Situación del Gupc vuelve a generar preocupación

La CMP pide a la partes ceñirse al proceso acordado

Foto Ampliacion web

Esperamos, por el bien de todos, que las partes se ciñan al proceso que se ha acordado, incluyendo trabajar en culminar la obra en abril  de 2016, o antes, señaló el presidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), Juan  Carlos Croston.

Los señalamientos de Croston se dan, luego que uno de los integrantes del  Grupo Unido por el Canal (Gupc), revelará que las deudas con los proveedores superaban el monto que  mantenía en caja el consorcio, lo que podría llevar a una nueva paralización de las obrasde ampliación de la vía acuática, que ya llevan un retraso de más de un año.

En opinión de Crostón con los nuevos anuncios contenidos en la carta hecha pública, entendemos que nuevamente se buscan modificaciones unilaterales a las condiciones.

La  industria marítima requiere tener certeza de la fecha de finalización de los trabajos de ampliación del Canal para realizar sus debidas planificaciones, por lo que este último anunció no ha sido bien recibido.

De acuerdo con Crosto el contratista cada vez  que se ve corto de dinero, saca a relucir posibles paralizaciones de obras y agregó que     fuera de los reclamos,  que ya están caminando su curso, el contratante de la obra no debería ser responsable por aspectos administrativos, como el flujo de caja.

El dirigente expresó que se trata de un tema que debe manejarse con mucha delicadeza y trabajar en alianza para llegar la meta establecida.

El rector de Universidad del Caribe, Rodolfo Sabonge, advirtió que un nuevo retraso  representaría perdida de credibilidad y deterioro en su imagen y detalló que  los usuarios del Canal son las principales navieras del mundo, y a ellos se les vendió la idea de que el proyecto de ampliación  iba a estar listo a finales del 2014. 

Y con base a esta información  los navieros tomaron decisiones importantes con respecto a pedidos de buques e hicieron planes de emplazamiento de estos buques y al no estar funcionando las nuevas esclusas los  buques fueron  emplazados a la ruta por Suez, indicó.

El exvicepresidente de Planificación  del ACP destacó que todos los contratistas son iguales, cotizan bajo para ganarse la obra y esperan  generar sus ganancias sobre la base de adendas y reclamos.

Destacó que la historia dirá si la administración del Canal fue diligente en su gestión y si, en efecto, tenía la razón.  Eso lo veremos en los dictámenes de las instancias llamadas a resolver las disputas. 

Sobre las medidas que debiera tomar la ACP frente a estas nuevas amenazas, Sabonge dijo que las  opciones sólo las conoce la ACP, que el tema  del proyecto se ha manejado de manera hermética entre la administración y su junta directiva., quienes   deben ser muy cuidadosos para no ser objeto de reclamos y demandas por parte del contratista.

Por otro lado, el pasado jueves la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional de Diputados aprobó una modificación al actual  presupuesto de la Autoridad del Canal de Panamá  (ACP) por $108.2 millones, dentro del programa de inversiones de la ampliación de la vía acuática.

Esta movida financiera tiene que ver con la decisión de la Junta de Resolución de Conflictos (JRC) del pasado 31 de diciembre que reconoce a Gupc un aumento de $233,2.

La JRC reconoció al contratista $233,2 millones de los $463 millones que reclamaba sobre  la mezcla de concreto y al basalto para la construcción de las nuevas esclusas.

Si embargo, la ACP envió en enero pasado a la JRC una nota de inconformidad con esta decisión como paso previo a llevar el caso ante un arbitraje internacional.

Para atender el pago ordenado por la JRC, la ACP utilizó $170  millones de la contingencia remanente en los fondos autorizados  en el programa de ampliación y la diferencia, $63,2 millones con los recursos solicitados mediante la  modificación al presupuesto. 

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL