Sobreoferta y hospedaje clandestino golpean a hoteleros

La competencia desleal está impactando en impactando en los ingresos

Hotel El Panama

La sobreoferta y el hospedaje clandestino están golpeando a los hoteleros, y prueba de ello es que aún cuando el ingreso de visitantes registró un incremento del 14,7% en los primeros cinco meses del año la ocupación hotelera pasó de un 56,1% al cierre del 2014 a 55,4% el pasado mes de mayo.

Esta situación ha generado una guerra de precios, que ha llevado a que el costo de las habitaciones  haya disminuido hasta en un 70%, impactando significativamente en la rentabilidad de este negocio.

Los gremios turísticos han solicitado medidas drásticas para encausar al sector por caminos más seguro, mientras que las autoridades tratan de buscar una solución al problema y entre las medidas que se estarían tomando se incluye una reforma a ley que prohíbe el hospedaje clandestino para incrementar las sanciones.

Este es un tema complejo, puesto que este tipo de hospedaje se viene promoviendo vía Internet y se registra a lo largo de todo el país. Y sobre el tema de la sobreoferta hotelera se han establecido incentivos en el interior, para evitar que las inversiones se sigan concentrando en la ciudad capital, pero la construcción de hoteles en el área metropolitana continúa.

De enero a mayo del 2015 ingresaron al país 1.153.491 visitantes, lo que representa una variación absoluta de 148.105 personas adicionales. En 2014 entraron al país 1.005.386 visitantes en igual periodo,  de acuerdo con cifras de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Las estadísticas indican que por el Aeropuerto Internacional de Tocumen arribaron  814.469 visitantes. Esto representa un incremento de 23,3%, lo que refleja 153.616 turistas  adicionales al periodo anterior. En 2014 ingresaron 660.853 personas por  esta terminal aérea.

Por la frontera de Paso Canoas ingresaron  un total de 68.732 visitantes, con una disminución de un 4,0% con respecto al año 2014. Los puertos de cruceros recibieron 182.099 pasajeros entre enero y mayo de 2015, mientras que el 2014 recibieron  215.581 cruceristas, este periodo reflejó una disminución del 15,5%,  33.482 pasajeros menos.

Por los otros puertos marítimos, aéreos y terrestres del país ingresaron durante los primeros cinco meses de este año 88.191 visitantes, lo que proyecta un 53,7% de aumento, con respecto al año anterior. En  igual periodo del 2014 llegaron  por estas vías 57.363 visitantes.

Los gastos efectuados por los visitantes durante su estadía en el país durante los cinco primeros meses del 2015 se estimaron en $1.593,5 millones, lo que significa un incremento de 13,8% sobre el mismo periodo del año anterior y una variación absoluta de $193,8 millones adicionales.

Pese a  estas cifras,  empresarios del sector  en reiteradas ocasiones han mostrado su preocupación por la situación por la que  atraviesa la  industria sin chimeneas, y han solicitado con  urgencia  licitar la campaña de promoción turística, cuyo pliego de cargos todavía sigue siendo analizado en la ATP.

La sobreoferta de habitaciones, el hospedaje clandestino  y la falta de promoción del país por parte de las autoridades han disparado las alarmas en el sector hotelero, a tal punto que los dueños de hoteles se han visto obligados a reducir  hasta en  un 70% las tarifas de estadía para no perder mercado.

Sara Pardo, presidenta de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), destacó que algunos hoteles cinco estrellas cuya estadía costaba  $200  la noche han tenido que rebajar  el precio hasta $60, lo que dibuja con detalles la situación del sector, que es uno de los pilares del crecimiento de la economía y una importante fuente de generación de empleos.

La Ley 80 del 8 de noviembre de 2012, en su artículo 21, prohíbe el arrendamiento en edificios o residencias que no tengan permiso de alojamiento turístico por un periodo menor a  45 días.

Alberto Quiróz, expresidente de la Red de Cámaras de Turismo de Panamá, señaló que se está registrando una guerra de tarifas, que no le hace bien a nadie.

En su opinión no era necesario rebajar las tarifas, ya que la gran mayoría de los turistas  que vienen a Panamá lo hacen por dos razones: Por negocio y por compras, por lo que añadió que esa  gente va a venir de todos modos, por lo que había que mantener la tarifas de hoteles.

Igualmente recomendó revisar con mayor detalle las cifras de entrada y salida de visitantes, ya que muchos colombianos y venezolanos entran y salen cada tres meses en condición de turistas, pero en realidad son residentes disfrazados.

Por su parte,  Enrique Pesantez, propietario y gerente general de Pesantez Tours, indicó que  otro de los  problemas que están enfrentando   es el desorden que existe en  el   servicio transporte, ya que personas sin autorización ni certificación están prestando este servicio, constituyéndose en una competencia desleal.

Los operadores que atendemos al mercado latinoamericano, que es el más competitivo en estos momentos, nos hemos vistos obligados a reducir las tarifas, detalló.

Empresas que no registradas  están brindando el servicio de taxi en el aeropuerto de Tocumen   a  $12  ida y vuelta, lo que  está afectando a las empresas debidamente autorizadas, denunció.

Pensantes sostuvo que es necesario realizar una campaña para determinar  quién está registrado y  quien no, ya que los costos operativos para nosotros están demasiado altos, mientras que estas personas  no pagan ningún tipo  impuesto.

En tanto, Liliana Motta, presidenta de la Asociación Panameña de Operadores de Turismo (Apotur), dijo que es necesario lanzar una  campaña agresiva en los cinco principales mercado de Panamá.

La dirigente expresó que aunque ya se han realizado estudios en Estados Unidos y Canadá, hay que prestarle atención a Brasil y realizar un esfuerzo conjunto para llegar con más fuerza a ese mercado.

Para Motta también es importante que las  autoridades definan  con claridad el destino del nuevo  el Centro de Convenciones de Amador, ya que, a la fecha, no sabe  con certeza si se va a construir  o no.

Y es que las empresas  mayoristas se planifican  con una anticipación de tres a cinco años, y si no se sabe cuándo se construirá esta obra no se puede promover internacionalmente.

La  presidenta de Apatour indicó que Panamá tiene productos que ofrecer  a los  turistas, por lo que le solicitó a la ATP que se involucre en la capacitación de los guías y los operadores

Por su parte, El nuevo administrador de la ATP, Gustavo Him, al referirse al  futuro del nuevo centro de convenciones, informó que se han llevado a cabo varias reuniones con la empresa constructora  y próximamente se decidirá si continuará con los trabajos o se le rescindirá el contrato.

Esto nos va a dar una  fecha efectiva de cuándo vamos a tener el Centro de Convenciones  operando,  sin embargo, dijo que se seguirá utilizando el Centro de Convenciones Atlapa, y las   fechas que  no son tan importantes se trasladarán a Figali.

Sobre el  tema de los hospedajes clandestinos, Him   aseguró que se van a tomar  acciones para contrarrestar este problema, que está afectando a la actividad turística, y no descartó que la ley pueda ser revisada para incrementar las sanciones.

En estos momentos no quiero adelantarme a dar alguna explicación porque no quiero hablar sin tener todos los elementos a manos,  pero vamos a tomar las acciones necesarias para enfrentar el problema, aseguró el funcionario.

La ATP también se ha propuesto captar al 10% de los 6 millones de personas que utilizan el  aeropuerto Internacional de Tocumen cada año, lo que representarían ingresos adicionales para los hoteles, los restaurantes y los operadores turísticos.

Los planes de la ATP incluyen, además incrementar en un 50% el número de visitantes para el 2019, promocionar al país en los cinco mercados más importantes, para llegar a los  viajeros de negocios y placer e  incrementar su permanencia en el país y con ello sus gastos.

La ATP cuenta con un presupuesto de $25 millones, de los cuales $12 millones serán destinados a publicidad institucional y $2 millones para promocionar al país como destino de congresos y convenciones. 

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia