castro, Gerente de Ventas en GBM, ser madre y ejecutiva es un reto diario que conjuga mis dos pasiones: Su familia y su profesión.

“Estoy siempre en la búsqueda equilibrio, el cual no es fácil, pero al finalizar cada día me lleno de orgullo y satisfacción, tanto los logros de mis hijos como las metas que alcanzamos en la organización”, aseguró.

-¿Cuál considera que ha sido la fórmula de su éxito?
No sé si sea la fórmula del éxito, pero a mí es muy importante tener siempre claros los objetivos. Tanto personales como profesionales, cumplir con los compromisos y buscar ser ejemplo, tanto para mis hijos, como para mis colegas.

Pero creo que lo más importante es que cuento con un esposo y unos padres que me apoyan al 100% y me respaldan en cada una de mis decisiones. Tal vez, la fórmula del éxito es querer ser siempre un ejemplo para mis hijos.

-¿Cómo ha logrado tener un balance entre la vida laboral con la familiar?
Lograr el balance es un reto diario, por eso es importante tener claras las prioridades en cada momento y cumplir con mis compromisos. Mi familia es mi razón de ser y por muy complicado que sea el día laboral, procuro participar de las actividades de mis hijos y que el tiempo que estoy con ellos, sea tiempo de calidad.

-¿Considera que ha sido muy difícil manejar el rol de mujer profesional y el de madre de familia?
Por supuesto que es difícil, aun vivimos en una sociedad en la que las mujeres tenemos que demostrar continuamente nuestras capacidades, liderazgo y compromiso en las organizaciones. Mientras que se espera que tengamos la principal responsabilidad del hogar y los niños.

Afortunadamente, en mi caso, estas responsabilidades las compartimos entre mi esposo y yo.  Además, contamos con el apoyo de mis padres, lo que es una gran ayuda para superar el reto de ser madre profesional y aunque es difícil, no lo cambiaría por nada.

-¿Piensa que el rol de madre la ha ayudado para tener éxito en el cargo que desempeña en la empresa?
Creo que sí, cuando se es madre se desarrolla un sexto sentido para ver más allá de lo obvio, me he vuelto más perceptiva, organizada, creativa y resolutiva, por lo que estas cualidades son indispensables para ser exitoso en cualquier rol.

-¿Qué mensaje le deja a aquellas mujeres que han dejado a un lado su carrera profesional por el de ser madre?
Admiro a las mujeres que dejan a un lado o ponen en pausa su carrera profesional para dedicarse a ser madre. Sé que es una decisión difícil pero también muy gratificante. De hecho, mi mamá tuvo la valentía de dedicarse a sus 4 hijas, por lo que creo que es una decisión familiar de mucho mérito.

En mi caso, la realización personal la alcanzo al conjugar el rol de madre con el de mujer profesional, por lo que el mejor consejo que puedo dar es que busquen lo que realmente les llene como mujer y madre.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias